Miércoles, 30 May 2018

El color del espejo de las mujeres negras en Bogotá

El color del espejo es una investigación de maestría convertida en libro. Las diversas voces muestran la realidad de las mujeres afrocolombianas en la capital del país.

facebook

Por: Vanessa Márquez Mena

Directora

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Natalia es rotunamente negra, tiene el cabello afro y los ojos rasgados. En el colegio por lo general era la única niña negra de su clase, luego en la universidad, hacía parte de los cuarenta estudiantes afrocolombianos, un pequeño porcentaje en comparación con los otros estudiantes mestizos que eran alrededor de mil. “En mis recuerdos de escuela y colegios no tengo muchas referencias de mujeres profesoras negras. Era extraño, pero no había tiempo de cuestionarse, había que sobrevivir”, comenta.

Hija de padres filólogos. Estudió en la Universidad de los Andes lenguajes y estudios culturales, después de su graduación y al ingresar al mundo laboral pasó por diversas instituciones. Su primer trabajó la llevó a conocer Francia en donde dictó por un año clases de español, luego fue traductora de material publicitario para una empresa de productos cosméticos, siguió por la Alianza Francesa y como docente de lingüística en la universidad de donde egresó.

 

 

Su madre quien es una figura fundamental en su vida, siempre hizo los esfuerzos necesarios, luchó y trabajó incansablemente para darle la mejor educación, fue esto lo que después del recorrido laboral la llevó a buscar una maestría que le permitiera cualificarse mejor en su campo y comenzó el posgrado en Estudios de género de la Universidad Nacional.

 

 

Natalia ha logrado llegar a espacios importantes siendo por ejemplo la única mujer afro de su época catedrática en la Facultad de Ciencias Sociales en la Universidad de los Andes, como gerente de proyectos de la Corporación Manos Visibles y como primera becaria afrocolombiana de la Japan Foundation.

En la Universidad Nacional conoció a su maestra Mara Viveros quien fue su asesora de trabajo de grado de la maestría y como investigadora en el CEAF (Centro de Estudios Afrodiaspóricos), trabajó de la mano con Aurora Vergara (directora del CEAF) quien fue además calificadora de la investigación y quien la impulsó para publicar su tesis como un libro.

Desde que Natalia empezó a realizar su trabajo de grado se propuso procesar su propia experiencia como mujer negra, por eso para ella fue un “proceso de sanación a través del trabajo intelectual”.

El color del espejo es el primer libro de Natalia, es autoetnográfico y cuenta con anécdotas de mujeres negras, incluida su madre. Toma además como elemento transversal el reinado de belleza y de forma analítica genera un modelo que le sirve para contar las historias y explicar el contexto en el que se desenvuelven las vidas de mujeres que abiertamente deciden contar su historia a través de los relatos narrados en primera persona de LaCigarra, Martina, Ipanema y Orika, personajes reales pero con nombre ficticios. 

 

 

Para Natalia “La vida funciona como un reinado en Colombia, en donde se ve el racismo, el regionalismo, los imaginarios y la estética en relación con ese racismo”.

En el proceso de cursar la maestría, desarrollar la investigación y lograr su posterior publicación Natalia se dedicó 6 años. Actualmente se encuentra en el exterior realizando sus estudios de doctorado.

La publicación del libro se realizó en el 2017, y para ella, este un aporte para que las mujeres se reconozcan, para explicar diversos sentimientos y lograr una sanación, además de demostrar que las mujeres negras “podemos escribir y publicar nuestros libros”, finaliza.

El libro se puede encontrar en la librería Nacional, en la Universidad ICESI, en el Salón del Libro Universitario, en la Universidad Nacional o en PDF.

 

Descargue el libro dando click aquí

 

 *Fotografías: Cortesía.