Viernes, 07 Julio 2017

Presunto fraude pone a prueba a la comunidad afro

El semestre pasado algunos medios de comunicación denunciaron fraude en el proceso de admisión con las comunidadesafro. Para evitar que la situación se  presente de nuevo la Universidad de Antioquia ha tomado algunas medidas  para laspróximas pruebas de admisión que se realizarán en octubre.

twitter
facebook

Por: Yuliana Mina

 

Cuando se piensa en llegar a ser un profesional, pero en la economía del hogar no hay presupuesto para esto, conseguirlopuede quedarse simplemente en un  sueño. 
Por eso las universidades públicas se convierten en la mayor ilusión para quienes no cuentan con los recursos paraestudiar en una institución privada y  alcanzar un cupo en ellas es casi como ganarse la lotería.
Pero hay grupos que gozan de ciertos privilegios, en cuanto al proceso estricto  de admisión  y  son  los  pertenecientes  a las minorías  como  los  indígenas  y  afrodescendientes.
Las universidades públicas tienen disponibles algunos cupos para esta población, generando conglomerados o entes que  se encargan de orientar a los interesados que cumplan con los requisitos para obtener el ingreso.
En los últimos exámenes de admisión, se presentaron inconvenientes con algunas organizaciones que representan a las comunidades afro, esos percances fueron catalogados como fraude por la misma Universidad de Antioquia,porque según ellos se estaban haciendo pasar como integrantes sin  pertenecer a esta.
El abogado Víctor Córdoba, Director Ejecutivo de AfroMedellín, refuta esta posición diciendo que los únicos que pueden decir quién pertenece a los afro son los  mismos  afro, dicho por la Corte Constitucional “No es por características fenotípicas que se define un afro, solo es uno de los elementos, los otros son el cultural y el consanguíneo”.
“¿Si el Estado no nos reconoce como instancia, cómo podemos mediar nosotros?”, cuestiona el Abogado Córdoba, diciendo  que es la Autoridad Nacional Afrocolombiana la máxima instancia que regula, pero es el Gobierno quien tiene  los recursos  que se pueden destinar para coordinar este tipo de corporaciones. Y respecto a la Universidad, le parece que tomó una decisión  unilateral, que le falta legitimidad, porque no tiene los parámetros para definir quién es afro y es una posición violatoria.



Córdoba indica que lo que debió hacer la Universidad de Antioquia fue haber convocado a las organizaciones que estaban avalando, para buscar un consenso entre ellas, también preguntarle si existe un ente interno que pueda regular y finalmente comunicarse con la Autoridad Afrocolombiana y buscar un  camino para resolver el problema.
Por su parte, Diego Sierra, Jefe del Departamento de Admisión y Registro de la Universidad de Antioquia, cuenta que losmismos aspirantes han manifestado  el cobro del pin, sabiendo que es gratuito.
Sierra afirma que ellos se apoyan en el Departamento de Antropología y la Oficina Jurídica, quienes después de realizar unas investigaciones, manifestaron que no llenaron formularios y las fotografías no corresponden a la fisionomía del aspirante. Parte de esta investigación se basa en el lugar de residencia, acercamiento cultural, rasgos, entre otros aspectos para sacar conclusiones y recomendarle a Admisiones y Registro si pertenecen o no a la comunidad.
Aclara además que se sancionaron a algunos aspirante entre 3 y 4 semestres sin poderse presentar a la Universidad. Otra delas irregularidades eran firmas falsas de representantes legales de los afrodescendientes, para resolverlo y evitar estasinconsistencias, el representante legal de la comunidad recibe los formularios, baja una planilla desde el portal, lo firma y lotrae a la universidad.
Una de las consecuencias fue el autorizar el 50 por ciento de avales, respecto a los años anteriores, esos fueron los cambios y medidas adoptadas por la Universidad.
Las irregularidades siguen en investigación, y aunque hay más medidas, la comunidad afrodescendiente siempre tendrá unos derechos especiales que respalda la ley.