Lunes, 22 Junio 2015

La afrocolombianidad en Villa del Socorro

En la Institución Villa del Socorro del Nororiente de Medellín se implementa la Cátedra Afrocolombiana de una manera eficaz. La profesora Marcelina López es la cara visible del proyecto.

twitter
facebook

Por: Ferney Darío Jaramillo G.

 

La ley 70 de 1993,  determinó que en Colombia hay diversidad cultural y étnica y que se debería implementar una manera de reconocer, a través de la escuela, esa multiplicidad. El decreto 1122 de 1998 reglamentó la Cátedra de la Afrocolombianidad. Se debía buscar la manera de implementar en las aulas de clase, un espacio para hablar de las costumbres afro en el país.

 

En ese marco,  la profesora Marcelina López, realiza en la Institución Villa del Socorro, ubicada en el Barrio del mismo nombre de la Comuna del Popular, en Medellín, su proyecto de Cátedra Afro. Desde el 2012 empezó con la implementación de un espacio de estudio para dar a conocer todas las costumbres de la población afro del país.

La puesta en marcha de la cátedra en la I. E Villa del Socorro, ha sido juiciosa. La profesora Marcelina ha ido a paso lento,  pero seguro; el primer año realizó un diagnóstico de la situación en su colegio, se acercó a las directivas y a sus compañeros y les socializó la idea.

La profesora Marcelina es una mujer que lleva 20 años en la docencia, es licenciada en idiomas, inglés¬ español, es especialista en gerencia de la información, por lo cual tiene habilidades para el manejo de internet y la creación de contenidos pedagógicos en la web. Además, es líder de una organización afro que se llama A´Afroparme, integrada por las personas originarias del corregimiento de San Antonio de Padua del Municipio de Vigía del Fuerte. Es una mujer fuerte  y capaz de hacer bien las cosas.

Es dedicada a su trabajo y por eso su proyecto ha dado resultados en la Institución Educativa. En 2013 comenzó en serio su trabajo con los alumnos, les empezó a hablar de la importancia del autoreconocimiento como afros y  del aporte de ellos a la cultura del país.

Un buen equipo

 

 

 

 La profesora Marcelina no está sola en el trabajo de inculcar la importancia de la diferencia entre los alumnos de Villa del Socorro, varios de sus colegas también se han involucrado en el papel de dinamizadores de todas las actividades y contenidos que tienen que ver con la población afro.

Por eso cuando la profe Marcelina habla, lo hace rodeada de sus compañeros. De esta manera le reconoce la importancia al trabajo que ellos, desde sus clases, hacen.

Son varios los profesores que se han metido en el cuento y que creen en la importancia del proyecto que les socializó Marcelina. Además de ellos, las directivas de la Institución, también ven con muy buenos ojos el trabajo que realizan con los estudiantes.

Luisa Geovo, es profesora de tecnología e informática y fue una de las primeras en ayudar a implementar el proyecto. En sus clases les habla a los muchachos de la importancia de reconocer la diferencia y de entender lo valioso de la misma. Lo mismo que Giovany Isaza, un monteriano que enseña física, matemática y que está convencido de la importancia del proyecto.

Con su clase de español, Paola Andrea Betancur es otra convencida de las bondades del proyecto y de lo importante que es para los estudiantes. 

 

 

La profesora de teatro, Luisa Fernanda Escobar, es otra de las cómplices de Marcelina, ella entrena a los muchachos y montan obras donde tratan el tema de la afrocolombianidad y de las costumbres autóctonas.

Por su parte, el profesor de sociales, economía y política, Javier Carmona, también es otro que sabe que el proyecto es muy bueno. La coordinadora de la sección secundaria es Diana Patricia Córdoba y ella es otra de las personas que a pesar de su corto tiempo en la Institución, ha creído en el proyecto desde el mismo momento en que llegó.

 

Lo que hacen

 

 

En la Institución Educativa Villa del Socorro hay muchos estudiantes afrocolombianos, pero no son la mayoría. Las actividades que la profesor Marcelina y su equipo desarrolla, pretende que esos estudiantes afrocolombianos no sean discriminados y que se sientan orgullosos  de su etnia y de sus costumbres, por eso durante todas las clases hablan del respeto por la diferencia.

Al año realizan tres eventos importantes donde incluyen a todos los estudiantes de la Institución. En ellos se resaltan los valores de la afrocolombianidad y se estimula a los jóvenes afro para que demuestren sus costumbres ante todos sus compañeros y para que se sientan seguros y orgullosos de ser afrodescendientes.

 

*Fotos: Andrés F. Guaraca