Miércoles, 21 Junio 2017

Entre el norte y el sur, el límite es Buenaventura

No se pueden modificar las danzas tradicionales, se puede crear a partir de los movimientos y así tener otras formas de contar la historia.

twitter
facebook

Por: Yuliana Mina

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Cuando hablan del pacífico colombiano, se asocia con música, baile, tambores y sabor. Pero lo que muchos no saben es que existe diferencia entre el pacífico norte y el pacífico sur. Especialmente en la forma de expresar su cultura, de moverse y de representar.

“En el norte se baila contradanza, es algo así como imitar el baile de los europeos y en el sur son palenques, más desde lo africano y desde lo indígenas, son danzas libres, entonces la forma de *abozar es diferente”, relata Alex para explicar la diferencia.

El límite que divide el norte del sur es Buenaventura, el puerto es la línea que separa estas dos culturas que tal vez el resto del país desconoce. Por eso Alexander Tenorio Quiñones, a través de la Fundación Casa Tumac y como director quiere mostrarle a los Antioqueños el encanto de la costa sur, cuyo epicentro es Tumaco.

 

 

Tumaco; rodeado de mar, marimba, currulao y tambores, de ahí es Alexander, que en 2002 dejó su pueblo buscando nuevos horizontes, para llegar a Bogotá, pensando que era el fútbol su boleto al triunfo.

Pero descubrió que su vida giraba alrededor del baile, así, la vida lo trajo a Medellín y descubrió que en esta ciudad habían muchas personas del pacífico y se podría hacer algo con ellos, arrebatárselos al destino, una palabra a la que solo se le enfrenta con la pasión por algo, en este caso por el baile, para convertirlo en futuro.

Comenzó dando clases a los jóvenes de Belén Altavista, ahí conoció a Paola Vargas, hoy directora artística de la Fundación, que por su apellido es fácil reconocer que no es afrodescendiente, pero que se enamoró de su escencia y la importancia de continuar con este legado cultural. Ella expresa que “la música es el motor para mover el cuerpo y nos ayuda a interpretar”.

Alex refuerza esto diciendo que el baile es su vida y es a través de la danza donde se muestra el diario vivir de un pueblo: las tristezas, las alegrías y sus rituales.

 

 

Y para poder llegar a la gente que más lo necesita y a la que quieren resaltar, se presentan constantemente a convocatorias de la Alcaldía de Medellín, para obtener recursos y no cobrar en los cursos y talleres.

Alex tiene varios proyectos a corto plazo, todos giran alrededor del baile, a la exhaltación de lo Afro y al rescate de su cultura, venida del pacífico sur, “made in Tumaco”...hecha en Tumaco.

*Técnica de danza del pacífico que se anima con gritos y exclamaciones.

La obra “Fronteras, linderos de todo y de nadie” invita a la reflexión de las fronteras invisibles, que no solo son desde la violencia, sino desde la discriminación.

Este 23 de noviembre en el Teatro Camilo Torres Restrepo de la Universidad de Antioquia a las 6:00 p.m. un evento gratuito por ser una beca de creación.

Invita: Fundación Casa Tumac

Fotos: Soraya Palacios