Miércoles, 21 Junio 2017

Etnia, paz Y plebiscito

 

twitter
facebook

Por: Yessid Palacios Martínez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

El dos de octubre siempre ha sido una fecha especial para mí, en este día vi por primera vez la luz del sol; pero el domingo pasado la historia se partió en dos, se realizó el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz entre el gobierno Colombiano y la guerrilla de las FARC-EP.

Este fue un hecho trascendental para  el futuro del país, más aún  si lo enmarcamos en el contexto histórico de las víctimas en el trasegar de la guerra, teniendo en cuenta que una gran mayoría de ellas hacen parte de minorías étnicas, especialmente la afrodescendiente. 

De acuerdo con las cifras dadas por Registro Único de Población desplazada entre los años 1997 y 2007 se registró el desplazamiento forzado de 140.266 afrocolombianos, es decir más del 10 por ciento del total de nuestra población, a su vez hemos padecido las ejecuciones extrajudiciales y despojos de nuestras tierras en favor de los megaproyectos industriales orquestados mancomunadamente entre gobierno y multinacionales.

Basado en lo anterior es fácil inferir que la guerra en Colombia ha beneficiado a unos cuantos terratenientes, multinacionales y personajes oscuros de la oligarquía del país, y por otro lado ha sumergido en la miseria a campesinos, comunidades indígenas y población afro descendiente en general.

Por estas razones no puedo comprender, no logro asimilar, no me cabe en la cabeza, me parece inaudito el hecho de que existan afrosdecientes que votaron a favor del NO a los acuerdos suscritos en la habana, sencillamente esta postura  en mi opinión personal, me parece que no tiene ni pies ni cabeza.

Algunos leerán esta columna y pensarán que no respeto el pensamiento diferente, frente a este asunto en concreto,  y hasta cierto punto tienen razón; sin embargo no  me es difícil, me es imposible ver las cosas desde otro punto de vista, debido a que algunos afro descendientes que estuvieron a favor NO, defienden su postura con argumentos tan insulsos como  inconformidad con las 10 curules otorgadas a las FARC o la supuesta impunidad que contiene el acuerdo.

Dicha afirmación es la prueba fehaciente, que existió una desmedida falta de conocimiento en temas como la justicia transicional y la historia de los acuerdos de paz. A causa de esa ignorancia se orquestan en sentimentalismos, que dan lugar a posiciones desacertadas.

YO VOTÉ SI al plebiscito por la paz  del dos de octubre y me duele que algunos hemanos afrodescendientes no hubiesen votado por la esperanza, por la reconciliación, por el derecho a vivir en paz como compatriotas y hermanos, por una Colombia menos desigual, menos racista, más humana e inclusiva.