Jueves, 06 Julio 2017

Extensiones: ¿Un asunto estético, funcional o cultural?

Por décadas, algunas mujeres afro han usado las extensiones de cabello como manifestación a su inconformismo por el propio; otras como exaltación a su belleza natural; por comodidad, o por simple uso mayoritario.

twitter
facebook

Por: Ruth Mery Geovo Mosquera

 

Durante muchos años, la mujer afrodescendiente en especial, ha usado trenzas como forma de proteger el cuero cabelludo, llevar consigo su cultura o incluso hay quienes buscan esconder sus verdaderas raíces tras ellas. Lo cierto es que en la actualidad tienen bastante aceptación dentro de la comunidad ya sea por diversos discursos, movimientos y redes que se han construido y visibilizado en torno al autoreconocimiento e identidad propias. Aunque algunos concuerdan con este planteamiento hay quienes se rehúsan, y es del todo respetable. En este sentido, las extensiones tienen un recorrido histórico, que si bien, son empleadas muchas veces por las mismas razones que las trenzas, hacen parte de la expresión afro ya que han permeado la moda y la estética no sólo afro sino también la mestiza.
En Colombia el uso de las extensiones se ha ido propagando de manera acelerada, varias regiones del país incluyendo la costa, el centro y los rincones menos pensados, se han visto afectados por esta corriente de moda que no sólo es exclusivo de lo afro. Las indígenas por ejemplo, son visitadas y a veces abordadas en condiciones de desplazamiento para que vendan sus largas cabelleras a precios que muchas veces no se justifican, ya que en su mayoría, son revendidos a precios sumamente altos, quedando estas con muy poco o nada de lo que realmente vale en el mercado. Para el caso preciso de las indígenas, sus cabellos deben ser sometidos a una limpieza rigurosa (al igual que el resto) pero éstos en especial por no contar –la mayoría de las veces con implementos y productos para el mantenimiento y aseo del mismo en sus comunidades. Este tipo de cabello es de los más reconocidos, por la apariencia y textura natural, además porque permite todo tipo de procesamientos posteriores como planchado, tintura, cepillado y adecuado manejo en zonas con altas temperaturas ya que no pierde sus condiciones naturales.
En cuanto a la población mestiza, ha ido en crecimiento su uso ya que ejerce una importante influencia el que muchas personalidades del mundo del espectáculo las lleven puestas para cambiar paulatinamente sus peinados y ser mucho más versátiles con sus prendas y estilos. Sin duda, este predominio ha servido para que muchas intenten hacerlo con sus melenas, tratando de asemejarse lo más posible o en otras ocasiones, reinventándose así mismas.

‘Lo bueno y lo no tanto…’

Dentro de los aspectos buenos, las extensiones le han sido de mucha utilidad a personas que han atravesado o padecen de enfermedades fuertes como el cáncer por ejemplo, ya que debido al sometimiento a mesoterapias, radioterapias o cirugías repercuten significativamente en la apariencia física, emocional y psíquica, convirtiéndose las extensiones (en la mayoría de los casos las pelucas) como una alternativa para reemplazar el perdido.
Para otras, sirve como método protector, en cuanto tejen su cabello natural total o parcialmente, cubriéndolo con extensiones de diferentes estilos, tamaños y colores; mientras están en proceso de transición o simplemente desean cubrirlo para darle una tonalidad diferente a su aspecto habitual.
Para hablar de lo negativo al respecto, es válido aclarar que por tratarse de algo que está expuesto, debe dársele un buen uso y tratamiento, es por ello, que el llevar por mucho tiempo las extensiones cosidas que es una de las técnicas más usadas, puede hacer que se ‘aflojen’ fácilmente lo que estéticamente no se verá igual de bien.


Texturas

Las extensiones vienen en presentación sintética, naturales y humanas, las primeras se caracterizan por tener una textura mucho más artificial y su cuidado debe aumentarse en cuanto no soportan químicos ni altas temperaturas; las segundas tienen un nivel un poco más alto que las sintéticas ya que algunas pueden plancharse a una temperatura baja y tienen un aspecto un poco más natural y por último se ubican las humanas las cuales gozan de mayor aceptación por permitir mayores posibilidades de tratamiento como tinturas, cepillados, encrespados e incluso mojarse y que recuperen su textura inicial, así como para quienes residen en sitios con calor o frío extremo, su manipulación resulta de mayor comodidad. Los precios de estas últimas dependen del largo, ancho y textura básicamente y oscilan aproximadamente entre 300 mil y un millón de pesos, teniendo en cuenta el sitio donde se adquieran; mientras que las sintéticas y las naturales, pueden conseguirse cerca de 70 y 250 mil pesos, teniendo como base las marcas si son nacionales o extranjeras y las calidades presentes en cada una de ellas.


Técnicas


Diversas formas permiten llevar las extensiones en el cabello, de acuerdo con la comodidad, funcionalidad o el presupuesto, pueden determinar la manera de portarlas, para este caso mencionaremos las más usadas:

  • En Cortinas:


Hacen referencia a las extensiones que permiten ser cortadas según el ancho de la cabeza de la usuaria ya sea para usar con clips, con adhesivo o en su defecto las cosidas, las cuales se tejen con un hilo y aguja especiales que permitan un ajuste seguro y duradero.

