Nuestra figura: la marca nuestra historia.

Históricamente la mujer afro únicamente ha sido reconocida por su esbelta figura, esto es: anchas caderas pompis y busto pronunciado cabello crespo en todas sus definiciones; cabe resaltar que no todas encajamos en estas descripciones, pues debido a las diferentes mezclas el concepto de lo que se considera afro se ha extendido.

 

Considero que la figura de la mujer afro, va más allá de lo que les acabo de mencionar…

 

En la actualidad las mujeres afro no solo figuramos por nuestra belleza sinigual, sino que sin importar las circunstancias nos hemos empoderado y apoderado de nuestra historia haciendo que todos estos fetiches populares vayan perdiendo fuerza; en la actualidad encontramos personas afro con el cabello alisado, con extensiones, con el cabello natural y ninguna de estas cosas las define, ya que podemos conseguir o encontramos personas que teniendo características afros no se reconocen como tal y esto obedece al desconocimiento de nuestra historia, esa historia que corre por nuestras venas que a mi parecer se constituye en un pacto de sangre, un pacto de vida.

 

Nuestra figura, la marca nuestra historia. 

 

*Abogada.

 

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

 

 

*Fotografías: Cortesía