Miércoles, 12 Julio 2017

Más que piel, resistencia con cuidado

La piel afro, estigmatizada y estereotipada por muchos, durante siglos, ha sido, es y seguirá siendo transmisora de fuerza, vitalidad y protección.

twitter
facebook

Por: Ruth Mery Geovo Mosquera

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

En el imaginario colectivo reposa la idea que las pieles afro no sufren las inclemencias del clima y que por su condición no se hace necesario, las rutinas diarias de protección. Pero no es así, debemos tener en cuenta el progresivo y alarmante cambio climático que tiene estremecido a todo el planeta e implementar cuidados que van desde el hogar, las empresas y las calles extendiéndose hasta el personal, de donde debe partir toda transformación.

La industria cosmética -dermatológica parece olvidarse de este considerable, representativo y no menos importante, grupo objetivo; el de la piel afrodescendiente, que en muchas ocasiones, debe recurrir a lo que ofrece el mercado a nivel “estándar” o lo más cercano a sus características, para darle el tratamiento y cuidado que ésta merece. Es por ello, que muchos de estos grupos recurren, hoy día, al conocimiento y legado ancestral, para no desatender la piel que es inherente no solo a un tema de belleza y autoestima, sino, de fortaleza y resistencia.

Antes de comenzar a escribir este artículo, indagué varios portales web y sin duda, muchos intentan acercarse al tema, otros por su parte, se quedan en tips que aplican para todo tipo de piel, y si bien, no está mal, quisiéramos encontrar resueltas muchas inquietudes que pensamos al momento de iniciar nuestras rutinas en casa.

Desde la herencia ancestral

El ya conocido bicarbonato y plantas como el guásimo, escoba negra, escoba blanca, caidita, son algunas de las plantas usadas por nuestros ancestros para el cuidado de la piel, ya que destilaban una “babasa” especial que aportaba luminosidad y humectación a la misma. Es válido tener en cuenta que, en aquellos tiempos era casi nula la industria cosmética y específicamente, para los afrodescendientes. Es por ello que, se valían de lo ofrecido por la  naturaleza para ello, de ahí también, el valioso vínculo existente con lo natural y el retorno hacia ella  por la sociedad, hoy, para la fabricación de productos de este tipo.

Espacios colectivos de aprendizaje

Hace poco en nuestra ciudad, Medellín, se llevó a cabo un encuentro en torno a talleres de estéticas afro, donde el cabello, la piel, los peinados y manifestaciones culturales fueron exponentes en el Centro de Cultural Moravia.
Allí, participantes locales con visitantes de la hermana ciudad Cali, estuvieron dando a conocer técnicas y tendencias en estos temas. El de la piel, por ejemplo, estuvo a cargo de la Asociación de Mujeres Afrocolombianas AMAFROCOL, organización que propende por el mejoramiento de la calidad de vida del pueblo afro, a través de acciones afirmativas y proyectos sociales comunitarios; con perspectiva étnica, cultural, de género y generacional.

Rituales en tendencia

Y como de piel se trata, es  casi imposible no hablar de tips que nos ayuden a resaltar nuestra belleza interior. Para lucir una piel radiante, y esto aplica para todo tipo de piel, es necesario tener presente varios factores que influyen en su apariencia. Consultamos con Yensy Palacios de Mamba Cosméticos quien nos reveló algunos consejos a considerar:
-Para pieles afro, antes de usar maquillaje, las manchas se deben neutralizar con correctores naranja, con tendencias hacia amarillo o rojo, lo que permite que al aplicar la base le brinde mayor uniformidad. Por ello debe tenerse en cuenta, que la piel afro tiene subtonos y complicaciones, e incluso mayores frente a otro tipo de pieles.
-En ciertas áreas del mundo, hay tendencias con el subtono amarillo - naranja mencionado.  En África por ejemplo, están presentes subtonos morados o azules o en Estados Unidos, normalmente rojos. “La marca ha venido apostándole a los cosméticos que le apuntan a nuestras condiciones propias que otras marcas, generalmente extranjeras, no proponen” comentó Yensy.
-Si tu piel es seca, debes usar hidratante; si es grasosa, astringente y lavarla más frecuente, si es mixta, aplicar esta recomendación, hidratante en los pómulos y astringente en la grasa. En casos de alergias o acné severos, es imprescindible acudir al dermatólogo.

-La alimentación aunque no lo creas, es vital, dependiendo de lo que consumas se reflejará en tu organismo y por supuesto en la piel. Por eso es necesario transformar hábitos desde el interior, para que externamente se visibilice de manera positiva.

-Desmaquillarse con productos acordes a tu tipo de piel, así como el lavado de la misma, y el uso permanente del protector solar, desfavorecen el envejecimiento  prematuro. Es válido aclarar que la piel afro genera hiperpigmentación, una de las pocas diferencias frente a las demás, lo que significa que cuando entra en contacto con el sol, genera más melanina y se pueden llegar a oscurecerse manchas o heridas ya presentes en el cuerpo.
En el tema del cuidado de la piel, Ana Harlen Mosquera en su reciente taller de automaquillaje, realizado en la ciudad, recomendó el uso del hidratante, el contorno de ojos y el relajante como imperantes para preparar la piel del rostro.

La piel, sinónimo de cuidado, belleza y reflejo de nuestro interior. En el caso de la afro, tiene connotaciones de resistencia, legado y ancestralidad, que supone autoconocimiento, reconocimiento de nuestra historia, presente y futuro. Más allá del cuidado, que si bien es importante, supone indagar sobre qué y cómo nos afecta para seguir proyectando esa fuerza que sale desde nuestros poros, desde nuestras raíces.
*Fotografías: http://www.womansday.com/style/beauty/g2914/tips-for-better-skin/
http://beautyandgossip.com/routine-peaux-noires-metisses-soins/
https://www.emaze.com/@AFZIOCFR/Integumentary
http://mariaulhoa.com/5-passos-para-uma-pele-saudavel/