Miércoles, 28 Noviembre 2018

Una cultura afro en resistencia

En los imaginarios de la sociedad popular hay tantas creencias erradas frente a la condición humana de nosotros los afros, que habitamos en la ciudad de Medellín, cosificando y generalizando nuestras creencias culturales, hábitos y estilos.

twitter
facebook

Por: Saslyn Mena*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Nos enfrentamos día día a unos racismos y discriminación estructural, que para algunos ciudadanos se ha naturalizado a tal punto que en algunos escenarios nos hacen ver en desventajas frente a las demás etnias que existen en el planeta. En donde se tejen alrededor de nuestra historia una serie de paradigmas obsoletos y olvidan que los ciudadanos sin importar su etnia son seres humanos en formación continua porque es la vida misma la que se encarga de que cada uno de nosotros se transforme en la medida en que suceden situaciones que nos hacen mejores para aportar a nuestros entornos.

 

 

La gente afro es como cualquier persona que habita en cualquier comunidad, que trabajamos para lograr nuestras metas a corto, mediano y largo plazo. Somos personas como tú, que queremos soñar, crecer, aspirar, transformar. Nosotros como afros hacemos parte de la cultura que emana esta ciudad basada en la innovación, actualidad y nos permitimos ser ciudadanos responsables y nos adaptamos a los diferentes retos cotidianos que se viven a diario.

Los ciudadanos afros no queremos que nos vean como seres que perjudican a la sociedad, nuestros tonos de piel son solo eso un color. Somos seres humanos que sentimos que poseemos emociones y por lo tanto aportamos como ciudadanos a que Medellín sea un lugar perfecto para vivir y compartir con los amigos, vecinos, conocidos y familiares, la magia y la cultura que cada ser humano posee dentro de él. Sin necesidad de estigmatizar nuestro accionar frente a lo que se sabe, se dice o se imagina la gente del común frente a lo que somos los afros.

Como ciudadanos, reconocemos que nuestra ciudad sobre sale como uno de los principales centros financieros, industriales, deportivos, comerciales y de servicios de Colombia, primordialmente en los sectores textil, confecciones, metalmecánico, eléctrico y electrónico, telecomunicaciones, automotriz, alimentos y salud. Es uno de los principales centros culturales de Colombia.

Medellín realiza importantes y reconocidas festividades a nivel local, nacional e internacional como  la Feria de las Flores, evento anual que ofrece a los visitantes más de 140 eventos culturales, tales como: Feria Nacional Equina, Festival de Orquestas, Festival Nacional de la Trova, desfile de Autos Antiguos, Festival de Poesía, Colombiamoda, entre otros.

 

 

 

 

Nosotros como sociedad y como afros, o como cualquier ciudadano del mundo nos encanta la ciudad, nuestra eterna primavera en donde cada uno de nosotros hace parte de la diversidad pluriétnica, de la magia y el encanto que cada persona posee, porque es simplemente única y a través de sus diferentes representaciones sociales hace la diferencia, aportando de una u otra manera a que Medellín sea la ciudad preferida para tejer sueños y hacerlos realidad.

 

 

*Psicóloga

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Saslyn

 *Fotografía: cortesía.