Jueves, 30 Enero 2020

Las vidas negras importan

Que bueno fuera que respetaran la condición humana, que respetaran la manera en la que cada persona elige llevar su cabello o vestirse, porque complacer a todo el mundo no es tarea fácil.

Por: Saslyn Mena*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

La belleza de los hombres y mujeres negras se ha visto históricamente marcada por una serie de estereotipos que anulan de una manera absurda los diferentes estándares de belleza, y ahora que muchas mujeres y hombres nos estamos descolonizando, no solo estéticamente, si no también mental e intelectualmente, la sociedad de privilegio ha convertido nuestras características y rasgos estéticos en moda, haciéndonos sentir aceptados, pero la realidad es otra, estas personas en su gran mayoría continúan tratándonos de manera despectiva frente a una historia que lleva muchísimos años de haber sido contada y de una manera cruel haciéndonos sentir esclavos, culpables y vulnerables. 

 

Ya basta de cargar con situaciones implícitas en nuestro accionar y en la cotidianidad de nuestras vidas, porque nosotros también importamos y hemos hecho historia en este mundo; sentimos, soñamos, poseemos emociones, las mismas que tienen los demás seres humanos, nuestras vidas son iguales a las demás personas, ya basta de hacernos sentir como que nuestras vidas no importan, ya basta de críticas que nos disminuyen como seres humanos, las negras y los negros estamos vivos y somos capaces de lo que nos propongamos hacer en nuestras vidas, igualmente sumamos.

 

Además estas personas que viven estereotipando la condición humana y el accionar de la gente negra, deben entender y saber que somos diferentes en muchos aspectos físicos, culturales, sociales, ambientales y mentales como todos los seres humanos, la diferencia es el color de la piel y la manera como llevas tu cabello natural que no es fácil, es una tarea diaria y lo haces cuando aceptas quién eres y que vales no por un cabello sino por lo que llevas dentro. 

 

Nos enfrentamos constantemente a preguntas incómodas, críticas, miradas, murmullos, discriminación.

 

Que bueno fuera que respetaran la condición humana, que respetaran la manera en la que cada persona elige llevar su cabello o vestirse, complacer a todo el mundo no es tarea fácil, por eso les digo sean felices y complazcan a un ser humano y ese se llama usted. Llevar tu cabello como quieras es un desafío que se vuelve personal, social, cultural, ancestral, es una decisión que cuesta y enfrentarte a las diferentes preguntas no es fácil, detrás de esta piel hay una persona que eligió ser feliz porque algo en ella cambió, se empoderó, se descolonizó y decidió mandar al carajo estos estándares de belleza que no existen y se eligió antes que a los demás. 

 

Y no solo es la estética, hay un tema que es importante abordar cuando tomamos la decisión de no buscar aceptación si no que decido, elijo y entiendo que hago parte de una realidad. Que, aunque la sociedad se empeñe en cosificarme, digo: yo existo y soy capaz y no necesito de tu aprobación porque, me amo, me acepto y me apruebo como ese hombre o esa mujer negra que nació con habilidades y capacidades diferentes como lo son el resto de los seres humanos. Y me muestro al mundo como soy y me enfrento a un machismo y racismo estructural que sea naturalizado en donde nuestra corporalidad se ha hipersexualizado, viéndonos como objetos sexuales y separan a ese ser humano de esa corporalidad. Dañando su esencia para transcender en el mundo que les rodea.

 

Señores y señoras detrás de nuestras vidas negras, al igual que ustedes estamos construyendo vidas o sea nuestros hijos, primos, sobrinos a los que deseo enseñarles que la belleza es subjetiva. Que las niñas, niños y adolescentes negros también hacen parte de esa belleza diversa en la que habitamos, que esas vidas son importantes, que su belleza es única y que nadie tiene derecho a hacerlos sentir que no son bellos.

 

*Psicóloga

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Saslyn

 *Fotografía: cortesía.

Lea También

  • ¡Pacífico, tú no tienes por qué estar llorando así!

    El Pacífico necesita una transformación profunda y que a su vez existan dirigentes que quieran de manera real el desarrollo de la región.

  • El silencio, en tiempos del Coronavirus

    Por estos días que llegó el Covid-19 a nuestras vidas, pienso que esta situación nos abraza a todos sin importar raza, edad, posición social; nos congela un silencio lleno de miedos e incertidumbres, llegando al punto de que escuchamos los latidos de nuestro corazón, de la respiración, te tomas el tiempo de observarte y de repensarte.

  • En Wakanda también abortan: Investigación exploratoria

    Sin importar el contexto cultural en el que vivamos, el derecho a decidir CUÁNDO tener hijos es esencial para la liberación de la mujeres, y en qué condiciones llevarlo a cabo, es un asunto estrictamente de SALUD PÚBLICA; algo que denominamos "maternidad voluntaria".

  • Barreras y triunfos de las mujeres afrocolombianas

    La historia de las mujeres afrodescendientes en América Latina está marcada por una estructura de dominación y poder, basada en la idea en que el color de la piel, rasgos fenotípico y género determinan la posición social y el acceso a las oportunidades y derechos. 

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín