Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

“En Pfizer tengo la tranquilidad y la libertad de ser yo misma”

El nacimiento de Indira Milena Romero Cabarcas se dio en la fría ciudad de Bogotá, pero a sus dos años de edad se trasladó con su familia a los 31°C de Cartagena de Indias, debido a una lesión en la rodilla que sacó a su padre fuera de las canchas de fútbol.

 

En dicha ciudad terminó de pasar su niñez, estudió todo el bachillerato y en Barranquilla se preparó profesionalmente, aunque su sueño era estudiar medicina, encontró en la fisioterapia un énfasis en terapia cardiorrespiratoria, lo que le permitía estar íntimamente ligada a la labor de un médico y así se pudo graduar con honores de la universidad.

Ser la mayor entre sus hermanos maternos y paternos, y la única mujer de toda la familia, abrió el campo para vivir de cerca la timidez que muchas veces la privaba de hacer cosas y convivir en un entorno principalmente masculino, lo que la hizo aún más resiliente.

Haber vivido en la costa, su color de piel y su cabello creaba un sesgo en los demás, expresándose a través de comentarios, chistes y bromas que creaban cierta incomodidad en ella; a eso se le sumaba el haber estudiado becada en un colegio de “blancos” y ricos y el trabajo en un hospital estrato cinco, donde los pacientes adinerados la intentaban humillar, afectando muchas veces su autoestima.

 

“Yo siempre me caractericé por la excelencia en mi trabajo, como me encantaba y me gustaba tanto, siempre intentaba ser la mejor (…) hacer bien las cosas y creo que en todos los lugares que he laborado siempre he dejado la misma huella, una huella positiva”.

Un diplomado la hizo retornar a la capital, allí también pasó por diferentes clínicas, conoció la parte administrativa y la docencia. En 2016, Pfizer se cruzó en su camino, después de que la multinacional comprara la empresa donde laboraba. Al entrar se encontró con nuevos retos, pero siempre sintió el respaldo de una compañía que ama la transparencia y se preocupa por la estabilidad emocional de sus funcionarios.

 

“En Pfizer nos gusta hablar claro, sin tapujos, con respeto eso sí, pero decir lo que tú sientes, lo que eres, lo que piensas; aquí es necesario tener valentía y coraje, ya que ellos te brindan la tranquilidad, y con estos elementos la relación laboral fluye en un buen sentido y se crean canales de comunicación eficaces”.

En su ingreso a Pfizer tuvo la oportunidad de ser reconocida por su desempeño, esto la hizo merecedora de un viaje a Nueva York, junto con su hija. Allí tuvo la posibilidad de conocer la casa matriz de Pfizer, lo que sin duda significó una gran felicidad para ellas, ya que nunca se habían cruzado con una experiencia similar.

Con la alegría, el coraje, la equidad y la excelencia como valores base, Pfizer impulsa al personal para que viva esta cultura, innovando constantemente con el fin de impactar el bienestar de cada paciente. En esta organización más que la productividad, nos preocupamos por la felicidad de nuestros colaboradores, creando oportunidades de crecimiento a nivel personal y laboral.

 

“Yo siento que mi vida laboral cambió muchísimo cuando entré a Pfizer. Lo bueno de esta compañía es que no solamente puedes crecer de manera vertical, sino también de manera diagonal, horizontal, en zigzag”.

Los tiempos continuarán y Pfizer seguirá abriendo nuevos caminos para todo aquel que quiera ser parte de una compañía en constante crecimiento, donde todas las voces son tenidas en cuenta y no hay lugar para acepción de personas, “nos interesa más encontrar gente con propósitos definidos y que aspiren a cumplir sus sueños con tenacidad, teniendo la plena convicción de que alcanzarán sus objetivos más deseados”, puntualiza Indira.

Su historia es el vivo reflejo de que siempre hay oportunidad para algo mejor, que ser persistentes tiene excelentes recompensas y más cuando cuentas con una empresa que ve más allá de lo exterior.

“Aquí todos son bienvenidos, no importa de qué religión seas, no importa qué piensas, no importa lo que creas, si eres hombre, mujer o te identifiques con otro género; si de verdad tienes habilidades y la actitud correcta, siempre tendrás las puertas abiertas. En Pfizer cabemos todos, a pesar de nuestras diferencias, el respeto hace que nos podamos sentar en el mismo lugar, crecer y hacer crecer a esta compañía tan maravillosa”, resalta Indira.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Revista Vive Afro (@viveafro)

 

Encuentra vacantes laborales en carreraspfizer.com

 

Este es un artículo patrocinado y hace parte de la campaña ´Generación Diversa´: una apuesta por la inclusión laboral afrocolombiana de Pfizer SAS y la Revista Vive Afro.

 

Recomendados

Yurany Rosero

Yurany Rosero; vivir para servir a las comunidades

RECOMENDADOS / 16 de diciembre de 2020

Yurany Rosero Gonzales no es solo otra Bonaverense; es una lideresa perseverante con procesos de g . . .

Yajaira Perea, de corresponsal de Deutsche Welle al set de Canal Capital

RECOMENDADOS / 9 de diciembre de 2020

La comunicadora afrocolombiana es el nuevo rostro del Sistema de Comunicación Pública de B . . .

sierra nevada kogui

Ya son 4 sitios sagrados en la Sierra Nevada que han sido incendiados

RECOMENDADOS / 1 de febrero de 2022

  El 26 de enero en horas de la mañana, en la comunidad Kogui de Waiumke en la Sierra Ne . . .

Wilmer Torres, levantar el peso de la adversidad  

RECOMENDADOS / 19 de febrero de 2021

Wilmer Torres: Deportista, Top 10 a nivel mundial en levantamiento de pesas, Tecnólogo en Ecolog . . .