Domingo, 11 Junio 2017

Ustedes son negros y yo soy blanco

“El peor enemigo del ser humano, es el ser humano mismo” Héctor Abad Gómez.

twitter
facebook

Por: Robinson Mena Martínez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Hace bastante tiempo, luego de llegar a la ciudad de Medellín procedente de Quibdó, tuve amores con una mujer antioqueña, de tez blanca, una medellinense, una “paisa” que es el gentilicio con el que se conoce a las personas autóctonas de esta parte del país. En mi consuetudinaria asistencia a los corrillos de mi gente negra, ella escuchaba mucho la premisa “ustedes son negros y yo soy blanco” y/o “ustedes son blancos y yo soy negro”, frase que por supuesto, desconocía o no entendía su significado, ya que salía de la voz de gente de raza negra. Cavilando, se preguntaba, ¿cómo así que un negro dice no ser negro sino blanco? no entiendo!! 

Al elevarme su inquietud, le respondí: se trata de un vocablo coloquial nuestro, que significa o da a entender, que no se está dentro o que no se hace parte de algo, que no me importa, que el problema es de ustedes, que me aparto, que no tengo nada que ver, que allá ustedes etc.

Utilicé el prefacio anterior, para adentrarme en un reciente tema de racismo, que a veces, y por parte de algunos paisanos, no se toma como tal, y que se prefiere estar al  margen, apelando a la idea de que si no es conmigo, no me importa.

El hecho es el siguiente: a principios del mes de diciembre del año 2017, un grupo de docentes y estudiantes autóctonos del municipio de Tadó que pertenece al departamento del Chocó, se encontraban en una visita de rutina en un  almacén llamado Alkosto en la ciudad de Pereira, quienes fueron denigrados por dos vigilantes, entre ellos una dama, con frases racistas como “quien dejó entrar a estos micos”, además de permanecer detrás de ellos en actitud de vigilia, durante toda su estadía en el almacén aduciendo que por su color de piel eran ladrones. 

Por su puesto que el hecho generó repudio, tanto así, que el movimiento CIMARRÓN (ente que vela por el bienestar de la población negra en el departamento de Risaralda), entabló una acción legal en el marco de la ley 1482 de 2011 conocida como la ley antidiscriminación.

Ahora bien, el luchador antioqueño por los derechos humanos Héctor Abad Gómez decía: “el peor enemigo del ser humano, es el ser humano mismo”, toda vez que siempre fue perseguido, en tanto que uno de sus ideales era hacer visibles las problemáticas de las comunidades menos favorecidas del país, fue una persona a la que siempre le importaron las justas luchas por las justas causas.

Con lo inmediatamente anterior, y en referencia al acto de racismo ya mencionado, quiero manifestar lo siguiente:

En un noticiero local de la ciudad de Quibdó, se informó sobre el hecho ya mencionado en Pereira, sin embargo, me pareció agraviante, triste y pobre, el hecho de que uno de los personajes de este noticiero, afrodescendiente por demás, manifestara que para él, dicho suceso, dicho acto evidente de racismo era normal, que los negros somos muy bullosos, que armamos una tormenta en un vaso de agua, que armamos mucha alharaca, que lloramos por todo. Dijo además, que los blancos también eran discriminados por su color de piel y que no lloraban, además de manifestar que como a él nunca le habían ocurrido estos casos, no le importaba ahondar sobre el tema, a lo cual, su compañero de noticias le respondió que había que hacer respetar la raza. Por seguridad y respeto, me reservo el nombre del medio noticioso, pero conservo dicha grabación de para mí, desafortunada intervención.

¡Volvámonos serios!

Por un lado, nunca he visto una marcha de personas de tez blanca quejándose por actos de discriminación racial hacia ellos, he visto marchas del “orgullo gay”, de profesores reclamando sus derechos, de motociclistas en contra de la prohibición del parrillero, o por el incremento del SOAT, impuestos y demás, de mujeres por tanto feminicidio, de estudiantes haciendo valer sus derechos, de los campesinos pidiendo mejores garantías, y muchas otras, pero de blancos por discriminación racial hacia ellos, nunca.

Por otro lado, ya lo dice el viejo y conocido adagio: “nadie hará por ti, lo que no hagas por ti mismo”, el orden empieza por casa, todo comienza con uno mismo, ¿si no somos nosotros entonces quién?, cabe decir, que en cierta ocasión, una mujer de tez blanca me dijo: “los principales racistas son ustedes mismos”, y es posible que tenga algo de razón, si nosotros que somos los discriminados, no levantamos nuestra voz de protesta, nadie lo hará por nosotros, si los medios creados entre otras cosas para visibilizar la discriminación racial no lo hacen, y en lugar de ello, se ponen de lado de los opresores, ¡apague y vámonos!.

Para terminar, quiero invitarlos a leer, un par de artículos que ahondan un poco más sobre esto del auto racismo.

El 29 de septiembre de 2015, un escritor afro conocido como 'Don Popo' publicó un artículo en el periódico el espectador titulado “negro si come negro”, en donde entre otras cosas, habla del endoracismo y dice: “que tengamos prejuicios, discriminaciones y malos tratos hacia nosotros mismos, significa que hemos hecho la tarea incompleta, no podemos andar con el índice gordo señalador, exigiendo justicia, equidad y respeto, cuando adentro nos damos tan duro”.

El otro es de mi autoría, fue publicado el 7 de noviembre de 2017 en nuestra revista “Vive Afro”, y se titula “negro no come negro”, en donde entre otras cosas, se invita a nuestra raza negra a unificarnos y resignificar nuestras maneras de actuar, en tierras propias y en las que no somos autóctonos, para dejar en alto el nombre de la misma. Ya es hora de empezar a barrer nuestra casa y dejar de fijarnos en el andén del vecino. 

 

*Fotografías: tomadas de internet.