Viernes, 30 Noviembre 2018

Yancy Castillo y su pasión por la comunicación

A principios de este año Yancy fue reconocida por el Ministerio del Interior, en la primera versión que realiza el gobierno nacional de ‘líderes que inspiran’ para destacar los aportes en comunicación étnica que ha realizado a las comunidades afro.

twitter
facebook

 

Por: Kelly Gutierrez Cobos

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Yancy Castillo Jiménez nació en Cali. Su pasión por el periodismo y las comunicaciones comenzó con el tema audiovisual pues llegó en el 2006 a la fundación Afroamérica en la cual trabajaba con un grupo de jóvenes del Distrito de Agua blanca (Ver La otra cara de Cali) y hacían su propio noticiero. 

Esta primera experiencia marcó un camino, quien ya se perfilaba como comunicadora, en ese entonces el director de la fundación decide crear el Magazine Sello Negro y en el cual Yancy era la presentadora y realizadora de las notas.

El Magazine Sello Negro que se emitía de manera semanal por TelePacífico y posteriormente por Señal Colombia, tenía como slogan “la voz de los afrocolombianos” y fue un programa pensado y realizado con los jóvenes de Agua Blanca. “Nos dedicamos a hablar de política afrocolombiana, de las consultivas, de la Ley 70, si se estaba implementando o no, poder identificar líderes rurales que vivieran en Cali inicialmente, pero también nos desplazamos al Cauca, poder hacer unas notas con líderes y lideresas, en ese momento en el país no había un programa que tuviera una emisión semanal y que pudiera hablar del tema”.

 

 

Luego de esta experiencia, Yancy llega a Bogotá en el año 2008 a estudiar comunicación social con un énfasis más en lo comunitario mientras se desempeñaba como fotógrafa en Corferias. ¡Y que mejor elección! si desde mucho antes su ejercicio comunicativo se había concentrado no solo en el tema audiovisual sino en estar y relatar las temáticas de los consejos comunitarios, la gente en los barrios, con los jóvenes y los procesos alternativos.

Posteriormente se radica un tiempo en Estados Unidos a hacer una actualización en generación de contenidos, estrategias de comunicación para organizaciones alternativas y sociales con el Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos y a su regreso a Colombia comienza una especialización en Gerencia Social.

Fue coordinadora de comunicaciones del Movimiento Nacional Cimarrón desde la cual lideró el proceso de formación política y de mujeres afrocolombianas residentes en Bogotá que en su mayoría estaban en condición de desplazamiento, posteriormente trabajó en Canal capital, en la Bogotá Humana visibilizando el trabajo de las personas afrodescendientes y en RCN Noticias.

 

 

Luego llega una de las oportunidades más esperadas, la de trabajar con Señal Colombia en un proyecto llamado Pescando Ando, que buscaba mostrar todas las dinámicas, empresariales y económicas, que hay alrededor de la pesca. Mientras se embarcaba en un viaje para conocer de cerca todo lo que conforma esta práctica tan propia del Pacífico y el Atlántico, recorrió estas zonas durante varios meses y se encontró con familias e historias de pescadores, en la Guajira, Santa Marta y San Andrés justo antes de perder el mar con Nicaragua. Ya no era entonces un tema solo de pesca, sino que también pasaba por temas políticos.

Después de Pescando Ando, Yancy se toma un descanso de las arduas grabaciones y de la vida agitada, dándole espacio a temas más personales como su embarazo y también dedicarse por completo a ese plan mamá que había proyectado en su vida. 

 

 

Posteriormente empieza a trabajar con la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas, CNOA, allí liderando el área de comunicaciones participando en la creación de contenidos etnoeducativos como el libro digital Leilani y el programa radial Huellas de Africanía que ya lleva un año al aire.

Yancy, a pesar de tener poco tiempo, procuró estar pendiente de diferentes procesos sociales acompañando a las chicas de Bámbara, Entre Chontudas, Afroamérica 21, a la diseñadora Greta Huffiston con sus collares y accesorios, detrás de todos estos procesos hay historias que merecen ser contadas. En el festival de cine afro, que se presentó en Bogotá, Yancy se estrenó como directora de una serie llamada Siete por cuatro, que es la historia de cuatro mujeres líderes empresarias que se destacan por generan empleo en Bogotá sin olvidar el legado ancestral. Siete por cuatro son siete minutos para contar cuatro historias.

 

 

De sus experiencias en distintos medios de comunicación afirma que estar en Canal Capital le brindó seguridad para llegar a un canal como RCN y proponer temas para hacer noticias. Su cabello también fue algo sencillo de manejar, lo usaba natural, con trenzas o cualquier otro look. En Señal Colombia la experiencia fue maravillosa para Yancy, por la temática, el trabajo en grupo, el hecho de viajar a muchos lados. En ningún medio de comunicación ha tenido dificultades por su estética.

Yancy apoya la creación de medios independientes, pues cree en ellos son una posibilidad de consolidar contenidos propios y visibilizar la población afro en el país. Destaca el valor de los medios regionales tanto en contenido como en la posibilidad de aprender de ellos. Para Yancy el tema de los medios de comunicación independientes debe fortalecerse articulando proyectos, así como el Festival de Cine Monicongo que se realiza ahora en Bogotá y aunque no está totalmente consolidado desde ya es una plataforma importante de contenidos afro. 

 

 

El tema de los medios independientes es buscar un lugar para un tema en particular, donde el contenido, en este caso afro, se genere en espacios apropiados para su difusión, así hasta ser un medio fuerte que pueda distinguirse en eventos más grandes en todo el país. 

Actualmente Yancy es coordinadora de comunicaciones del Centro de Estudios Afrodiaspóricos CEAF de la Universidad Icesi. Para el próximo año, Yancy, planea estudiar cine pues está cien por cien enfocada en el tema audiovisual, aunque no sabe el lugar, sus estudios serán fuera del país. Después de eso le encantaría ser ministra de las Tics pues cree que desde allí realmente se hace transformación como afro.

 

 *Fotografías: cortesía.