Martes, 01 May 2018

Jóvenes líderes por un mejor futuro en el Chocó

En el 2016 nace la Fundación Red de Jóvenes Líderes que busca el bienestar social de la comunidad chocoana de más bajos recursos.

twitter
facebook

Por: Vanessa Márquez Mena

Directora

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Muchos jóvenes del Chocó salen de sus municipios a ciudades capitales como Medellín en busca de mejores oportunidades de estudio y laborales. Algunos se radican de manera permanente en la ciudad después de culminados sus estudios y solo visitan su tierra en época de vacaciones, otros ni siquiera regresan, pero como en todos los casos, existen personas que hacen la diferencia, como Jackson Bedoya Sánchez y Andrés Caicedo, estudiantes de medicina y derecho, integrantes de la Fundación Red de Jóvenes Líderes.

Cristian Palacios, Eduard David Mosquera, Yalexa Valoyes, Víctor Palacios, Klarem Valoyes, Henry Ramírez, Ginary Gutiérrez y Ramon David Mosquera fueron los fundadores y los encargados de motivar a otros jóvenes universitarios a generar acciones en pro de la población a la cual están direccionados.

 

 

“Nos reunimos y no para la fiesta (ya que tenemos la fama de fiesteros), conformamos la fundación en el 2016 por iniciativa de jóvenes chocoanos de diferentes universidades de Medellín al ver las necesidades de las comunidades. Vemos que nuestra juventud no se mueve entonces nosotros decidimos cada uno desde su carrera encontrar acciones para mitigar esas problemáticas” afirma Jackson Bedoya.

Se podría decir que el 100% de la población en el Chocó tiene necesidades básicas insatisfechas, sin embargo los Jóvenes Líderes enfocan su accionar en la población que menos tiene. Es así como comenzaron con actividades pequeñas, en el barrio las Margaritas de Quibdó en donde entregaron 600 regalos a los niños del barrio.

 

 

“Luego buscamos otras alternativas porque los juguetes son algo muy efímero. Después conformamos el equipo de brigadistas que es el proyecto insignia de la Fundación, donde somos estudiantes de medicina, psicología, fisioterapia y dijimos ¡vamos pa'l Chocó!”, cuenta Jackson con gran emoción.

Para la organización de la brigada comenzaron con la búsqueda de los medicamentos. Pidieron en farmacias, con médicos y a familiares y así reunieron la cantidad de medicinas que necesitaban. Luego siguió el proceso de convencer a los padres de los jóvenes no chocoanos que deseaban sumarse a la iniciativa, después de contarles que la brigada estaría acompañada por el equipo de la Alcaldía, del Ejército y la Policía, lograron llegar al municipio de Lloró 80 personas y atender a más de 400 pacientes con entrega de medicamentos totalmente gratis y con convenios con Comfachocó para la atención de pacientes con dificultades mayores.

 

Una misión que salva vidas 

Para esa primera brigada contaron con un equipo de medicina, enfermería y odontología, pero se encontraron con problemáticas que abordan otros campos del saber cómo lo psicología y el derecho.

Andrés y Jackson cuentan como gracias a la intervención del grupo de brigadistas, un anciano en estado de abandono, sin apoyo de ningún ente municipal, pudo ser atendido y curado de unas ulceras por presión que se presentan cuando la persona está postrada mucho tiempo en una cama.

“Entonces fuimos, le hicimos atención en la casa, y nos quedamos pensando ¿Qué vamos a hacer con este paciente?” afirman, luego de unos días Jackson recibió la llamada de sus compañeros que se habían quedado en Quibdó donde le informaban que el padre César encargado del ancianato, recibía al señor, lograron también la remisión con Comfachocó, para realizar el traslado Lloró – Quibdó.

Luego de unos meses y por fotografías enviadas al equipo, se veía la notable mejoría del paciente, dejando en ellos la satisfacción del deber cumplido.

 

 

Los proyectos y la motivación continúan

Después de los buenos resultados que han tenido las actividades de la Fundación, los Jóvenes Líderes esperan realizar otro tipo de proyectos como Cine al barrio en lugares donde hay altos índices de violencia, además crear centros de mediación para solucionar los conflictos de las comunidades y de esta forma prevenir otros hechos de violencia.

“No pensamos que una actividad que nosotros hagamos va a cambiar el futuro de esa comunidad, pensamos es en acompañarlos, formar líderes y que esos líderes sean más conscientes frente a sus problemáticas, sus realidades, cómo estamos viviendo y como puede cambiarlas” finalizan Jackson y Andrés.

Para ser parte de la Fundación ellos tienen periodos de convocatoria pública y es además una oportunidad de aprendizaje para desarrollar la experiencia académica y poner en práctica los conocimientos, porque lo que busca la Fundación es que los jóvenes sean actores activos de su propia realidad.

 

Facebook: Fundación Red de Jóvenes Líderes

 

 *Fotografías: cortesía de la Fundación.