Lunes, 22 Junio 2015

Lía Samantha, más que moda y tendencia

Para la diseñadora Lía Samantha, África es la esencia de su trabajo y orgullo en sus telas. Su principal objetivo es potencializar lo afro desde el diseño.

twitter
facebook

Por: Ruth Mery Geovo Mosquera

 

Muchos pensarán que el talento de esta bella mujer nacida en tierras bogotanas pero con acento chocoano, surgió en el tradicional certamen de Colombiamoda que se realiza cada año en Medellín, pues no, Lía Samantha viene trabajando en la parte musical hace varios años y fue precisamente después  de un concierto en una gira con su banda de reggae en Canadá que decidió visitar (como es costumbre) uno de los barrios de inmigrantes con presencia afro, para conocer su música, artesanías y en general para enterarse qué andan haciendo los afro en otras partes del mundo, encontrándose con la sorpresa de una tienda de  telas africanas.

Así como las trenzas son caminos que marcan la ruta de la libertad, las telas africanas que impactan  por sí mismas con el dorado y su colorido, también constituyen el lenguaje de nuestros ancestros, ya que cuando ellos no podían comunicarse entre sí, lo hacían a través de éstas. Ellos dibujaban las estrellas en las telas y de acuerdo con su alineación  podían entonces huir por los senderos y ser libres, a partir de la intuición y la armonía cercana que tenían con el universo, entendían la ubicación su significado y alcance.

 

Otra función importante que desempeñaban las telas, era la de diferenciar las tribus africanas con base en los estampados, colores  y patrones, podían deducir de qué parte del continente africano provenían.

Como intercambio de energía espiritual, expresa Lía que en principio las telas llaman mucho la atención, a esto se le atribuye la energía transmitida y percibida, la que facilita un intercambio en materia espiritual. Los ancestros pensaban que las malas energías viajaban en línea recta, entonces al estar vestidos con estas telas defectos como la envidia, la rabia, el ego por ejemplo lograba dispersarse, por todo esto es preciso decir, que con ellas no sólo se cubre el cuerpo del frío sino que también se alcanza protección espiritual.

 

 

Con sus diseños Lía Samantha quiere que las telas puedan usarse diariamente, que no sean uso exclusivo de fechas memorables como la afrocolombianidad, donde muchos usan turbantes, túnicas y atuendos afro, pero que luego son motivo de vergüenza en los diferentes roles sociales a los que cada persona pertenece, quedando así en el olvido. Las telas africanas que han sido usadas en otros aspectos, desea convertirlas en prendas de uso cotidiano, para que África esté presente en cualquier espacio, siendo más que tendencia.

 

*Fotos: Juan Moore

Vea la entrevista completa aquí: