Miércoles, 30 May 2018

Cuando todo alrededor se vuelve sujeto de discriminación

Discriminamos porque sí y porque no, siempre tenemos una excusa para señalar al otro.

facebook

Por: Saslyn Mena Mosquera

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

La discriminación es un fenómeno social en el que cada vez nos encontramos más sumergido vivimos en una sociedad, en donde nos crean un patrón de personalidad perfecta en donde se acepta al sujeto que tenga muchos bienes, que sea hermoso, que tenga una carrera universitaria, que se vista bien, que sea joven, talentoso, inteligente, empresario, ser reconocido en fin, la sociedad nos obliga a crear patrones de personalidades perfecta que según hacen que un ser humano haga la diferencia y sea feliz. 

¿Me he preguntado muchas veces si estas características realmente hacen que uno sea feliz? Mientras sigamos en un mundo tan excluyente la felicidad se nos escapa como agua entre los dedos, los seres humanos no hemos aprendido algo tan sencillo como que todos los seres humanos servimos para algo, aportamos de una u otra manera a construir un mejor mundo para todos, no está bien rechazar a la gente por vieja, ya que esa persona fue joven también y tiene la sabiduría de la vida. 

De los discapacitados debemos respetarlos, admirarlos y tener empatía con ellos ya que a pesar de sus limitaciones tienen mucho para dar al mundo. De los religiosos, son ellos el reflejo de la esperanza, esa, que hemos perdido por estar ocupados en las diferentes actividades del día a día en donde nos esclavizamos en nuestro consumismo.

Los LGTBI son seres humanos sensibles, alegres, algunos de ellos estilistas naturales que nos ayudan a vernos hermosas si de ir a una reunión se trata. Los alcohólicos siguen siendo seres humanos que nos están diciendo yo necesito una mano amiga que me ayude podrías dejar de juzgarme y ayudarme. 

 

 

Los drogadictos, son seres humanos que quieren salir de esta ausencia, de ese encierro, quieren hacer un nuevo aprendizaje de la vida y también quieren que les ayudes. 

Las mujeres somos seres de amor, de fortaleza, de batallas, de energía y también somos importantes para la construcción de una sociedad. Los hombres son valientes, sensibles, amorosos, sinceros, tiernos y son importantes para la conformación de las familias en esta sociedad. 

Los negros somos cultura, alegría, entusiasmo, hermandad, belleza, es arte, ancestros, ritos, ritmos, música. Los indígenas son la naturaleza, defienden sus territorios, lo ancestral, cultura, danzas, la conservación y protección de nuestro medio ambiente.

Del gordo son seres humanos que disfrutan del placer de poder comer y poseer las medidas de nuestra anatomía en mejores proporciones, una prueba de estos es el arte de Fernando botero.

Como podemos ver, todos los seres humanos somos diferentes en nuestra manera de pensar, sentir y de ver al mundo que nos rodea, todos hacemos la diferencia y a la misma vez todos aportamos y nos necesitamos unos.

La discriminación no debería ser utilizada para excluir a nadie ya que todos somos seres de amor, de paz, con sueños, esperanzas. Lo que nos hace ser humanos es precisamente el sentido de humanidad y lo hemos perdido porque desconocemos los derechos y deberes que cada uno tiene y necesita para poder vivir en un mundo en el que cada día deterioramos por la discriminación absurda en la que se vive en la actualidad.