Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

imagen de la publicación

Y está de moda:

reseteando el amor propio, disfuncionalidad

Está de moda el no querer, está de moda el callarnos y no decir lo que sentimos y pensamos como “me gustas”; está de moda alejarnos de una persona cuando nos encanta, aunque nos puedan aportar sensaciones nuevas y puede que sea la persona que buscamos. Pero tiene mucho más poder tu egocentrismo y tu cobardía y prefieres salir corriendo antes de que quedarte a averiguarlo.

 

Está de moda tener miedo a sentir, está de moda el no volver a querer porque nos rompieron el corazón y nos cerramos a darnos la oportunidad de encontrar a ese otro. No sé en qué momento aprendimos a descartar a los otros, el otro es la capacidad de tomar consciencia de la individualidad mirándonos desde una perspectiva ajena a sí mismo. Es vivir la cotidianidad de la vida en sus diversas formas cambiantes.

 

Está de moda las relaciones inmediatas o pasajeras; está de moda no comprometernos; está de moda estar sol@s aunque al llegar a casa nos duelan los huesos al acostarnos junto a un vacío, un silencio que congela el alma en donde hay preguntas y no hay respuestas, en donde agradecerías una mirada, una caricia, un te quiero, un te extrañe. Pero llevamos tantas mascaras que creemos que nos llevaran a donde queremos y es allí donde vale la pena dejar de usarlas y darnos cuenta que cada uno de nosotros es vulnerable y estamos en busca de la felicidad.

 

Está de moda vivir de placer, nada más que ello está fundamentado en el ego, porque compites con los otros y rechazamos nuestra realidad y el ego lucha con nosotros mismos.

 

Está de moda no perder el tiempo en conocer un poco los misterios del otro. Las actividades como comer, dormir, compartir en familia o con tu pareja, son consideradas pérdida de tiempo o lo dejamos para después y después nuestros familiares mueren y nuestros hijos crecen. Porque queremos condicionar y controlar todo a nuestras creencias y una vez no lo consigues hay que descartarlo y pasamos páginas porque hay algo malo en él o en ella, ya no se quiere besar a la misma persona.

 

Está de moda acariciar el alma de manera superficial por unos minutos, por unas horas, por una noche y lo hacemos desde la virtualidad porque cuando nos enfrentamos tenemos miedo a no ser aceptados, porque fingimos. ¿No sé cuándo aprendimos a tener tanta desaprobación de nuestras propias sombras?

 

Está de moda la individualidad, en donde hasta tu cuerpo te indica que juntos es mejor; no tienes dos manos porque si, dos oídos, dos fosas nasales etc. ¿lo habías pensado así alguna vez? Y a partir de dos somos un grupo. Está de moda no formar familias, está de moda pasar todo el día en tu teléfono y perderte el mundo que tenemos afuera, como la puesta del sol en la mañana, ver un atardecer, ver la lluvia caer, ver la luna, el sol, las estrellas, te invito a mirar y disfrutar.

 

Está de moda concluir todo a la primera dificultad, cuando el ser humano solo se transforma en la adversidad, en la zona de confort no sucede nada y vinimos a que sucedan cosas extraordinarias; está de moda no luchar por lo que queremos, porque hacernos las víctimas se nos hace más fácil, no somos víctimas de nada, eso lo eliges.

 

Está de moda no abrazar, porque los abrazos son virtuales, hemos olvidado los efectos terapéuticos de los abrazos estos nos permiten liberar hormonas como la oxitocina, serotonina y dopamina, las cuales generan una sensación de bienestar y felicidad y disminuyen la producción de cortisol y adrenalina que se emiten cuando nos encontramos bajo situaciones de estrés, y los abrazos son gratis procuremos abrazarnos más.

 

El querer nos asusta, el amar no existe; ya no miramos a los ojos pareciera que no sentimos o nos llenamos de multiplicidad de máscaras y se vive una vida irreal frente a tus sentimientos y emociones, porque el qué dirán es lo más importante.

 

Los invito a reflexionar ¿En qué momento nos perdimos el disfrutar el verdadero origen de estar vivos?

 

Lee otras columnas de Saslyn

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación. 

 

Fotografía: Cortesía 

 

CATEGORÍAS

opinión

Recomendados

Yo soy chocoano de nacimiento: una auto¬representación para un nuevo rumbo

RECOMENDADOS / 21 de abril de 2015

Actualmente  la  chocoanidad  vive  la  gran  crisis  de  la  auto¬representación.   . . .

Y si la muerte pisa nuestro huerto, ¿Qué dejaremos?

RECOMENDADOS / 27 de octubre de 2021

El otro día me encontraba trastornado por la noticia del asesinato del líder social del San Juan . . .

Y deja que las emociones te ayuden a vivir…

RECOMENDADOS / 11 de agosto de 2021

Las emociones son nuestra realidad, estas influyen en el relacionamiento con el otro y cualquier . . .