Lunes, 19 Noviembre 2018

Manos que construyen espacios que no habitan

El trabajo es la fuerza en movimiento que ha permitido la construcción de los más grandes espacios humanos destinados para el habitad, el disfrute, conectarse con los dioses o seres sobrenaturales en esta esfera de color azul y verde llamada tierra.    

twitter
facebook

 

Por: Victor Hugo Mosquera Sánchez

 

¿Cuáles son esas fuerzas motoras de grandes monumentos? ¿Acaso estas fuerzas son siempre voluntarias o motivadas por un ánimo altruista que conecta el sentir tanto de quien se piensa la magnificencia, quien la diseña y quien finalmente pone su cuerpo como herramienta de acción física?

Seguramente aquí en este punto el oro que brilla y las piedras preciosas que adornan cuerpos y objetos comienzan a opacarse por la realidad que las abraza, seguramente aquí también las puertas del desarrollo con sus grandes construcciones se comienzan a hacer tan pequeñas como el ojo de una aguja para muchas manos constructoras. Con la llegada de africanos como mano de obra esclavizada a este valle, se posibilitó generar las bases estructurales del desarrollo urbanístico donde se construyó nuestra señora de la candelaria quien con el tiempo tomaría el nombre de Medellín y quien sería apodada como la ciudad de la eterna primavera. 

 

 

 

Esas manos que construyeron haciendas, trapiches, casas, iglesias y la gran mayoría de edificios, siguen siendo las manos herederas de esas primeras que llegaron a estas tierras; no bastó con la eliminación de la esclavitud, las rebeliones o la compra de la libertad como efectivamente se dio en muchos casos, para que esas manos y esos cuerpos dejaran de estar atados casi exclusivamente a la edificación urbanística de la ciudad. 

Nuestras manos están marcadas de manera invisible en los grandes edificios como las marcas de las manos de los grandes artistas en el paseo de la fama, en los ladrillos del edificio Coltejer están las manos de tantos hombres como las de Emilio Jiménez, un negro espigado de Anorí quien logró vivir hasta los 90 años y que como legado dejó algunas de las primeras casas construidas en el barrio Aranjuez y en el barrio Castilla, o las de tantos afrodescendientes que trabajaron en el Metro de Medellín.

 

*Este artículo es el resultado del taller Tienes la Opinión, apoyado por la Alcaldía de Medellín, en el marco de la campaña Medellín Siente sus Raíces.

 

 

 

  

 *Fotografía: Cortesía.

Lea También

  • La vida de Leonor González Mina, próximamente en Telepacífico

    Como homenaje a la bella Leonor González Mina “La negra grande de Colombia”, Telepacífico producirá y emitirá una serie sobre su vida.  

  • Abierta convocatoria para publicar en la Revista de Estudios del Pacífico Colombiano

    Hasta el 30 de mayo los interesados en escribir artículos en la Revista de Estudios del Pacífico Colombiano de la Editorial Uniclaretiana, pueden enviar sus archivos para ser publicados en la edición número 4.  

  • Asiste al taller de Afrowoman y fortalece los lazos con tu hija o hijo

    Este 7 de abril en Medellín se realizará el taller teórico - práctico para las mamás con sus niños de cabello crespo y afro, una iniciativa que brindará herramientas para el manejo y definición del cabello de los más pequeños.  

  • Asiste a la Jornada Etnoeducativa contra la Discriminación Racial en Educación

    Este 21 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Eliminación del Racismo y la Discriminación Racial, se realizará la Jornada Etnoeducativa contra la Discriminación Racial en Educación en Medellín.