Jueves, 15 Junio 2017

Spirocore: un show musical para disfrutar

 

twitter
facebook

Por Juan Andrés Bustamante

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

De seguro, te parecerá difícil pronunciar su nombre, pero lo más difícil será dejar de verlos y escucharlos en escena.

Dicen que la música sana, relaja, enamora y hasta más. ¡No es fácil explicarlo! Pero lo cierto, es que genera emociones. Emociones, como las que entrega Spirocore en cada una de sus interpretaciones. ¡Armonías con las que logran seducir! 

Spirocore es una propuesta musical que nació como experimento para ser trabajada en las calles hace más de dos años en Medellín. Propuesta que ahora es una agrupación, la cual, era muy común ver en sitios emblemáticos de calle Junín, Ayacucho, Bolívar o Carabobo. 

Y es que verlos en el centro de Medellín era muy habitual, era la forma de ellos mismos publicitarse. ¡Ellos, engalanan el ‘caos’ de la ciudad con melodías que atrapan hasta el transeúnte más despistado!  

 

 

Entre Aplausos y risas el producto tomó forma

Tres personas, Mateo Franco, Samey Velardes y Cristian Rodríguez, conforman Spirocore, quienes, acompañados de una batería, un bajo y el gran violonchelo, logran cautivar a todos a su alrededor. La música siempre ha estado en sus vidas, de ahí que los tres sean tan apasionados por lo que hacen. 

Cristian es el director y creador de Spirocore, además, es el intérprete de violonchelo. Él es paisa, pero en su sangre lleva su ADN musical. Su papá es de Barranquilla y su mamá es del Chocó. Sabe tocar acordeón, pero su gusto musical se fue por la combinación de la música con un sentido más clásico y la popular, o sea, música de tradición oral.

 

 

Y es en ese ‘estilo musical’ que el violonchelo es el instrumento conector y protagonista, pues termina dejando atrás un estigma de ‘ser un instrumento de música culta’, a ser un instrumento al alcance de todos. 

Se llaman Spirocore, porque hace referencia al nombre de las cuerdas de chelo que Cristian siempre usa en su instrumento. “Nosotros somos un grupo de calidad, al igual que las cuerdas, y por eso nos llamamos así”, dice.

Pero no solo sus armonías logran seducir a sus oyentes, verlos en escena es el factor necesario para comprender el valor que le dan a su música. Cuando tocan sus instrumentos, no solo entregan una melodía  exquisita para los oídos con el violonchelo, el bajo o la batería; sus rostros extasiados de felicidad reflejan el ritmo y el sabor de su música. 

En sus espectáculos no solo entregan buenas interpretaciones al público, ellos siempre derrochan sonrisas; y aunque en algunas armonías es más notorias que en otras, la gran mayoría de personas que se deleitan con su música, y sin saber el nombre de los instrumentos, les agradece con aplausos extendidos. “Cuando trabajamos en el centro, nos sorprende que hasta las personas con menos dinero sacan de lo recogido en el día para agradecer nuestro espectáculo”, indica Cristian.

 

 

Spirocore es música en vivo, música que hace fiesta, motiva corazones y logra generar sensibilidades en las personas. Un conjunto global de expresiones, instrumentos y corporalidades  que fusiona las personalidades de sus integrantes. ¡Esa es su fórmula de éxito!

Y es tanto el éxito de la agrupación, que sin tener un trabajo musical realizado, ellos han estado en gira de medios y en eventos por varias ciudades del país. En Medellín, su nombre ya es sonoro; sin importar que muchos no lo sepan pronunciar. 

Su show musical es digno de disfrutar y varios empresarios lo tienen muy presente. La calle ha sido su gran escenario, y es por eso, que desde su primera presentación han obtenido contratos.   “Somos una agrupación de todos los espacios. Tocamos en sitios comunales, graduaciones, eventos empresariales o políticos; por algo iniciamos en las calles del centro de Medellín y la 70”, agrega Cristian.

 

 

*Fotografías: Fernando Hurtado.