Miércoles, 21 Junio 2017

Andrea Trespalacios: una historia más allá de la moda

twitter
facebook

Por: Katherine Marín Ramírez.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

El 22 de febrero de 1995 cuando el mundo se movía de acá para allá con noticias tales como:“ En España,  el senado aprueba los Estatutos de Autonomía de Ceuta y Melilla, así quedó cerrado el mapa autonómico de este país”,  en Colombia se daba a conocer la terrible noticia del accidente ocurrido en el kilometro 33, después del peaje Tres Puertas (Manizales), donde perdieron la vida tres ciclistas que participaban en la Clásica del Tolima y la Clásica Itaguí. En una casa de una hermosa isla del caribe, les llegaba la notica que había nacido una niña, que con el pasar de los años y su experiencia de vida se convertiría en una talentosa diseñadora de accesorios, llevando a cabo un proyecto que le daría reconocimiento en el mundo de la moda nacional; ese día en el que ocurrieron tantas cosas llegó a la familia Trespalacios,  Andrea.



Andrea es una chica creativa oriunda de San Andrés y que ahora reside en el suroccidente de la ciudad de Medellín, ella hizo de una situación difícil de salud una oportunidad de negocio y de sobresalir en el mundo de la moda, llevando a diferentes partes del mundo diseños auténticos, sofisticados y elegantes, los cuales hacen sentir a las mujeres únicas y bonitas.
Andrea Trespalacios es la creadora de A3P su marca de accesorios, con la que lleva en el mercado 3 años. Su pasión por diseñar bisutería viene desde que estaba pequeña, la que afianzó aún más cuando tuvo que realizar terapia de motricidad fina para recuperar la fuerza que había perdido por padecer una enfermedad, la cual le afectó el sistema inmunitario y la llevó a quedar cuadrapléjica.



Desde pequeña le gusta hacer manualidades, era experta en crearle a sus muñecas los vestidos con diferentes materiales, entre ellos la plastilina.Su papá,  cada que regresaba de viaje,  la sorprendía con piedritas y nylon; Andrea dejaba volar su imaginación y empezaba sus pinitos en la creación de accesorios.
A los 17 años le diagnosticaron el síndrome Guillain Barré, el cual ataca el sistema nervioso periférico, afecta la mielina que es la capa que cubre los nervios y genera debilidad muscular y parálisis. A Andrea le pronosticaron un año aproximadamente para estar bien, pero su recuperación se dio en menos tiempo del que decían sus médicos, lo que ella ve como un milagro.


“Todo el día en la casa haciendo terapia y contando fríjoles, me iba a morir. En vez de seguir cojiendo lentejas y fríjoles, retome lo que hacía antes de la enfermedad con los accesorios”


Gracias a una de las terapias que debía hacer, Andrea retomó sus habilidades para crear accesorios y esta fue una de las cosas que más le ayudó en su recuperación, además cuando se mejoró del todo, sus creaciones ya habían alcanzado un gran éxito, lo que la llevó a crear su tienda virtual y desde entonces no ha parado de producir accesorios. Cuenta con distribuidores en Buenos Aires, Argentina, Chocó, un stand en San Andrés y próximamente hará parte de una tienda multimarca 100% colombiana en Pasto.



Actualmente cursa Administración de Negocios en Eafit, le encanta la música, hacer ejercicio y escribir, pasión que piensa compartir con sus seguidores por medio del proyecto que tiene, abrir su página web, allí piensa escribir sobre moda y tendencias.


“La moda es identidad, es ser tú mismo y a partir de lo que eres poder expresarte de la manera que quieres que te vean”



Andrea por medio de A3P le ha dado empleo a mujeres sin experiencia laboral, con alguna discapacidad o que simplemente les ha quedado difícil conseguir trabajo en otro lugar. Ella misma las capacita para la elaboración de los accesorios y las considera parte fundamental de su trabajo, ya que dice que ella es la imagen, pero que sin sus artesanas no sería nada.
Sus accesorios son cultura, elegancia, color, tienen una alta connotación afro y  se rigen por lo precolombino. Pero principalmente quieren resaltar que la mujer afro no son solo las palenqueras como se tiene estigmatizado en el país, “la mujer afro también es elegancia, porte y distinción”, agrega Andrea.



Una mujer empoderada, orgullosa de sus raíces y trabajadora, así es Andrea Trespalacios, a quien sin problema se le puede ver en su show room asesorando a un usuario y organizando sus accesorios; una chica que venció una enfermedad gracias a su pasión, la cual la llevó hasta donde se encuentra hoy y de la que espera, sin lugar a duda, seguir triunfando en el campo de la moda.