Martes, 06 Febrero 2018

Cecilia Murillo,tejiendo historia a través de Moda para el SER

Con casi siete años de vivir en Medellín, Cecilia demuestra que querer es poder. El iniciar de cero en una ciudad desconocida para ella, no fue  impedimento para lograr ser el modelo de mujer que es en la actualidad.

twitter
facebook

Por: Diana Patricia Bedoya

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Una sonrisa sincera, una mirada tranquila y el tono bajo pero contundente de sus palabras, caracterizan a Cecilia Murillo, mujer afro que lidera importantes propuestas de emprendimiento para personas en situación de discapacidad.

Cecilia es Tecnóloga en Comercio Exterior y Logística del Tecnológico de Antioquia, y Asesora de Imagen - Personal Shopper de la Colegiatura de Antioquia. Su pasión por la moda la ha llevado a ser la asesora de cabecera de sus amigas. “Cada mes viajaba a Medellín a comprar ropa, pues estaba muy interesada por el tema de la moda”, agrega.

Nació en Apartadó, y es la mayor de tres hermanos. Recuerda que en su infancia fue muy protegida por su padre, y que el liderazgo y fortaleza que la caracterizan en el presente, los heredó de su madre.

Se desempeñó por varios años como Secretaria Ejecutiva, y en el 2009 al quedar sin empleo, decidió dedicarse a la venta de ropa. En el año 2011 Cecilia se traslada a Medellín con el sueño de poder continuar sus estudios. Después de tocar muchas puertas en la Ciudad de la Eterna Primavera, la Fundación Amigos con Calor Humano la capacitó en el ámbito del emprendimiento.

                                                                                           Publicidad

“Comencé a estudiar por una beca de Presupuesto Participativo, y al semestre siguiente, de manera alterna inicié las capacitaciones de emprendimiento en la Fundación. Allá, tenía un profesor, Andrés Martínez, el cual me enseñó a estructurar las maneras de emprender”, indica Cecilia.  

Desde ahí, Cecilia inició su trayectoria como emprendedora con su proyecto Moda y Flores. Accesorios para el cabello como turbantes y diademas, fueron los primeros productos realizados por ella.

En el 2015, el proyecto Moda y Flores se fortalece y su creadora decide que el objetivo de la Fundación será trabajar por la construcción del tejido social y productivo de personas con discapacidad, cuidadores, madres cabeza de hogar y mujeres afrodescendientes.

Moda y Flores tiene en la actualidad varias líneas de ejecución, una de ellas es la que permite maquilar accesorios para distintas empresas. El sistema de trabajo se realiza de manera satelital, es decir, que las personas trabajan desde sus casas.

Empodérate y Descubre lo que Valgo, es otra línea de trabajo de la Fundación, en donde se brinda un taller de 72 horas a los diferentes grupos, y con ayuda de facilitadores se reconocen cuáles son las fortalezas de empleabilidad que permiten el empoderamiento de las personas que participan, con el fin de ir perfilándolas laboralmente.

El perfil delineado por los profesionales de la fundación es lo que permite hacer alianzas con las empresas para que las personas logren generar  recursos desde su propio hogar.

Moda Para el Ser, es un Seminario realizado por Moda y Flores en Plaza Mayor, en el cual participan cuatro conferencistas en torno a una temática elegida: EMPODERAMIENTO FEMENINO. “El cierre del Seminario se realiza con una Pasarela Incluyente, en donde participan modelos con y sin discapacidad, donde contamos historias de vida de mujeres reales, ya que los diseñadores no están diseñando para mujeres reales”.

En sus inicios no todo fue fácil, Cecilia tuvo que tocar muchas puertas para que su proyecto de universidad se concretara como su proyecto de vida, como la Fundación Moda y Flores.

Credibilidad y constancia son algunos de los factores que han hecho de Cecilia y de su Fundación, un lugar para todos. El cual permite la posibilidad de realizar eventos con sentido social, y servir de plataforma para que sus integrantes se puedan capacitar y certificar con diferentes centros de estudio como el Sena, y así, logren encontrar trabajo oportunamente.

Para Cecilia es claro que a la comunidad le hace falta creer más en el emprendimiento de las personas con discapacidad. “Algunos sectores no tienen en cuenta el impacto que este tipo de iniciativas generan en la población”. ¡La discapacidad no solo es física!

Moda y Flores en cabeza de su directora Cecilia Murillo, liderará en el 2018 “Sobre Ruedas” proyecto de la Institución Universitaria Salazar y Herrera. Con esta iniciativa la institución busca capacitar personas en situación de  discapacidad para el área de emprendimiento.

Desde hace aproximadamente seis meses la Fundación cuenta con un espacio en comodato, dividido en una oficina y varios salones para capacitación. Un espacio que ayuda a su fundadora a seguir viviendo y viendo como ese sueño se forjó con un enfoque claro.

Algunas de las metas a alcanzar en el año 2018 son la realización de la tercera versión del Seminario Moda Para el Ser, también continuar la formación en emprendimiento de las 200 personas que se han contactado con la Fundación, entre ellas un grupo de niñas con Síndrome de Down quienes recibirán formación para ser independientes y a través del emprendimiento generar sus propios recursos.

Cecilia siempre deja las dificultades en su casa, y si bien ha sido discriminada, ella nunca se ha dejado vencer por esos amargos momentos. “La discapacidad las personas la ven como vulnerabilidad y lástima, y yo no la genero”, agrega.

La labor que desarrolla la Fundación Moda y Flores es el motor que impulsa día a día a su fundadora Cecilia Murillo, quien se reconoce como una mujer fuerte que lucha por ayudar a todas esas personas que ven en ella un modelo de vida.

“En este tiempo ha sido un proceso maravilloso al cual cada vez se le han sumado empresas, personas que han apoyado nuestros eventos y actividades con productos y servicios  para que lo que hemos logrado sea posible” comenta Cecilia,una mujer social, una mujer modelo, que todas las mañanas “sale a brillar”.

*Fotografías: Cortesía de Cecilia.