Jueves, 28 Junio 2018

En Belén Rincón, habita una parte de África

El barrio Belén Rincón está ubicado en la comuna 16 de Medellín. Exactamente en la zona los Guacos está la Corporación Son de África que trabaja por la conservación de las tradiciones afro.

facebook

Por: Vanessa Márquez Mena

Directora

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

En un lote construido en madera y gracias al apoyo de muchas manos, funciona la corporación Son de África, allí Carlos Mosquera, más conocido como Caliche y en el ámbito musical como Mikey Monster, hace realidad la idea de aportarle a los niños y jóvenes desde el arte.

Ellos necesitaban un espacio para desarrollar cada una de las actividades, siempre veían dificultades para los préstamos de espacios en el barrio. Por eso Caliche encontró la oportunidad de construir en el lote de una prima “yo les dije, consigamos unas tablitas aquí con los vecinos o yo voy y me rebusco por allá también. Me tocó comprar materiales y me puse a construir, empecé a montar lo que tú ves que es algo provisional para poder ensayar”.

 

 

Caliche es de Quibdó pero desde hace 17 años vive en Medellín y desde hace muchos años se ha convertido en líder social de la comuna 16 “siempre he apoyado a artistas para eventos, siempre he estado muy pendiente de los grupos que hay acá para llevar, que también se presenten en algunos sitios donde yo siempre me presento, entonces se me ocurrió la idea de realizar todo este trabajo en colectivo".

Fue así como inició, siempre enfocado en el renacer cultural afrodescendiente dada la gran cantidad de población afro de la zona y el desarraigo de las costumbres que se dan por los cambios de ciudad “hay gente que lleva muchos años viviendo acá y ya se le ha olvidado su cultura del Pacífico. Decidimos a volver a toda esa riqueza y mostrársela a la gente de acá de Medellín”.

Su esposa Jeniffer es una de las profesoras de la corporación ella le enseña a los niños y niñas a pintar, realizan manualidades, aprenden a tocar piano y otros instrumentos y montan coreografías de diferentes géneros musicales. Caliche y Jennifer tienes tres hijos, por eso para ellos, la corporación es vital y parte fundamental para desarrollo íntegro de los pequeños del barrio.

 

Otras Jóvenes como Yurani y Katherine, aprovechan el tiempo libre y también se convierten en las profes de los niños y niñas. Estar en la corporación le ha servido también a Katherine para perfilar su proyecto de vida, ella quiere estudiar trabajo social también Pues al principio si fue un poquito duro porque como ya te quería estudiar trabajo social “Me gusta el trabajo comunitario, me divierto con ellos, igualmente los profesores también a uno lo colaboran mucho. Estar en la corporación también sirve para uno cambiar cosas de la personalidad que puede ser que más adelante lo pueda perjudicar a uno, entonces sí ha sido como bueno”, afirma Katherine.

Ver el talento de los niños es la motivación de los todos los integrantes de Son de África replicando con más de 50 niños y jóvenes los conocimientos cada uno tiene.

 

 

 

  

 *Fotografías, video y edición: Alexandra López.