Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

Pfizer, un lugar especialmente diverso

Sixta Rentería Valoyes, una mujer afrodescendiente nacida y criada en Medellín. Sus venas fueron bañadas por dos ríos: El río San Juan ubicado en Nóvita, Chocó donde nace su padre, Jesús Antonio Rentería, y las aguas del río Atrato en Quibdó de donde emana su figura materna, Gloria Isabel Valoyes. Es la tercera de seis hijos, cuatro hombres y dos mujeres; casada con Coco Navarro, un “chocopaisa” igual a ella; una mujer feliz, entregada y persistente. 

 

“Recuerdo a mi papá decir: mis hijos, la única herencia que les puedo dejar es el estudio; aquí todo el mundo tiene que estudiar, esto es lo único que yo tengo y es lo que me motiva a levantarme todos los días a trabajar. Yo quiero que ustedes avancen, que lleguen a una posición mejor a la que yo he tenido durante toda esta vida. Pero esto lo hago con el mayor de los gustos, porque quiero que lo logren”.

Sixta, ignorando comentarios racistas que escuchaba de personas con las que se encontraba a diario, mantenía su visión clara, la meta era ser doctora, ya que desde niña veía la medicina como magia, la magia que puede curar cualquier enfermedad; y los médicos eran como superhéroes que, con recetas, inyecciones y un estetoscopio podían lograr algo sobrenatural: aliviar cualquier herida. El respeto que su madre les tenía a los doctores la llevó a anhelar eso mismo para su vida, ganarse la admiración de cada paciente, así como la vestimenta especial que la señora Gloria se ponía para ir a sus consultas médicas.

“En el ámbito pre-laboral un jefe de cirugía un día me dijo: mire Sixta, usted tiene tres condiciones que la deben hacer pensar que no tendrá las cosas tan fáciles en la vida, una es ser mujer, otra es ser negra y la otra es que está estudiando medicina. Muy probablemente no lo percibe o no lo pensará, pero puede que tenga tropiezos en la vida por cualquiera de ellas o puede que las tres se sumen en su contra, es por eso que en este camino a usted le corresponde hacer las cosas muy bien”.

 

Su cabello natural, decidida a portarlo después de pasar por íntimos momentos identitarios la llevó a descubrir quién era en realidad, además de que se encontró con Pfizer, una entidad diversa donde jamás sintió rechazo por su color de piel o por la forma en que lleva su pelo afro.

Una vez sumergida en la entidad desde 2016, después de recorrer otras empresas y decidirse por la parte administrativa de la medicina «luego de notar que su apego por los pacientes era casi extremo», observó que esta vez transitaba por pasillos seguros, donde podía ser realmente ella, sin discriminaciones y sin miedo a la inseguridad y la desconfianza.

“En Pfizer tú encuentras diversidad de pensamientos, diversidad de posición, diversidad de género, tenemos de todo, los diferentes colores, las diferentes condiciones sexuales y todo dentro de un marco de respeto. Paralelamente aquí los empleados tienen una cantidad de cursos y plataformas que les permiten aprender sobre liderazgo, manejo de personal, gestión e incluso aspectos técnicos”.

El orgullo de trabajar en Pfizer es notorio en ella, una compañía que la ha llevado a pensar en grande todo el tiempo. El éxito, los productos y la tecnología de Pfizer le brinda la completa garantía de credibilidad y se vuelve una motivación personal a la hora de hablar con otros del lugar donde labora. Su crecimiento profesional y humano la ha dotado de fortaleza para escalar posiciones de liderazgo importantes, donde su excelente desempeño la ha hecho merecedora de reconocimientos por diferentes proyectos ingeniosos que han solucionado la forma de trabajar de muchas áreas y han permitido que la compañía brinde un servicio más oportuno a la comunidad.

“Lo que me motiva es que realmente Pfizer me ha permitido ir creciendo, hacer toda una carrera; yo me pongo a mirar y digo: yo empecé en esta parte, luego pasé a esta otra, aprendí, complementé la parte comercial que no manejaba. Entonces digamos que uno va aprendiendo sobre relacionamiento y cómo hay que priorizar la parte científica”.

Así, Pfizer se convierte en un lugar donde todos caben, donde las puertas permanecen abiertas para todo aquel que quiera ser parte, un sitio donde la diversidad tiene una bandera especial y donde mayores son los aportes profesionales que el color de piel, la raza, religión o la cultura, buscando que todos puedan vincularse con una compañía que es especialmente diversa.

Encuentra vacantes laborales en  http://carreraspfizer.com

Este es un artículo patrocinado y hace parte de la campaña ´Generación Diversa´: una apuesta por la inclusión laboral afrocolombiana de Pfizer SAS y la Revista Vive Afro.

 

Recomendados

Yurany Rosero

Yurany Rosero; vivir para servir a las comunidades

RECOMENDADOS / 16 de diciembre de 2020

Yurany Rosero Gonzales no es solo otra Bonaverense; es una lideresa perseverante con procesos de g . . .

Yajaira Perea, de corresponsal de Deutsche Welle al set de Canal Capital

RECOMENDADOS / 9 de diciembre de 2020

La comunicadora afrocolombiana es el nuevo rostro del Sistema de Comunicación Pública de B . . .

sierra nevada kogui

Ya son 4 sitios sagrados en la Sierra Nevada que han sido incendiados

RECOMENDADOS / 1 de febrero de 2022

  El 26 de enero en horas de la mañana, en la comunidad Kogui de Waiumke en la Sierra Ne . . .

Wilmer Torres, levantar el peso de la adversidad  

RECOMENDADOS / 19 de febrero de 2021

Wilmer Torres: Deportista, Top 10 a nivel mundial en levantamiento de pesas, Tecnólogo en Ecolog . . .