  • Clips


Con esta técnica se alcanza el tamaño deseado en segundos tan sólo presionando los clips que se ajustan en los laterales de la cabeza, según la distancia preferida entre una cortina u otra.

Imagen tomada de: www.extensiondeclip.com
  • Con adhesivo


Viene con una cinta adherente en la parte superior de la cortina, para este caso debe retirarse el papel protector y colocar la cortina en tu cabello. Resultan fácil y cómodas de ponérselas, al tiempo que te hace ver natural ya que tiene la misma caída de tu propio cabello.

Imagen tomada de: extensionesdecabellomarenss.wordpress.com
  • Pelo a pelo


Se refiere a la técnica donde se coloca mecha por mecha cada uno de los mechones en el cabello ya sea cosida, pegada, por fusión o con anillas.
Esta técnica suele usarse con un pegamento especial en caliente, generalmente con queratina la cual permite mayor flexibilidad y durabilidad, en lo posible debe ser dirigido por un profesional tanto para insertarlas como para su retiro.
MicroRing: Este método no implica pegamentos, calor, ni productos químicos. Son pequeños tubos (microcilindros) o anillas que se usan para fijar las mechas. Resulta fácil de colocar y de quitar por un experto.


Imagen tomada de: es.cndirect.com

Estilos

Cada extensión corresponde a una textura y forma diferentes, sean onduladas, crespas o más llamadas afro, lisas, extra lisas, su uso dependerá en gran medida de los gustos de cada clienta, los más populares son:
-Trenzas o ‘raros’: Como comúnmente son llamados a este estilo que se ha venido usando con gran apogeo por las afrodescendientes. Este consiste en trenzar un lado, ambos o toda la parte delantera del cabello, con el fin de mezclar estas dos formas o simplemente le es muy útil para aquellas que han optado por no desrizarse más su cabello natural o no les gusta el cubrimiento total y prefieren llevarlo de esta manera que facilita su mantenimiento. En la parte posterior, se pueden emplear las técnicas de cosido, clips o pelo a pelo según su escogencia.


Foto tomada de: https://instagram.com/p/5ssWU4PViN/


-Cubrimiento total: Se busca camuflar todo el cabello natural de la clienta generalmente mediante el trenzado para luego coser cortina por cortina hasta cubrir toda la cabeza, incluyendo la parte frontal sin dejar al descubierto cabello por alisar. Esta técnica es de sumo cuidado ya que si no es bien empleada puede tornarse artificial y grotesco, quedando al descubierto algo que debe pasar desapercibido para sí mismo y para los demás.


-Estándar: Consiste en dejar un poco de cabello propio en la parte de adelante generalmente alisado, para que éste concuerde con la textura y color de la extensión del resto. Suele ser uno de los estilos más utilizados por la similitud, naturalidad y manejo mientras se lleva puesta.


Tendencias

Su influencia aplica por lo que se esté llevando en el momento, en la actualidad por ejemplo el uso de colores rojizos, dorados o cobrizos en las puntas llamadas californianas o “vivas”; así como el ondulado es moda y tendencia independiente del largo que tengan las extensiones.


Emprendimiento

Sin duda la industria de las extensiones se mueve en un mercado visible e invisible en ciertos casos, en el primero por ejemplo, es notable la presencia de almacenes dedicados en Medellín (y demás ciudades) de la venta por reconocidas marcas en las que están las sintéticas y naturales; de otro lado, del invisible hacen parte las formas no convencionales para la adquisición de las mismas, de los cuales ya se han registrado hechos lamentables en la ciudad donde a algunas mujeres con larga cabellera fueron ultrajadas con tijeras en el centro de la ciudad. Estas técnicas para conseguir el cabello las atemorizaron tanto hasta el punto que debían deambular con el recogido para evitar ser robadas. Otra manera es que muchas personas (en su mayoría mestizas) venden el cabello propio o el de algún familiar acudiendo a peluquerías que compran cabello humano en buen estado, convirtiendo esta modalidad en una forma de comercializarlo por bajas cuantías que resultan siendo vendidas muchas veces superando el doble o triple de su precio inicial.


¿Un asunto solo social?

Para nadie es un secreto que las extensiones realzan la belleza de cualquier mujer, pero también dista un poco de lo que es la aceptación y el reconocimiento (excepto de lo expuesto en el apartado de lo bueno y lo no tanto… de este artículo donde se aludía a secuelas de enfermedades como el cáncer). Si bien aquí no se trata de discutir si deben o no usarse, lo que sí ya es un fenómeno es su uso proliferado en diversas comunidades, sin distingo de estrato y clases sociales, lo que antes era de uso exclusivo por sus altos costos, hoy están al alcance de las personas gracias a la sobre oferta presente en el mercado; mientras quienes promueven el uso del cabello natural, del afro (que también tiene su propio mercado con líderes, productos diseñados para su rescate, cuidado y conservación) ha venido revolucionando conciencias alrededor del mundo.
 

 
*Creditos foto- utilizar siempre Heading 6 en negrita y justificado a la derecha