Martes, 13 Noviembre 2018

Grupos étnicos que le aportan a la cultura ciudadana de Medellín

La Unión Master y el Cabildo Indígena Universitario de Medellín, dos organizaciones que a través del arte realizan un aporte significativo a la Cultura Ciudadana.

twitter
facebook

Por: Katerin Panesso

kEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

 

La Unión Master de Colombia – Arrebatandole jóvenes al destino

 

Bailan desde que tienen uso de razón. Esta agrupación, que tiene 7 años radicada en Medellín, es conformada por 6 jóvenes de distintas regiones de Colombia, que se encontraron con un fin común; la música, el baile y el deseo de resistir a la violencia y los combos.

La agrupación la conforman Estailer Osorio, Adrián Dogui, Juan David Murillo – Chonto, David Sánchez, Andrés Sánchez y Sandra Mosquera y a través del baile, en una fusión de sus costumbres ancestrales y el flow actual, decidieron enseñar de su gozadera. 

 

 

El propósito es arrebatarle al destino pelaos que tienen todo el futuro por delante y mostrar a las nuevas generaciones que hay muchas maneras de resistir, por ejemplo, con el baile se olvidan los problemas y se aprende que las situaciones que viven cada día no les define el resto de sus vidas.

 

 

Hoy en día La Unión Master de Colombia tienen un semillero en el Mirador de Calazans – comuna 13 – que impacta y enseña a más de 30 niños a través del baile y la danza y hacen parte de las Escuelas de Convivencia de la Alcaldía de Medellín. 

 

 

“La música es nuestro motor. Nos ayuda a interpretar, a soltar y nos hace felices. Por eso a través de este semillero soñamos con seguir impactando y tocando corazones. El futuro está en tener sueños, en estudiar, en crearse algo bueno para la vida y que nos contribuya a crecer como personas”, dicen sus integrantes.

 

 

 

Cabildo Indígena Universitario de Medellín – La riqueza está en el aporte de todos los pueblos

 

En Medellín habitan tantos indígenas de todas las regiones de Colombia, que unirse y buscar el bien común, por los que estaban y por lo que vendrían, fue un plan excelente que ninguno quiso rebatir. Sobre todo, porque el choque cultural que vivían muchos al llegar a la ciudades, los obligaba a retornar a sus territorios. 

Se creó entonces el Cabildo Indígena Universitario de Medellín (CIUM), una organización que nació hace 8 años y a la que pertenecen 650 estudiantes de distintas comunidades indígenas del País. El propósito es integrar a las comunidades en aras del fortalecimiento de sus tradiciones y costumbres, atender sus problemáticas y necesidades, todo en pro de su permanencia para evitar la deserción. 

 

 

Desde el cabildo se reafirman y se crean espacios de participación para una educación intercultural que fortalezca y fomente la identidad y las prácticas culturales dentro y fuera de las instituciones de educación superior. Además, se ha promovido la Cátedra de Pensamiento Indígena y tienen participación en la construcción de las Políticas Públicas para Indígenas residentes en Medellín.

En la actualidad, Gladis Helena Puerchambud, una joven Inga oriunda del municipio de Santiago (Putumayo), y estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional, es la actual Gobernadora, figura máxima del Cabildo.

 

 

Dice ella que, “así no estemos en el territorio, estamos en la ciudad revitalizando las costumbres para no perder la identidad y no permitir que se nos olviden nuestras costumbres y raíces. Sobre todo porque todavía se tiene mucha discriminación con los indígenas.  Desde el cabildo queremos seguir creando tejido, apropiación y cultura”.

 

 

*Este contenido se realiza gracias al apoyo de la Alcaldía de Medellín, en el marco de la campaña Medellín Siente sus Raíces.

 

 *Fotografías: Katerin Panesso.

Lea También

  • ¿Ya conoces el programa Generación E?

    El programa Generación E es la oportunidad que tienen miles de jóvenes del país, para acceder a la Educación Superior.

  • Medellín reinauguró su primera ludoteka étnica

    Se realizó en Medellín la reinauguración de la primera ludoteka étnica de la ciudad, un espacio para que los visitantes se conecten con sus raíces y su cultura.

  • Quinamayó, el pueblo afro que celebra la navidad en febrero

    Este pueblo habitado en su mayoría por descendientes de personas traídas de África en condición de esclavización, adora al Niño Dios en una fiesta en febrero y no en diciembre.

  • Conexiones de una ciudad artística, estética y cultural

    El pasado 12 de diciembre Vive Afro se hizo presente en la Feria de la Formación Artística y Cultural 2018, conociendo cómo desde las comunas de Medellín se están construyendo conexiones por medio del arte y la cultura.