Martes, 07 Noviembre 2017

Decoración Africana: Calidez Ancestral

Cuando se evoca al continente africano no solo refiere a la flora y fauna salvaje, también supone una importante herencia ancestral expresada en la decoración contemporánea.

twitter
facebook

Por: Ruth Mery Geovo Mosquera

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

La decoración inspirada en África, en algunos casos no es bien comprendida, y lo que se cree es correcto, termina siendo solo una ‘ilustración’. La incorporación de elementos de este tipo ha ido en aumento, tanto que se ha convertido en una de las tendencias decorativas con mayor auge en la actualidad. En esta oportunidad, esbozaremos acerca de la influencia del color, las emociones y las texturas en dicho tema.

El arte es la expresión material o inmaterial de los recursos presentes en una cultura, comunidad o pensamiento humano. Por ello, siempre estamos rodeados de ella, aunque no sea perceptible a nuestros sentidos, cobra la importancia que transmite. El arte africano no es la excepción a esta premisa, y es que es tanta la fuerza de sus diseños, que es imposible que pasen por alto sin notar su imponente presencia.

En la actualidad, diversos elementos decorativos se utilizan en el hogar para resaltar la marcada tendencia africana que se apodera no solo de las pasarelas de gran reconocimiento a nivel mundial, sino también de las galerías de arte, almacenes de grandes superficies y por supuesto, de los espacios que disponemos para atraer la majestuosidad del mismo.

Animales exóticos y salvajes son retratados en cuadros con paisajes impetuosos,   trazos de colores marcados por la naturaleza, tapetes y alfombras que evocan el territorio y la armonía existente entre los seres que allí conviven. Las máscaras como esculturas por su parte, trasladan la representación facial de las subculturas que convivieron o aún conviven allí y nos muestran su innegable majestuosidad, al igual que los animales y plantas presentes en elementos decorativos de alto poder simbólico.  

África emocionante, África color

Los colores cálidos como el amarillo, dorado, rojo y naranja nos trasladan todo el calor, cercanía y fuego del continente; los colores tierra como el café, negro y el beige por ejemplo, son los encargados de mostrarnos la majestuosidad presentes en la decoración africana atrayendo sin duda la atención de la retina humana, evocándonos la importancia del territorio.

No solo lo cálido está presente en la decoración afro, los colores fríos también hacen parte de la paleta cromática y cumplen su papel aquí. Es bien visto como el azul de los cielos y las nubes adornan las fascinantes panorámicas africanas, como los verdes por su parte denotan la tranquilidad de los paisajes y la naturaleza imperante en el histórico continente pueden ser usados en la decoración como las ramas de los árboles, por ejemplo.

Si tu propósito no es imprimir solo de color tus espacios, puedes hacerlo agregándole sonidos que comuniquen el fascinante mundo salvaje y exótico africano. Aullidos, ecos de pájaros, aves, felinos y agua corriente podrán alimentarlo y darle el complemento ideal frente a lo que deseas transmitir e inspirar.

Texturas que asombran

A la hora de comunicar en la decoración africana, nada mejor que hacerle caso a nuestra intuición, gusto y uso adecuado con los materiales disponibles. El empleo de elementos naturales como adobes, barros, maderas y tallos de árboles, lo hacen aún más especial porque logra una mayor conexión con la cultura. Alfombras de piso o pared con estampados de animales o plantas son de gran ayuda para este caso, pero ¡ojo! no afectes el medio ambiente y procura conseguir objetos de textura sintéticos que ayuden en la preservación de las raíces y ecosistemas naturales.

Arte con tinte Glocal

Sin duda, cada vez que apostamos por agregar un elemento africano a nuestros espacios, estamos rememorando su legado y aporte a la humanidad, pero también, rescatando lo valioso de su cultura, costumbres, creencias, el respeto inherente a la espiritualidad y su estrecha relación con el entorno, algo que va más allá de simples puestas en escena y que si por el contrario, cobran aún más vida por tratarse de una expresión artística glocal, que nos incita a compartir desde lo propio preservando nuestras identidades, lo que ocurre en el mundo.



 

*Fotografias: Tomadas de Internet.