Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

Quibdó: La bomba de tiempo sin tiempo que el gobierno ignora

quibdó

Quibdó era un municipio tranquilo, como muchos lo llaman “La Villa de Asís” solía ser sinónimo de alegría y comunión; a orillas del rio Atrato, uno de los ríos más caudalosos del mundo, rodeado de fauna diversa y flora que parece interminable, recursos hídricos, minerales y agrícolas; pero esto solo es un verso retorico que se repite en un bucle infinito.

 

Claro que Quibdó es eso y mucho más, pero tristemente destaca por circunstancias tan ajenas a sus dones que aquellos se ven nublados por el dolor de las familias, la corrupción cotidiana y la nada sorpresiva coexistencia de grupos al margen de la ley que encuentran la zona tan poco protegida por el Estado y lo convierten en el nido de sus actividades.

 

A día de hoy la comunidad se encuentra aterrorizada, la delincuencia común ha crecido exponencialmente; las bandas criminales le han robado a los jóvenes y trabajadores la tranquilidad de la noche y el ELN ahora cierra las carreteras vitales para el desarrollo económico, mismo grupo que después de la masacre en Arauca ahora decreta un paro armado como si ese fuese su derecho, como si fueran funciones conferidas por el constituyente, como si nadie pudiera hacerles frente.

 

La extorsión se ha salido de las manos de las autoridades y justo ahora se ha trasformado en el diario vivir, ha sido imposible contener la persecución intimidatoria de las bandas delincuenciales por medio de panfletos, estas bandas buscan hacerse con los bienes (Dinero y Vehículos) que con trabajo y esfuerzo muchos han conseguido. Jorge Leudo abogado y presentador de JMD La Voz del Chocó.

 

Los líderes y lideresas sociales siguen siendo asesinados uno por uno en lo que claramente es un genocidio pero el Estado está muy ocupado asegurándose el poder para los siguientes cuatro años como para admitirlo, pero día a día y no solo en Quibdó perdemos a los portavoces de una realidad dolorosa de la nación por que aquellos pocos que se atreven a denunciarlo no son protegidos como deberían por la autoridades.

 

La juventud Chocoana está siendo diezmada, cada joven chocoano ha perdido alguien por culpa de la violencia (hermanos, primos, amigos, parejas, compañeros de clases o trabajo, vecinos y conocidos); por otro lado, muchas madres han perdido a sus hijos en esta cruzada mortal sin límite aparente y es que hasta el 21 de octubre de 2021, entre 2016 y 2021 habían muerto 586 jóvenes.

 

Como si no fuera poco, no es solo la violencia lo que está matando a la ciudadanía, los hospitales de bajísimo nivel además de los empleados mal pagados de los mismos, son escenarios de pocas oportunidades para salvar vidas; una promesa incumplida por parte del gobierno quienes nos pintaron pajaritos frente a lo que según ellos era “la realidad futura de tener un hospital de mejor nivel”, realidad inexistente hoy.

 

Lo más preocupante de la salud quibdoseña, es la falta de elementos médicos básicos en los Hospitales San Francisco de Asís e Ismael Roldan, dichos implementos indispensables para llevar a la comunidad una atención tan siquiera aceptable dada la precaria situación de la salud en el departamento. Jorge Leudo abogado y presentador de JMD La Voz del Chocó.

 

¿Y cuáles son las estrategias del Estado para combatir las ausencias y los pesares de la ciudad y del departamento del Chocó? Simple, la política criminal de la nación está basada en dos procesos previamente estudiados, organizados y verificados para asegurar la eficacia del mismo, estos son: indiferencia y violencia retributiva.

 

A día de hoy, el presidente y sus amigos del Centro Democrático se encuentran mucho más preocupados en la búsqueda de votos para el congreso y la carrera por la presidencia que no tienen tiempo para evitar otra masacre, porque tristemente sus intereses económicos no están ahí y solo somos importantes en materia electoral.

 

¿Pero qué harán cuando ya no puedan solo ignorar la situación? Lo más seguro es que ya habrán muerto decenas, estaremos sumidos en un pánico social insuperable y harán lo que siempre hacen: entrar con la fuerza del Estado, con la intención de combatir la violencia con más violencia haciendo más daño del que buscaban evitar.

 

A nuestro gobierno aún se le dificulta entender o simplemente no quieren asumir que una forma efectiva de atacar a la violencia es atacando los orígenes de la misma; normalmente se combate a los pobres y no a la pobreza, desconociendo que la desigualdad, falta de oportunidades laborales, educación y presencia del Estado eficaz es en realidad culpa del Estado.

 

Hemos aprendido a tragarnos el cuento contado por la clase política de nuestro país en el que nos quieren hacer creer que la delincuencia nace de la individualidad del ser humano cuando en realidad obedece a circunstancias de modo, tiempo y lugar que usualmente se cultivan en lugares, momentos y hechos donde el Estado ha fallado.

 

La bomba de tiempo sobre Quibdó podría explotar en cualquier momento, puede ser hoy, mañana o en un año, la cuestión no es ¿Qué podría suceder? La cuestión es ¿Qué haremos para evitarlo? ¿Qué haremos para evitar vernos como escenario de guerra entre guerrillas, bandas criminales y el Ejército?

 

En primer lugar el ejercicio electoral es importantísimo, necesitamos representantes a la cámara que velen por nuestros intereses, votar por un presidente que no crea ciegamente en esta guerra que nos sigue afectando y por último, un alcalde que no vea el municipio como su mina de oro personal, como una inversión a cual sacarles frutos.

 

Por último, aferrarnos al último gran recurso que la era moderna nos ha permitido y este es la educación; debemos seguir educando a nuestros jóvenes y a nuestros mayores, debemos seguir generando dudas, criticas, argumentos y personas capaces de pensar por sí mismas sin atender a las necesidades de una ideología política.

 

Lee otras columnas de Yesid Moreno 

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación. 

 

Fotografía: Cortesía

 

Recomendados

Yo soy chocoano de nacimiento: una auto¬representación para un nuevo rumbo

RECOMENDADOS / 21 de abril de 2015

Actualmente  la  chocoanidad  vive  la  gran  crisis  de  la  auto¬representación.   . . .

Y si la muerte pisa nuestro huerto, ¿Qué dejaremos?

RECOMENDADOS / 27 de octubre de 2021

El otro día me encontraba trastornado por la noticia del asesinato del líder social del San Juan . . .

reseteando el amor propio, disfuncionalidad

Y está de moda:

RECOMENDADOS / 18 de diciembre de 2021

Está de moda el no querer, está de moda el callarnos y no decir lo que sentimos y pensamos como . . .

Y deja que las emociones te ayuden a vivir…

RECOMENDADOS / 11 de agosto de 2021

Las emociones son nuestra realidad, estas influyen en el relacionamiento con el otro y cualquier . . .