Martes, 30 May 2017

Una mirada reflexiva al Día de la Afrocolombianidad

A propósito del Día de la Afrocolombianidad, conversé con Zulia Mena Viceministra de Cultura y ex Alcaldesa de Quibdó, quien participó del espacio de conmemoración a la Herencia Africana de la Universidad Autonóma Latinoamerica- UNAULA.

twitter
facebook

Por: Vanessa Márquez Mena

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

¿Es el día de la afrocolombianidad una celebración?

Se cree que el Día de la Afrocolombianidad es el 21 de mayo y no es así, el día nuestro, como el de la madre, debe ser todos los días, porque todos los días tenemos que estar trabajando y tenemos que estar insistiendo en lo que nos hace feliz independiente de los colores. Entonces el día de la afrocolombianidad, hace parte de todos esos procesos de conquistas que estamos haciendo nosotros, no solamente en Colombia, sino donde la diáspora tiene lugar. Este día hace parte de una conmemoración, no estamos celebrando nada, porque hoy tenemos mucha de nuestra gente que todavía sufre mucho, tenemos muchos excluidos. La lucha de los afrocolombianos no es una sola, es una lucha que tiene que ver con toda la gente que sufre, independiente del color.

¿Se debe generar conciencia en la población sobre el significado de este día?

Sí, los afros debemos tomar conciencia que la humanidad no estará completa si nosotros no hacemos su parte, en la medida en que nosotros estemos despiertos, que entendamos, que es un compromiso individual que repercute en el colectivo, debemos comprender que cada uno de nosotros tiene unos antecedentes y hemos visto aquí un antecedente que nos está diciendo que todavía es válido y sigue siendo vigente la necesidad de luchar por espacios diferentes, porque la sociedad colombiana, como otras sociedades y otros estados, se han construido desde la exclusión, el relato se ha construido desde la mirada del criollo, que no entendió que estas son sedes mestizas donde es necesario construir juntos. Entonces cómo estas son sociedades incompletas, se requiere seguir trabajando de forma consciente, como decía Fanon: “no hay necesidad de gritar cuando tenemos la verdad, cuando estamos en lo justo, no hay necesidad de gritar; se necesitan argumentos”. Se necesita trabajo serio, se necesita poner allí la alegría, lo mejor que tenemos para construir entre todos porque cuando hay gritos, cuando hay bulla, no se escucha, no hay posibilidad de escuchar.

¿Qué necesitan hoy en día las comunidades étnicas?

El proceso está incompleto todavía, hoy los pueblos nuestros después de 166 años que se abolió la esclavitud en Colombia seguimos trasegando y en ese viaje de la vida hemos seguido construyendo y aportando, creando valor desde la cultura, desde la educación, la creación y la innovación.

Entonces hoy en Colombia los pueblos indígenas y afro hemos demostrado que somos unas culturas que no depredamos, somos unas culturas que no nos gusta la violencia; si se quiere saber cómo un pueblo sin nada, sin la presencia del Estado, hoy se ha multiplicado y sigue creando vida, sigue creando alegría desde la música, sigue aportando al fútbol, sigue aportando a tantas cosas, hay que ir a la cultura afro a mirar cómo hemos hecho nosotros para sobrevivir.
Colombia tiene que pasar de la multiculturalidad, de decir que hay indígenas, que hay afrocolombianos, que hay mestizos a la interculturalidad, que es a tocarnos, el trabajo piel a piel, a mirarnos la cara, porque si no nos miramos a la cara, si no nos conocemos no nos vamos a respetar. No lo vamos a hacer y la situación del racismo y la discriminación es de parte y parte, aunque sólo discrimine el que tiene el poder, el racismo lo hacemos todos, la discriminación sólo la hace quien tiene el poder.

¿Qué tanta culpabilidad tiene el estado colombiano con las situaciones sociales y económicas del pacífico?

