Del 29 de septiembre al 23 de octubre Participa de nuestro premio Contar lo Nuestro

El reto de ser mujer y afrolatina

Este 25 de julio es el día de la mujer Afrocaribeña, Afrolatina y de la Diáspora, un día para conmemorar nuestra hermandad y nuestros triunfos.

 

Ser una mujer hija de la diáspora africana en América, encierra un universo de diversidades corporales y sexuales, de sincretismos religiosos y culturales, de pensamiento mágico y de sabiduría. Es habitar el mundo en un cuerpo que cuenta muchas historias solo con su presencia en el espacio.

 

La conmemoración y fecha del día de la mujer afrocaribeña, afrolatina y de la diáspora, fue declarada en el marco del primer encuentro de mujeres negras en República Dominicana en el año 1992, en la que participaron cerca de 400 mujeres de diversos países latinoamericanos, que se reunieron para analizar las secuelas del racismo y el sexismo en la región. De allí surge que esta fecha como una forma de articular acciones conjuntas, de recordar las luchas históricas y como celebración de fuerzas políticas, individuales y colectivas.

 

Día tras día podemos ver cómo nuestras mujeres han ganado terreno por el punto de partida, para la lucha hacia la reivindicación, visibilización de la mujer afro, y todo su aporte cultural y social en la confirmación de los Estados, una lucha marcada por la incidencia para el cambio y transformación estructural de la discriminación racial, violencia, sexismo, exclusión, pobreza y migración.

 

Han pasado 28 años desde entonces, en esta fecha se realizan acciones de sensibilización, reconocimiento, análisis, debate, entre otras, con el fin de luchar por el reconocimiento de los derechos y oportunidades de las mujeres afrocaribeñas, afrolatinas y de la diáspora, quienes lamentablemente son vulneradas por ser mujeres y afrodescendientes.

 

En este 25 de julio me alegro por las mujeres negras de Colombia y de América Latina, pienso en todas y cada una de mis hermanas de la diáspora, las siento a todas en mi piel, las llevo a todas en mis pensamientos, las imagino grandes, diversas, fuertes, inteligentes, hermosas y poderosas.

 

Veo mujeres maravillosas que han construido familias preciosas, naciones pujantes y carreras brillantes. Veo mujeres que dan ejemplo de identidad, resistencia y excelencia.

 

No obstante, la historia de las mujeres afrodescendientes en América Latina y el Caribe carga las marcas y las consecuencias de la colonización europea, incluso en la actualidad, después de terminadas las administraciones coloniales, todavía, en nuestros días se respiran las desigualdades y rechazos para las mujeres afro, la falta de oportunidades laborales, educativas y el desplazamiento forzado son retos que aun cuesta derribar.

 

El incipiente avance observado en la producción estadística sobre mujeres negras y afrodescendientes, ha sido consecuencia de los esfuerzos originados desde las organizaciones de personas afrodescendientes, los gobiernos, las agencias y organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas, entre otras, que han denunciado la discriminación y negación cultural que implica la invisibilidad estadística.

 

Las mujeres afrolatinas, afrocaribeñas y de la diáspora llevan en su espalda el reto de trabajar por el desarrollo de distintas políticas públicas, que beneficien a la población afrodescendiente en el continente americano.

 

Hoy, abrazo a todas mis hermanas de la diáspora y agradezco a nuestras ancestras los dones y las luchas que nos heredaron, les agradezco que nos enseñen a florecer en las condiciones más adversas. Cuando veo a las plantas romper el asfalto y florecer en vibrantes colores, pienso en nosotras, las afrolatinas, juntas estamos rompiendo todas las barreras de este sistema racista y patriarcal, y cada vez seremos más mujeres afrolatinas diversas reclamando los espacios que nos han negado históricamente.

 

Ver más columnas de Ginna Litceth

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación. 

 

 

*Fotografías: Cortesía

 

CATEGORÍAS

Opinión

Recomendados

Yo soy chocoano de nacimiento: una auto¬representación para un nuevo rumbo

RECOMENDADOS / 21 de abril de 2015

Actualmente  la  chocoanidad  vive  la  gran  crisis  de  la  auto¬representación.   . . .

Y si la muerte pisa nuestro huerto, ¿Qué dejaremos?

RECOMENDADOS / 27 de octubre de 2021

El otro día me encontraba trastornado por la noticia del asesinato del líder social del San Juan . . .

reseteando el amor propio, disfuncionalidad

Y está de moda:

RECOMENDADOS / 18 de diciembre de 2021

Está de moda el no querer, está de moda el callarnos y no decir lo que sentimos y pensamos como . . .

Y deja que las emociones te ayuden a vivir…

RECOMENDADOS / 11 de agosto de 2021

Las emociones son nuestra realidad, estas influyen en el relacionamiento con el otro y cualquier . . .