El pasado 9 de marzo, en la Institución Educativa Villa del Socorro en el Popular No. 2 de Medellín, se vivió el Lanzamiento del Observatorio etnoeducativo Villa Afro, un proyecto que indaga sobre la manera en la que los estudiantes afrocolombianos pueden reconocer su identidad.

 

Desde el año 2012, a manos de la docente Marcelina López Santos, se pensó el Observatorio etnoeducativo Villa Afro; un proyecto que nace con la pregunta “¿Cómo los estudiantes afrocolombianos pueden reconocer su identidad?”. Este proyecto inicia como un proceso institucional etnoeducativo para la Institución Educativa Villa del Socorro y se ha ido implementando en el contexto de la comuna 2 de Medellín, logrando ser reconocido en la ciudad en el 2018.

 

Este 2020 busca convertirse en un proyecto que incluye a todas y cada una de las instituciones educativas de Medellín. En el año 2014, a través del MOVA, este proyecto se presentó en Buenos Aires Argentina, dándose a conocer como algo innovador y que puede solucionar aquellos problemas de implementación que las cátedras etnoeducativas a veces presentan.

 

Al encuentro asistieron docentes de impacto y líderes del proyecto en los establecimientos educativos, también estuvieron cuatro grandes ejemplos de experiencia etnoeducativa en la ciudad de Medellín como: el Taita José Adalberto Muyuy Martínez, Gobernador del Cabildo de la comunidad Inga de Medellín; la maestra Leidys Emilsen Mena Valderrama, socióloga, etnoeducadora y especialista en procesos psicosociales, autora del libro “La Etnoeducación y la Cátedra de Estudios Afrocolombianos”; la lideresa del Colectivo de mujeres indígenas de Medellín, Hilda Domicó Bailarín, de la comunidad Emberá Eyabida; y Ramón Emilio Perea de Carabantú.

 

 

El espacio comenzó ambientado con música africana dedicada a las deidades orishas de la religión Yoruba, herencia ancestral Afrodescendiente; y aula en la que se realizó la charla, estaba adornada con elementos de las diferentes comunidades étnicas de Colombia, las comunidades NARP, el pueblo Rom y los pueblos indígenas.

 

Marcelina, explicó la importancia de la Etnoeducación, la Cátedra de Estudios Afrocolombianos y del proyecto, como eje articulador que entiende que, Colombia es una nación multiétnica y pluricultural y que la educación debe estar proyectada hacia la comprensión de una interculturalidad.

 

Después de la charla, todos los asistentes al evento se dirigieron a la institución Villa Niza, una de las sedes del observatorio, con el fin de mostrar algunos ejemplos de implementación del proyecto en las aulas. Por ejemplo, en el grado 8°, los estudiantes, vestidos, representando a cada uno de los principales grupos étnicos en Colombia, hicieron una exposición sobre las generalidades más importantes de cada grupo, con el fin de resaltar rasgos importantes que van más allá de lo folclórico, centrando su intervención en aspectos culturales, sociales y políticos.

 

 

Por último, a modo de reflexión, se establecieron acuerdos y se dieron aportes desde las experiencias que cada uno de los asistentes al evento tenían sobre la Etnoeducación y la Cátedra de Estudios Afrocolombianosaplicadas en las instituciones educativas de la ciudad de Medellín.

 

Fotografías: Johan Arango Cuadrado