Jueves, 06 Julio 2017

Dulce, feliz y universal, así es Mary Hellen

“Desde que tenía 8 años lo vi en mi cabeza y hoy es una realidad que se está desarrollando”.

twitter
facebook

Por: Juan Andrés Bustamante

 

Así, como es ella en todos sus espacios (familiar, laboral o entre amigos), se dejó conocer Mary Hellen. La cita fue a las 11 a.m. en el parque de La Villa de Aburrá. El tiempo era frío, caía una leve llovizna, y de pronto de un costado del parque con una gran sonrisa que iluminaba su paso, llegó Mary Hellen.
El frío no le importó y de ropa ligera -short- llegó, dejando ver su tatuaje en la pierna derecha. Muy segura de sí misma y con esas ganas de comerse el mundo demostrando su talento, Mary Hellen me saludó. Así pues, observando su afro de color rubio damos inicio a la entrevista. Sonrisas van y vienen y mientras más hablamos, el rojo de sus labios parecen no perder color.



Es casada, envigadeña y admiradora de las personas que se dedican a la actuación, aunque no le guste actuar. Arrolladora, segura y líder, pueden completar el sin número de lecturas que me puedo hacer al verla y al escucharla hablar.
Es más paisa que la arepa, así me lo hace entrever, pero que con verla y sentir su yenyeré me siento hablando con un artista afro de nacimiento. Por eso, supongo, que entre sus antepasados tiene raíces afro. Ella, perteneciente a la Familia Castaño Uribe de Envigado, no sabe de dónde heredó el cabello o la contextura de una mujer afro, pues sus familiares son blancos y puramente paisas. “Lo único que sé, es que mi abuela si tenía unos rasgos entre afro e indígena, pero nada más”.



Su niñez siempre estuvo rodeada de música, y es a los 8 años cuando intenta escribir su primera canción. A esa misma edad le tocó aprender del liderazgo de su madre ya que era concejala de Envigado. “Ver el carácter de una mujer en ese puesto y con tantos hombres, me dio a entender que tenemos capacidad para tomar decisiones. Mi mamá fue esa imagen inicial para seguir en un género musical en donde hay pocas mujeres”, dice Mary Hellen.
Ella es intérprete de música hip hop o ‘rapera’ como dirían algunos. Un género que en sus inicios fue exclusivo de hombres y en donde las mujeres se han abierto camino. Su primera producción discográfica la grabó a los 18 años y “fue la posibilidad de grabar, en Colombia, el primer disco hip hop de una artista femenina”.


Cuando pequeña quiso ser estilista, pero de adulta se decidió por la música. Con el apoyo de sus padres estudió música, en donde le encontró el gusto a ser vocalista. Mary asegura ser la más ‘loca’ entre sus amigas, ya que siempre tenía gustos diferentes a los de su entorno.
‘El Dulce’ es su última producción, pero el primer disco de su carrera se tituló ‘Obra del tiempo’ 2003 y en el 2005 se reedita y se vende en los Estados Unidos. ‘La Vida se Pinta de Colores’ fue su segundo disco, en donde improvisar y grabar lo que se sentía fue el factor esencial para realizarlo.
Haciendo un pare como solista, Mary Hellen decide conformar una agrupación con Kiño y Wolfine. Cafeína fue el nombre de la agrupación, en donde, por más de dos años estuvieron juntos y luego cada uno escogió su propio rumbo como artista.



Después de varios años de explorar en el mundo musical, Mary Hellen continúa como solista y comienza a producir música para televisión. Series como Rosario Tijeras, Tres Milagros, Las Santísimas y hasta Lady la Vendedora de Rosas contaron con su talento musical.



Participaciones que la hicieron merecedora de un premio Shock y Nuestra Tierra en los años 2010 y 2011. “Fue la primera posibilidad como artista independiente y como artista que he crecido en el hip hop para darme a conocer en el medios nacionales con mi música y sonidos”.
Estigmas han sido los que Mary ha dejado atrás como cantante de hip hop. Su nuevo sencillo se llama ‘Feliz’, en donde según la artista cuenta lo que hace de corazón y como resultado la hacen feliz. “La canción llena de energía a las pocas personas que la han escuchado”.
Reggae, cumbia, jazz y sonidos colombianos (Región Caribe y Andina) se pueden escuchar en sus temas. “La columna vertebral de mi música es el hip hop fusionado con sonidos colombianos”. Al final, el clima mejoró, el frío se escondió y el sol decidió salir en los instantes en que Mary me deleitaba con algunos fragmentos de sus canciones.
Una mujer exótica, sensible y líder, hacen de Mary Hellen, exponente de un género ‘rudo’, la cantante más sensible del hip hop paisa. ¡Ella con su música, sabe mover fibras!