Martes, 26 Septiembre 2017

Cuando pelear se vuelve una forma de reflexionar

A sus 17 años este hijo de Quibdó(Chocó) ha pasado por prácticas deportivas como Parkour, Street Workout , boxeo y artes marciales mixtas(MMA), donde se perfila como un joven promesa que ya cosecha triunfos en esta disciplina.

twitter
facebook

Por: Fernando Hurtado

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Podría decirse que Zamir es un deportista innato, un niño que a sus doce años decide aprender a saltar y recorrer el asfalto de la ciudad por medio del Parkour. A los 14 años, dejándose llevar por su tendencia a pelear en el colegio, resuelve aprender un arte marcial, al tiempo que también inicia la práctica de Street Workout en las barras de los parques de la ciudad.

En el caso particular de las MMA el gusto por pelear ya estaba y era notorio en el colegio. Enamorarse de este deporte fue fácil para él desde el primer día, lo difícil fue continuarlo. Como muchas madres en la misma situación, la de Zamir no estaba de acuerdo con un deporte donde su hijo saliera lastimado. El espaldarazo inicial entonces vino de sus entrenadores que al ver su destreza y dedicación, decidieron apoyar su formación.

Por lo general, un día de Zamir comienza muy temprano, primero con la universidad donde se prepara para ser abogado, luego, entrenamiento de barras es decir: Street Workout, después realiza los trabajos relacionados con la academia, descansa y en las noches entrena MMA. Proceso que se repite todos los días exceptuando los fines de semana, donde dedica el tiempo libre a su familia, amigos, novia y uno que otro videojuego.

Entre los triunfos deportivos de Zamir se destacan, ser ganador tres años consecutivos de Sanda o San Shou - la modalidad deportiva y competitiva del Kung fu. También, es campeón debutante en su categoría del torneo UGP (ultimo guerrero en pie), evento para el que se prepara nuevamente para competir en octubre de este año. Paralelo a esto, se dispone para representar a Sabaneta como boxeador al final del año 2017.

Zamir tiene entre sus metas primordiales sacar adelante la carrera de Derecho, ya en curso, y volverse un exponente importante a nivel global de las artes marciales. Tiene claro que el llegar a donde está y seguir avanzando en la búsqueda de sus ideales, va muy ligado al apoyo de su familia, amigos, entrenadores y el deseo de dejar en alto el nombre de su tierra chocoana. Como dice Zamir en Chocó y toda Colombia hay mucho talento, solo falta más apoyo.

*Fotos: Fernando Hurtado y cortesía del deportista.