Jueves, 22 Junio 2017

Una Ruta Incluyente y Emprendedora

Disciplina, perseverancia y empuje, características básicas y necesarias para impulsar su proyecto de vida. Desde New York, D’ Angelo pone en escena su creatividad y conocimiento.

twitter
facebook

Por: Ruth Mery Geovo Mosquera

 

En septiembre, el bonaverense Edwing D’Angelo fue el invitado de honor para participar de la pasarela creada por Schwarzkopf denominada Somos Color #rutadelainclusion organizada por Henkel en alianza con USAID. Junto con la diseñadora Lia Samantha, la top model americana Sessilee López y el show musical de la agrupación ChocQuibTown, vibraron las fibras, en un evento lleno de moda y puro talento.
“El cabello es más que un color, es un estado de ánimo, es la bienvenida a la elegancia y el atractivo de una mujer. El cabello es y ha sido fundamental en la presencia de la misma. En un desfile de moda por ejemplo, desde el pelo inicia el mensaje que se quiere dar de toda la colección” asegura Edwing.
Para la mujer afro y en general, la mujer latina y especialmente la colombiana, los colores castaños, tierra, chocolate, cacao, en todos sus tonos se toman el segundo semestre de 2015, afirma el diseñador.


Su vida...

Radicado en New York, en la Isla de Manhattan, hace 25 años, llega a Estados Unidos por sus padres, quienes a los 12 años vinieron por él y sus otros hermanos a Colombia. Luego de terminar sus estudios de secundaria, comienza a laborar en un bufé de abogados como asistente de archivos. Confiesa que siempre sintió inclinación por el diseño de modas, pero en vista de la presión ejercida por sus padres para que estudiara derecho y para darle gusto finalmente a ellos, empezó a estudiarla, pero declinó al poco tiempo y decidió enfocarse en el diseño que era finalmente lo que más le llamaba la atención.


Desde 2007 ha venido presentándose en la Semana de la Moda en New York, la cual se hace 2 veces al año, en donde ha tenido el privilegio de mostrar sus colecciones y compartir escenario con grandes íconos de esta industria como Óscar de la Renta y Carolina Herrera, por ejemplo. Define como privilegio y honor, el tener la posibilidad de vestir a grandes celebridades afro, quienes se han sentido atraídas por su trabajo, forjando un espacio importante con y entre ellas.
Su mayor logro ha sido hasta el momento, el tener su propia tienda en una ciudad tan exigente como ésta para exhibir sus diseños. Emprender este camino le ha permitido descubrir puertas, técnicas y conocimiento, todo esto sumado al desafío de estar en una cultura ajena, diferente y aún así sobresaltar los obstáculos.



Vislumbra a corto o mediano a plazo, la oportunidad de expandirse a ciudades como Bogotá y Cartagena.
Angelo tiene claro que para lograr los sueños se deben enfocar, mirar los problemas de frente y no esconderse, todo tiene solución. La clave es la preparación académica, utilizar los recursos disponibles y hace un llamado a la inversión en y desde la niñez para que sean personas altamente emprendedoras, seguros y empoderados para que puedan alcanzar las metas propuestas.
D’Angelo es el ejemplo vivo del talento presente en la zona del Pacífico Colombiano para el mundo.

 
*Fotos: Cortesía de Schwarzkopf