Viernes, 12 Septiembre 2014

El baile, otra forma de vida

Jhon Freddy Castro, es bailarín chocoano radicado en Medellín, con tan solo 21 años de edad habla sobre como el baile es la parte más importante de su vida y las emociones que le produce este arte.

twitter
facebook

Por Soraya Palacios 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

 

Para muchos jóvenes el baile es un pasa tiempo, una actividad que utilizan para ocupar sus ratos libres, tanto así que pagan por unas clases de baile; en cambio otros jóvenes como Jhon Freddy Castro encuentran en el baile un refugio, un estilo de vida y una pasión.

—SP: ¿Hace cuánto empezó a bailar? Y ¿Cómo descubrió esta pasión?

—JC: Empecé a bailar desde los quince años e inicié en los colegios. Descubrí esta pasión porque un profesor me motivó a que bailara. Él que me dijo “¡ey tiki tu bailas muy bien! vamos a hacer un acto cívico para que tu bailes, para que montes algo y lo presentes acá”. Desde la primera presentación me sentí muy cómodo y supe que esto era lo mío.  La primera vez que baile fue en un colegio de Medellín frente a la cancha de Moravia, sentí algo impresionante, porque yo decía ¡Uy! tanto público y siendo la primera vez. 

—SP: ¿Siempre ha vivido en Moravia? 

—JC: No,  a los seis años me pasé a la Aurora, porque hubo un problema en el Morro del Oasis, se quemaron las casas, entonces nos dieron vivienda a los damnificados, nos fuimos para la Aurora. 

—SP: ¿Y en la Aurora también bailabas?

—JC: En la Aurora, se puede decir que se pierde la tradición del baile, porque allá no se encuentra este arte. Acá en Moravia los compañeros son los que me motivan a mí a seguir en esto y yo los motivo a ellos, la moral es que todos estemos ahí pendientes del grupo.

—SP: ¿En cuántos grupos ha estado hasta el momento?

—JC: He estado en dos grupos. Actualmente estoy en los “Reyes del Perreo”; del cual me alejé un tiempo por problemas internos. Pero decidí darle una oportunidad de nuevo al grupo, porque ellos fueron  los que me ayudaron y me motivaron en esto. 

—SP: ¿Qué oportunidades le ha brindado a usted el baile?

—JC: He tenido la oportunidad de bailar con Choquibtown. Además, hemos estado bailando en varias versiones del Festival de Música Urbana. Nosotros nos presentamos en los Corredores Artísticos que organiza la alcaldía y eso nos ha abierto muchas puertas, como artista hemos experimentado muchas cosas, como por ejemplo tuvimos la oportunidad de bailar en el Carnaval de Barranquilla. 

 

 

—SP: ¿Qué siente usted cuando está en ese escenario?

—JC: Se siente una presión inmensa, un nerviosismo que uno dice ¡Off!, ¿estos nervios de dónde son pues? Uno ve esa cantidad de gente y con solo decir uno lo “Reyes del Perreo”, la gente ya está pendiente de nuestra salida, se siente esa emoción que produce una nueva experiencia, que le dice uno; vamos a darle. Siempre es fuera primera vez, la doy toda; pero, con los nervios encima. 

—SP: Y los aplausos, porque eso es lo que más emociona a un artista

—JC: Claro, eso es increíble. Como todo artista uno siente emoción de ver que su público lo apoya, son ellos la motivación para seguirle metiendo toda el esfuerzo a este arte.

 

 

—SP: Usted como afrodescendiente en Medellín  ¿Se siente estigmatizado con la cuestión de que si es afro baila bastante? O ¿Se enorgullece saber que es afro y tiene esa capacidad?

—JC: Ser afro es algo que le doy gracias a Dios. Considero muy bonito que una persona le diga a usted ¡Ey tú cómo haces eso, cómo haces para moverte así! Pero, es algo que si uno se coloca a analizar, viene siendo parte de nuestra tradición, porque de donde uno viene se escucha el alboroto, la arrechera, el bullerengue, todo el visaje y eso es todo lo que a uno lo motiva a hacer lo que a uno le gusta, porque ¡Negro que se respete, baila!

— SP: Para finalizar, ¿Qué es el baile para usted?, ¿Qué es el baile en su vida?

—JC: Si el baile no significara nada para mí, yo no le estaría entregando tanto tiempo, ni esfuerzo ensayando cada paso, porque tengo claro, si usted ensaya mucho y con moral va a ser mucho mejor en lo que hace.