Lunes, 13 Octubre 2014

Malembe y Son es un verdadero yenyeré

 “No estamos buscando ser una gran agrupación, buscamos ser mejores personas” 

Jay Ar.

twitter
facebook

Por: Vanessa Márquez Mena

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Turko Flow, Jay Ar y Gherle, conforman Malembe y Son, una agrupación que con tan solo siete meses de salir a la industria musical, ya cuenta con un repertorio de doce canciones y ha compartido escenario en Medellín con Carlos Vives  en el concierto de su gira “corazón profundo”.

Dos hombres y una mujer, que muestran no solo su simpatía al momento de responder las preguntas, sino,  los deseos por construir un proyecto musical que sea de inclusión y no llegue solo a un reconocimiento del público. Ellos,  aseguran que Malembe desde un inicio se ha movido por la fe, pues sin tener nada lo hicieron propio y Dios los ha recompensado.

Con un ritmo afrourbano, los artistas oriundos de Quibdó y del Urabá antioqueño, llegaron a trabajar juntos por la invitación de su director y vocalista  Jay Ar, quien ya tenía una identidad definida para la agrupación. Un sonido que fusiona los ritmos del pacifico con la esencia del caribe y el sabor urbano. Esa identidad ha generado que el público al escuchar su música se transporte a lugares o momentos pasados, similares a los descriptos en sus canciones.

 

 

El 24 de abril de este año, fue la primera presentación de Malembe como agrupación en la Matraca, frente a un teatro lleno de asistentes. Con la canción Yenyeré, cautivaron a los asistentes y sin haber ensayado antes, encontraron una afinidad que los ha hecho creer en este sueño. “Ese día sirvió para entender la conexión de nosotros como artistas. Malembe es muy natural y las cosas se fueron dando en el escenario, es una conexión inmediata”. 

El que Yenyeré haya sido la canción escogida para mostrarse al público, no es gratuito, la gozadera y la soltura de la canción los define. La fusión de la capacidad vocal, el sabor y el apoyo de los músicos, son tres aspectos distintos que se acoplan y dan como resultado a  Malembe y Son, que en otras cosas, es mucho Yenyeré.

Para Jay Ar, Turko Flow y Gherle, el haber sido teloneros de Carlos Vives llegó por casualidad y fue una oportunidad para conocer las capacidades que tienen como agrupación frente al gran “monstruo” que es el público. Al hablar de la experiencia sus rostros y sus sonrisas no pueden ocultar los satisfechos que están. Emocionados aseguran que el cantar ante tantas personas les mostró realidades, además, de cuanta lucha y camino les falta por vencer y recorrer. “Como Malembe no tenemos visionado una meta, sabemos que la meta es la que Dios nos ponga y por eso seguimos trabajando fuertemente cada día”.

Los problemas económicos y el que la gente los vea que están en un pedestal por cantar en la gira “corazón profundo”, son dos de los obstáculos que han tenido que sortear los integrantes de la agrupación. Ellos han sabido aprovechar las oportunidades. El que hayan estado en un gran concierto y los medios de comunicación los tuvieran en agenda, no les quita las carencias que tienen día a día. “Las personas no dimensionan las necesidades que se tienen, pero es de esfuerzo y lucha que se obtienen resultados y es ahí cuando el éxito es más fructífero”.

 

La música fue la carrera profesional que Jay Ar, Turko Flow Y Gherle decidieron para su vida. Malembe no es una opción, es su presente y su futuro, el cual les ha dado una estabilidad laboral y en donde su hobby, la música, se ha convertido en su motor para seguir triunfando.

De aquí no me voy, Ya me voy a traerme la camisa y Yenyeré, serán los tres primeros temas musicales con los que Malembe y Son  inyectará sabrosura en la industria musical. “Ya estamos trabajando en nuestro primer video, de la canción De aquí no me voy, y esperamos que en noviembre y diciembre la canción salga al mercado”.

Malembe no busca ser una agrupación que solo identifique a la comunidad afrodescendiente, sus ideas van más encaminadas a volverse cultural e incluyentes para todo la población. “Somos felices porque estamos abriendo puertas, porque estamos mostrando otra cara de inclusión. Dejamos que la música y las letras de nuestras canciones sean las que hablen y abran puertas”.

 

*Fotografías: cortesía de los artistas