Jueves, 29 Noviembre 2018

Los festivales afro: un megáfono que cada vez, suena más fuerte

En esta ocasión escribo sobre los festivales que promueven la cultura afro en el país, su impacto social y potencial.

twitter
facebook

Por: Maily Yiseth González*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Para comenzar, es importante entender qué son los festivales. Estos son eventos artísticos, sociales, momentos que reclaman la esfera pública para la creatividad y reafirman la dimensión cultural de vidas comunes. Además, los festivales representan ocasiones especiales en las que se reúne el talento y en las que personas y colectivos se sienten unidos por el mismo propósito festivo (Asociación Europea de Festivales, 2002). 

Los festivales son un medio importante para propiciar el aprendizaje educativo, difundir la identidad cultural, promover artistas, así como la apropiación y disfrute del espacio público y democratización de la cultura, pues permite que personas sin distinción interactúen con diversas manifestaciones artísticas y culturales. Esto solo por mencionar algunas de las bondades de este tipo de eventos. En Colombia existe una propagación importante de festivales de música, danza, arte, entre otros, que exaltan la cultura afrodescendiente. Esto, gracias al esfuerzo y pasión de sus precursores, junto al apoyo de entidades públicas y privadas. Algunos de estos eventos son bastante conocidos, como el Festival Petronio Álvarez que se lleva a cabo anualmente en Cali. 

 

 

Esta semana tuve la oportunidad de asistir al concierto de clausura del Festival Detonante en Bogotá. Un evento que también se realiza en Quibdó desde el 2015 y el cual tiene como propósito promover el desarrollo de la economía de la capital chocoana, mediante el impulso del emprendimiento, el liderazgo, así como llevar entretenimiento y diversión a los jóvenes de una región rica en cultura, tradición, conocimiento ancestral, talento; pero que carece de programas y espacios para incentivar esta riqueza. 

El Festival Detonante se llevó a cabo en el Bronx Distrito Creativo, a donde llegaron un grupo de jóvenes, artistas y conferencistas para darle vida a una zona conocida por sus problemáticas sociales. A ellos no les importó ni el lugar ni la noche fría, para dejarse seducir por los ritmos del Caribe y Pacífico colombiano, entre otros.

El concierto de cierre de Denonante contó con la participación de una banda de talentosos músicos del Pacífico norte y sur del país que se unieron para crear Pacifican Power. Este grupo está integrado por Nidia Góngora (Canalón de Timbiquí), Jacobo Vélez (La Mambanegra), Alexis Play (músicos y productor chocoano), entre otros artistas que acoplaron su talento, experiencia y fuerza para visibilizar por medio de la música la felicidad de los pueblos del Pacífico, pero también sus problemáticas sociales. 

 

 

Esa noche Nidia Góngora, una de las vocalistas, se subió al escenario y expresó: “estamos aquí para hablar por aquellos que no tienen voz o no hablan por miedo a ser silenciados, por nuestros líderes”. Con estas palabras se dio inicio a una presentación llena de energía, sabor y conciencia social. Se escucharon mezclas de sonidos de marimba, tambor, piano, guitarra combinadas con ritmos tradicionales que se fusionaron con salsa choque y música urbana. Esa noche jóvenes de diferentes ciudades del país, muchos de ellos bogotanos movían sus cuerpos y cantaban las canciones entonadas por Pacifican Power, inclusive la tradicional canción “Homenaje a Justino”. 

 

 

Qué vivan estos encuentros interculturales que educan y promueven por medio del entretenimiento la diversidad del país, que también brindan la oportunidad para que las personas reencuentren sus raíces, como en mi caso. Colombia es un país pluricultural y multiétnico en el que sus habitantes ahora tienen la oportunidad de redescubrir y conocer su amplia cultura por medio de estos eventos. Precisamente, otras de las funciones de los festivales es darle el megáfono a esas manifestaciones distintas a las tendencias y valores dominantes. 

Por último, les invito a seguir muy de cerca el Festival Noches del Pacífico, que se realizará del 30 de mayo al 1 de junio de 2019. Este evento es organizado por la Fundación Casa Tumac y se realiza en Medellín hace 4 años. Noches del Pacífico es una apuesta por visibilizar las diversas expresiones culturales del Pacífico colombiano: oralidad, espiritualidad, gastronomía, peinados, artesanías, medicina tradicional, danza y música. 

 

  

 

*Maily Yiseth González: comunicadora de la Universidad de Antioquia, emprendedora y estudiante de la maestría en Gerencia de Mercadeo de la Universidad EAFIT e integrante del semillero de investigación en mercadeo SMART de la misma Universidad.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 *Fotografía: cortesía.