Jueves, 22 Junio 2017

Yudis Rivas, la mujer “Afro Power”

Soy una mujer que no se queda quieta, quiero contar lo que aprendo, lo que siento, cuando comencé con Afro Power todo se relacionó, porque las raíces y la historia son sinónimos de la cultura afro.

twitter
facebook

Por: Andrés F. Guaraca

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Eran las 4:30 de la tarde de un día de septiembre. El lugar de encuentro para la reunión era la Universidad de Antioquia. Sentada por barrientos, en uno de los 3 mil ejemplares de árboles que se encuentran en la ciudad universitaria, entre la sombra que propinan sus enormes ramas, con una sonrisa se encontraba Yudis Rivas Moreno.


Una estudiante de historia que cursa el quinto semestre en la alma máter

Esta Vigieña de 21 años que emprendió hacia la capital de la montaña con la esperanza de progresar y salir adelante. Según cuenta, Vigía del Fuerte, fue la tierra que la vio nacer, y Medellín, el lugar que la ha convertido en una mujer emprendedora. “Cuando nací, lo hice en Vigía y a los nueve meses mi mamá, Ana Lucia Rivas, me trajo para Medellín, después, cuando tenía diez años, me fui nuevamente y cuando terminé la escuela, mi madre decidió que me viniera hacer el bachillerato y acá me quedé”.
Con su nuevo look, unas trenzas “Box Braids” que se deslizan entre sus hombros, y con una sonrisa que no se desvanece de su rostro me dice que a pesar de tener a su familia en la ciudad no vive con ellos, porque siempre le ha gustado la independencia, ser libre, y no le gusta que la condicionen, porque eso la limita a no aprender cada día. “Me gusta valerme por mí misma. Aprender de la vida, ir siguiendo mí camino. Por eso vivo sola, para tener la capacidad de aprender de la vida, del mundo y de iniciar a construirme”. Agrega.
Siempre se ha caracterizado por ser disciplinada, buena estudiante y amable con las personas. Esto último le ayudó en su sueño de ser una profesional, que al terminar la técnica de secretariado en el Sena, y realizar las prácticas en la Secretaría de Tránsito. Sus compañeros de trabajo, decidieron recolectar fondos y pagarle el primer semestre a Yudis, una mujer apasionada por lo que hace, que, hasta el día de hoy ha buscado la forma de mantenerse en la universidad de la cual espera graduarse.
“Después del primer semestre, estuve en Presupuesto Participativo, luego con el Fondo de las comunidades negras, y Jóvenes en acción. Y por último, decidí crear con un compañero una micro empresa virtual de camisetas estampadas que me ha ayudado en mis gastos económicos”.



Afro111 T¬shirts. Es una empresa virtual de estampados que funciona hace un año y ocho meses, con el objetivo de dar a conocer por medio de algunas colecciones la diversidad en todas las culturas, como por ejemplo: aquella colección de diosas negras, mitológicas y ancestrales, que permitió a las personas reconocer la cultura afro. También le ha ayudado a ser creativa con los diseños, porque como bien dice. “Hacer mis propios diseños me permitieron tener una economía estable, pero haciendo énfasis en que las personas reconozcan que también hay diversidad en todo”.
Esta mujer que vive la vida y aprende de ella, comenzó en el negocio, pintandolas camisetas, para luego venderlas en el tradicional mercado Sanalejo, que se realiza el primer sábado de cada mes en el Parque Bolívar.
El esfuerzo, la pasión y las ganas con su microempresa, la llevaron a dejar los pinceles y comenzar a estampar, con tan buena acogida en el mercado, que desde el mes pasado ha estado haciendo envíos nacionales. Su alegría la caracteriza, esta vez, su sonrisa no le permite decir las cosas, las carcajadas llegan sin aviso, es espontánea. Toma un respiro, disfruta de la vida, de los momentos, y retoma esa anécdota por la que se reía. “El primer día que decidí ir con mi amigo a Sanalejo, vendí solo una camiseta de diez que había hecho, pero como soy constante, al día siguiente solo me quedaba una”.
Y como si fuera poco, también tiene un canal en Youtube, que se llama Afro Power, en el que sube videos sobre todo lo que aprende de la cultura afro. La idea surgió como dice ella con una compañera a finales del año pasado, pero al ver que su amiga se había graduado a principio de este año y su nuevo trabajo le demandaba mucho tiempo, Afro Power, iba quedando en el olvido. “Las dos pensamos que íbamos a seguir haciendo esto, incluso los dos primeros videos los hice con ella y están ahí, pasaron seis meses para reactivarlo, y así seguí, sola, para retribuir, para contar lo que yo aprendo y de lo que yo siento, para enseñar que el cabello afro es bonito, desde ese momento todo se relacionó, porque las raíces y la historia son sinónimos de la cultura afro”.
Es una mujer que no se queda quieta, qué, como dice su mamá, es una apasionada que siempre lleva todo al extremo. Ingresar a la universidad, fue el momento para abrir su mente y su mundo sobre la historia afro en la región, en Colombia y en América Latina.
“Cuando entré a la universidad, inicié a investigar el tema afro. Cuando hablaron en las clases de historia sobre los afro comencé asistir al grupo Afro UdeA, y a mí me comenzó a interesar mucho. De ahí en adelante, mis trabajos y las investigaciones las realizo en torno a la historia afro, de ahí las colecciones de las camisetas, sobre los temas que voy descubriendo”
En un cuaderno hace sus propios libretos, en las páginas iniciales tiene la lluvia de ideas de sus vídeos. Es una mujer que anota todo lo que se le ocurre, con la cámara del celular se graba, y viendo algunos tutorial ha aprendido a editar sus grabaciones caseras. “Todo lo que escribo son ideas, hay muchas personas que me postean, diciéndome, ‘tengo este problema’, entonces comienzo a investigar y a ver otros youtubers, al final, aprendo sobre eso y le ayudo a las personas a conocer sobre los diferentes temas”.



Una vez más su sonrisa refleja la tranquilidad y la alegría de hacer las cosas bien, de ayudar a otro sin pedir nada a cambio. Yudis Rivas, como se hace conocer, es llamada por otras mujeres que ofrecen algunos productos que no ve con ojos de publicidad, sino más bien como solidaridad entre mujeres, que buscan un cambio social hacia la comunidad. "Me hace feliz que también estén emprendiendo, que ellas también estén creando sus empresas, que quieran crecer, que estén cambiando las dinámicas de su comunidad. Eso se convierte en una cadena de ayudarnos todas".
Siendo las 7:00 p.m. de un día de septiembre, luego de una conversación amena, Yudis, se despide con el sueño de estudiar una segunda carrera, de poder servir más a la comunidad afro, y con una nueva idea para hacer su próximo video, que va tener la temática de ¿cómo me hago las trenzas?. Que según ella, “no todas las mujeres tienen la facilidad económica para ir a una peluquería y hacerse una trenzas ‘Box Braids’”.


 
*fotografías: Andrés Guaraca