Jueves, 13 Febrero 2020

¡Que te llamen emprendedora!

Como mujeres, cada día debemos apropiarnos de múltiples denominaciones que nos acompañan, ¡empresaria debería ser una de ellas!

Por: Laura Andrea Zuñiga

Publicista y mercadóloga

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

 

Ser mujer hoy en día es cargar a nuestras espaldas con una variedad de nombres que suelen definirnos en la vida: hija, hermana, esposa, madre, trabajadora, pero ¿Empresaria? es algo poco usual de escuchar al momento de definirnos y menos si esta mujer tiene la piel oscura.

 

Las dinámicas sociales han cambiado, aunque no a la velocidad que queríamos, haciendo que las brechas que nos alejaban como mujeres, de desarrollar las diferentes facetas de nuestras vidas fueran derrumbadas, elegir el camino que queremos recorrer ahora si es una posibilidad más tangible que lo que era hace unos años.

En cuestión de números, la cantidad de mujeres que emprende en las principales ciudades del país va en aumento, lo cual es un gran logro ya que habla de nuestro compromiso con la búsqueda de la independencia económica, alejándonos de problemáticas como ser víctima de abuso y violencia doméstica, emprender no es solo la búsqueda de mayores ingresos económicos, es propender por el bienestar y desarrollo personal en todos los aspectos de nuestra vida.

 

Como mujeres pertenecientes a una “minoría” étnica llámese: negra, afrodescendiente, raizal, palenquera o indígena, nuestra perspectiva del emprendimiento toma un tinte diferente, en un país como Colombia donde nuestro género compite siempre tres pasos atrás, ahora hay que sumarle el hecho de que nuestra etnia ´no genera ninguna ventaja´; el valor del emprendimiento femenino cobra mayor importancia, ya que este puede ser nuestro mayor acto de rebeldía, de contradecir los estereotipos y generar entornos sociales más equitativos con el ejemplo.

 

 

Antes de salir al mundo a derribar las brechas de desigualdad, es necesario cambiar el chip que nos dice que nos somos suficientes, que eso no es para mujeres, que nuestro lugar es solo en las tareas del hogar… si logramos desaprender ese tipo de imaginarios podremos encontrarnos a nosotras mismas en lugares donde nuestra confianza no se vea quebrantada, como emprendedoras no debemos apuntar a lograrlo todo, lo principal siempre es enfocarnos en ser buenas, nadie discute con la excelencia y como mujeres no podemos darnos el lujo de dar pie a ningún tipo de comentarios que hagan que otros duden de nuestras capacidades de liderazgo.

 

A pesar de lo fuerte del panorama, el diferencial de una emprendedora siempre será la lupa con la que puede observar el día a día, las dificultades propias de la forma en cómo nos movemos por el mundo nos han obligado a resolverlas con astucia y creatividad, así son los emprendimientos femeninos, ese es nuestro súper poder, la solución de problemas desde los ojos de una mujer es siempre la búsqueda de soluciones desde lugares insospechados.

 

 

¡Así que seamos valientes!, cambiemos nuestra imagen ante nuestras comunidades, seamos una hermandad que construye puentes en búsqueda de la independencia económica y una sociedad más equitativa, donde ser madre y emprendedora no sea una sorpresa, donde ser joven y emprendedora sea otra virtud, donde denominarnos emprendedoras no compita con las otras áreas de nuestras vidas y por el contrario nos permita reestablecer el equilibrio que a veces el cargar tantos nombres a cuestas nos hace perder. 

 

*Este artículo hace parte de "Emprende Afro", proyecto ganador de la Beca para la creación y circulación de contenidos periodísticos sobre economía naranja, Ministerio de Cultura, 2019 - 2020.

 

Conoce más información sobre Emprende Afro aquí

 

 *Fotografía: Archivo Vive Afro

Lea También

  • Negocios con valor

    La innovación cuesta y mucho, hay que abandonar el enamoramiento ciego por nuestras ideas y ofrecer productos y servicios que sean realmente valiosos y no solo por su precio.

  • El autorreconocimiento como inspiración para emprender

    Al momento de emprender buscamos ser los más originales e innovadores, pero a veces olvidamos que abrazar nuestras raíces étnicas puede ser la chispa que detone una idea genuina y ganadora. 

  • Las caleñas se preparan para vivir el Festival Kalimas

    Este 14 y 15 de diciembre en la zona verde de La 14 de Valle de Lili en Cali, se vivirá la primera versión del Festival Kalimas, un espacio para apoyar el emprendimiento local de las mujeres.

  • Todo listo para la “Caleñidad hecha emprendimiento”

    Estos son los emprendimientos seleccionados para formar parte de la muestra empresarial “Caleñidad hecha emprendimiento” que se realizará del 25 al 28 de diciembre en el Bulevar del Río Cali, en el marco de la Feria de Cali...

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín