Miércoles, 03 Julio 2019

Las realidades y necesidades de los pueblos afrodescendientes expuesto en la OEA 2019

En Medellín se realizó la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Colombia, como país anfitrión, propuso que el tema central para esta edición fuera “Innovando para fortalecer el multilateralismo hemisférico”.

facebook

Por: Vanessa Serna Echavarría

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.  

 

 

Aunque el tema de la innovación era el que estaba establecido por la Asamblea, otros temas pendientes tomaron con mayor fuerza la atención de las reuniones: la situación actual de Venezuela, la crisis política, social y de derechos humanos que pasa hoy en día Nicaragua y por último pero no menos importante el tema de la migración centroamericana hacia Estados Unidos.

 

 

En el marco de la asamblea se desarrollaron varios encuentros externos con temas importantes que se debían traer a colación y uno de ellos, las comunidades afrodescendientes en las Américas. Recordemos que la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó en su Asamblea General de 2016 el Plan de Acción para el Decenio de las Personas Afrodescendientes en las Américas (2016-2025), pero la pregunta ahora es cómo se le está haciendo seguimiento a este tema, ¿en qué va ese plan de acción y que mejoras se han desarrollado?

 

El Plan de acción establecía una serie de actividades claves para promover conciencia sobre la situación de personas con ascendencia Africana en las Américas, con el objetivo de asegurar su completa participación en la vida social, económica y política.

 

Lastimosamente este tema ha quedado en un manifiesto porque seguimos luchando día a día por hacer valer nuestra participación, porque nuestros derechos sean escuchados y respetados con dignidad. Esa búsqueda de igualdad nos ha tomado muchos años y muchas víctimas también. El tema fue llevado a la mesa de la OEA con el manifiesto que elaboró la Coalición de Comunidades Afrodescendientes de las Américas en un espacio autónomo

 

 

Para la creación de este manifiesto se realizó el Primer Encuentro Interamericano de Pueblos Afrodescendientes el cual tenía como objetivo mostrar la realidad de los Afrodescendientes, los modelos de desarrollos que han afectado y los avances políticos en países de las Américas. 

 

Con seis mesas de trabajo lideradas por invitados internacionales de países como Costa Rica, México, Panamá, Brasil, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y el trabajo conjunto de líderes y lideresas afro que representan consejos comunitarios, organizaciones afro y sociedad civil se encontraron durante dos días en la Centro de Integración Afrodescendiente para entender la situación actual en aspectos como Reparación histórica, autorreconocimiento, justicia, autogobierno, Derechos Humanos, económicos y culturales. El objetivo principal de este encuentro era poder llegar a un acuerdo acerca de las necesidades que debían ser expuestas y exigidas durante la Asamblea.

 

 

Hernando Viveros Cabezas es el Coordinador de Coalición del Movimiento Afrodescendiente, tomando como guía el respeto a la diversidad expuso el manifiesto con las siguientes exigencias ”Es una obligación de los Estados de la OEA profundizar en el conocimiento de las condiciones enfrentadas por esta población [afrodescendiente], y reconocer que las y los afrodescendientes representan un grupo humano específico que demanda medidas especiales, como políticas públicas y planes presupuestales, que impulsen su desarrollo con identidad étnica y cultural”, finalizó.

 

Entre los temas exigidos, se encuentran: 

1. Generar reconocimiento y visibilización, con el fin de contar con información y datos desagregados que pueden informar la elaboración de políticas públicas y acciones concretas.

2. Garantizar la participación real y efectiva de los pueblos afrodescendientes en la toma de decisión de acciones para la realización de los DESC, aplicando los enfoques diferenciales de mujer, género y generacional. 

3. Justicia en los países que adopten leyes que penalizan el racismo, la discriminación racial y los crímenes de odio, recolección de datos desagregados para saber la situación de la población Afrodescendiente en los sistemas carcelarios.  ‘Cero impunidad en los casos de racismo’.

4. Defensa de Derechos Humanos y Protección para que paren los genocidios de los líderes y las lideresas afrodescendientes en la región y se adopten medidas cautelares para los territorios colectivos y ancestrales afrodescendientes.  

5. Respetar la soberanía y autodeterminación de los pueblos, y el reconocimiento de la propiedad de nuestros territorios ancestrales, Belén de Bajirá es Chocó. 

6. Apoyo en la conformación de Comisiones Nacionales de Reparación con el fin de estudiar los impactos históricos y las consecuencias presentes de la esclavización, la trata de esclavizados, el racismo y la discriminación racial.

 

 

 

«No más racismo, discriminación, violencia institucional y asesinatos sistemáticos. América Latina también es afrodescendiente y la OEA es América Latina y el Caribe», concluye el documento final del encuentro.

 

En el 2020 la Asamblea General de la OEA en su edición número 50, se realizará en Bahamas: así lo anunciaron sus representantes en la clausura del evento.

 

 *Fotografías: Vanessa Serna.