Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

Iván Duque, el Barón de Münchhausen criollo

ivan duque

Una de las principales características de Iván Duque ha sido la mitomanía, creer que con discursos rimbombantes va a convencer a la comunidad internacional de que su preocupación ha sido la paz, la seguridad para los líderes sociales, un abanderado de las causas populares y un adalid del cuidado del medio ambiente, cuando al interior del país sabemos que estos 4 años se constituyen en los más desastrosos dentro de la historia contemporánea colombiana en cuanto a esos puntos se refieren.

 

En el siglo XVIII existió un personaje real, el Barón de Münchhausen, quien narraba con exagerada aliteración sus hazañas como militar, a tal punto que fue reconocido como un mentiroso de profesión, el mismo que inspiró al bibliotecario Rudolf Erich Raspe a crear un personaje literario, mezcla entre antihéroe y bufón, en donde narraba la mitomanía de este curioso hombre alemán. Viajar a la luna en una bala de cañón, haberse salvado de morir ahogado por su propia mano tirando de su coleta, son algunas de las hazañas con que entretenía a los incrédulos contertulios, quienes con sorna lo animaban a seguir inventando más y más mentiras entre hipócritas aplausos.

 

En la Colombia del siglo XXI ha aparecido un antihéroe, bufón quizá mejor, que sigue inspirando a muchos contertulios con sus mentiras y sus sandeces, era previsible desde luego, cuando la prensa amañada lo ponía a tocar guitarra antes que a escuchar sus propuestas de paz, cuando en los extensos espacios de entretenimiento de los mal llamados noticieros lo mostraban haciendo piruetas o, inclusive, cuando alguien le decía que era mejor usar la cabeza para pensar que para hacer toques con el balón. Así construyeron una mala versión del señor oscuro cuyo nombre preferimos omitir.

 

Mitómano, así se ha mostrado tanto al interior del país con sus propios conciudadanos, mostrando que quizá en la Casa de Nariño únicamente le permiten ver el canal Disney, de tal manera que la versión que tiene del país es la de una ficción animada al mejor estilo de Encanto, cantando en la ducha el “No se habla de….” con el nombre de sus críticos. De tal manera que el Duque Marqués ha posado más de bufón de la corte uribista que de presidente. Así lo diseñaron, así lo quisieron, con las graves consecuencias que implican sus 4 años de desgobierno, particularmente frente a la construcción de paz y a la garantía de los derechos de todos los ciudadanos, particularmente de aquellos que se encuentran en mayor riesgo, como son los lideres sociales.

 

Pero su mitomanía crece cuando sale al exterior, desde el vergonzoso papel de mensajero del innombrable ante el rey de España, como en las peores épocas del coloniaje, hasta creer que en organismos como la ONU también viven obnubilados con los Encantos de la distracción o la significación numerológica del siete. Hablar de medio ambiente y posar como garante proteccionista, mientras que en su corta y fatídica carrera política no ha hecho sino defender el fracking a toda costa, o poniendo en riesgo a las comunidades de La Guajira cuando se da permiso para explotar las pocas fuentes de agua dulce que ahí existen.

 

Creer que la “Paz con legalidad” ha sido una política exitosa, cuando son cientos los líderes sociales asesinados, cientos los campesinos acribillados, miles los colombianos que han debido dejar sus territorios para que no los maten, esa es la mentira que en su fantasiosa cabeza debe rondarle, sobre todo porque sus áulicos le pintan las verdades disfrazadas de operaciones exitosas, como las del Putumayo, donde se ratifica que la pena de muerte si existe en Colombia.

 

Hablar de su lucha contra el narcotráfico como un logro, cuando lo que se extinguen son propiedades en arriendo, cuando las fincas de los embajadores mafiosos siguen en pie, cuando se justifica por todos los medios posibles a sus funcionarios corruptos, incluida la vicepresidenta, quien sin empacho sale a justificar la vinculación de su marido frente a la expropiación de una playa, asegurando que es la manera como se genera empleo en un territorio tradicionalmente abandonado por el Estado. Esa, esa es la mitomanía  de un presidente que durante cuatro años no se logró conectar con el país nacional.

 

Por eso, Iván, al que ni siquiera le cabe el apelativo de El Terrible, pasará a la historia con más pena que gloria, llegando a ocupar el odioso primer puesto en el podio del peor presidente de la historia moderna colombiana, superando inclusive a Andrés Pastrana Arango, algo para lo que pensábamos pasarían muchas décadas, pero hasta en esto es Pastrana malo, ya que ha sido prontamente superado.

 

A todo lo anterior, se suma que a los 46 años de edad del mentirosillo, le queda mucho tiempo para seguir deambulando por entre los ubérrimos que lo pusieron, los medios que lo sostuvieron y los áulicos que lo defienden. Esperamos que no se convierta en otro López Michelsen, de quien se decía que cuando hablaba ponía a pensar al país, y así lo hacía, por eso en la cabeza de muchos colombianos pesa más un reinado que las luchas de género, el vallenato patriarcal que las manifestaciones culturales alternativas. Esperemos que este Barón de Münchhausen criollo opte por irse del país, y que su larga vida sea tan distante para los colombianos como lo es la visión que tiene del país que él mismo ayudó a seguir destruyendo.

 

Lee otras columnas de J. Mauricio Chaves 

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Fotografía: Filmaffinity  

 

Vive Afro, 7 años haciendo periodismo étnico digital

 

CATEGORÍAS

Opinión

Recomendados

Yo soy chocoano de nacimiento: una auto¬representación para un nuevo rumbo

RECOMENDADOS / 21 de abril de 2015

Actualmente  la  chocoanidad  vive  la  gran  crisis  de  la  auto¬representación.   . . .

Y si la muerte pisa nuestro huerto, ¿Qué dejaremos?

RECOMENDADOS / 27 de octubre de 2021

El otro día me encontraba trastornado por la noticia del asesinato del líder social del San Juan . . .

reseteando el amor propio, disfuncionalidad

Y está de moda:

RECOMENDADOS / 18 de diciembre de 2021

Está de moda el no querer, está de moda el callarnos y no decir lo que sentimos y pensamos como . . .

Y deja que las emociones te ayuden a vivir…

RECOMENDADOS / 11 de agosto de 2021

Las emociones son nuestra realidad, estas influyen en el relacionamiento con el otro y cualquier . . .