El Estado ha estado ausente, pero los responsables hemos sido nosotros, los demás llegan hasta donde uno les permite, en la medida en que nosotros tomemos conciencia del poder y el valor que tenemos, no tenemos que pedir permiso porque el sentido del merecimiento es la primera causa que uno debe lograr. Solo en el momento que nosotros tomemos la decisión de sacar ese poder de forma individual y que se vuelva colectivo comenzamos a escribir un nuevo relato porque los demás no van a escribir el relato que nos sirva a nosotros, lo hacemos nosotros mismos. tenemos una responsabilidad con los ancestros, una responsabilidad con esas otras vidas que hemos tenido la oportunidad de volver en estos cuerpos a continuar ese legado y cada uno debe tomar conciencia y despertar para no desperdiciar la tarea que vino a cumplir.

¿De qué forma se puede lograr el mejoramiento económico y social de las poblaciones afro?

Hoy tenemos más de 6 millones de hectáreas que son propiedad de nosotros y ese territorio no es para verlo allí simplemente como una selva, es para apropiarlo económicamente, y estamos en los mejores lugares de este país, los indígenas son propietarios de más del 28% del territorio nacional del país, y uno de los componentes que genera riqueza y empoderamiento es el territorio, sin territorio no hay nada qué hacer. El sistema económico nuestro no se ha desarrollado porque riñe con el capitalismo que se ha impuesto y que hoy, como no se han generado las herramientas para nosotros desarrollar su propio sistema económico están los territorios acabados. Entonces allí se necesita el aporte del Estado para mirar cómo no se acaba con ese sistema económico y cómo se puede generar desarrollo y calidad de vida a partir de esa visión y esa cosmovisión que tienen los pueblos nuestros, en el tema de la cultura nosotros somos muy buenos en las diferentes expresiones culturales, entonces allí hay que innovar también, hay que crear para ver cómo nosotros sacamos los pueblos adelante, pero se necesita también que el Estado aporte.

¿Las comunidades afro solo podremos salir adelante con ayuda del estado?

Nosotros no nos quedamos esperando que el Estado nos diera la matrícula, los papás de nosotros se la jugaron y por eso hoy tenemos gente que se sigue formando en la construcción del nuevo país, con todo el tema de la tecnología y la innovación. Lo que se debe hacer es que nosotros comencemos a apropiarnos de lo que hay hoy para que el próximo año que estemos aquí hablando de cuáles son los aportes de los afro a este país podamos hablar de relatos concretos, de cómo logramos disminuir la desnutrición, de cómo hemos logrado apropiarnos económicamente el territorio, cómo hemos logrado nosotros, a través de la música y del arte, generar valor para el bienestar de nuestra gente, cómo hemos logrado nosotros que los que salen de estas universidades devuelvan al territorio de donde vienen porque esa es la dificultad, que como no hay oportunidades en nuestros territorios, nuestros profesionales se forman, pero se tienen que ir a otros lados para sobrevivir.

¿Cómo hacer para que la afrocolombianidad sea un tema constante y no solo cuestión de un mes o un día?

Los espacios de reflexión son fundamentales, pero sería muy importante que no sean cada año, las universidades, organizaciones y colectivos debemos contribuir para apoyar procesos concretos en las regiones, la gente nuestra necesita equipos de investigadores, con todo el tema de innovación y la tecnología que estén allí acompañando las comunidades a crear valor a partir de lo que tienen porque el hambre hoy en nuestros territorios, en los últimos 15 años se ha ido profundizando más, hace 15 años atrás nuestra gente producía su propia comida, hoy, la mayoría estamos en las zonas urbanas y en las zonas urbanas, ¿quienes tienen los negocios? Lo poquito que producimos nosotros, ¿a los bolsillos de quién va? Lo que nosotros alcanzamos a generar no circula en nuestros bolsillos y lo único que genera riqueza es cuando lo que yo produzco circula en el bolsillo de la gente que yo necesito que salga adelante, nuestros recursos hoy se están yendo a bolsillos de personas que no son del territorio y que van a generar sus riquezas por fuera.

 

*Fotografía: Vanessa Márquez e Internet