Lunes, 07 Octubre 2019

¡Venga que no es para eso, me llamo Chocó y pido a gritos que pongan los ojos en mí!

Esta columna de opinión se realizó por la dignidad del pueblo chocoano, como una respuesta no violenta a la ausencia de Estado y porque resistir no es lo mismo que aguantar. 

twitter
facebook

 

Por: Fredinson Salas Restrepo

Estudiante de derecho - Universidad Luis Amigó

 

Es por ello que es pertinente recordarle al Gobierno Nacional y al Estado en general que el departamento del Chocó existe y es Colombia; y que en el mismo se deben cumplir los fines del estado y garantizar condiciones de dignidad para los habitantes del pueblo chocoano.

 

 

 

Cuando realicé la primera columna de opinión, muchas personas me solicitaron que hablara del Bajo Atrato, subregión del Chocó de donde provengo; a lo cual yo respondí, ya hago eso, porque cuando hablo y defiendo al Chocó lo hago en general, porque no puedo repetir el mismo patrón comportamental de algunos de nuestros líderes y dirigentes, que cuando están en el poder toda las inversiones son para su subregión como si solo esa parte fuera todo el departamento. Es hora de que en el chocó dejemos los egoísmos y la búsqueda de protagonismo y empecemos a colectivizar las acciones para así lograr un crecimiento masivo y un desarrollo sostenible

 

 

 

Debemos olvidarnos y dejar de lado la noción equivocada de que yo vengo de una subregión determinada y que solo puedo servir a ella, ¡es falso! porque si seguimos con esta práctica siendo chocoanos, no podremos solucionar todas las dificultades que nos aquejan hoy, el problema de nuestro departamento es estructural y se encuentra expandido en todo el territorio; ahora si, luego de estar conscientes de lo anterior, empezaremos con las solicitudes de condiciones básicas al Gobierno Nacional, así mismo, le recordaremos al gobierno nacional que en algunas zonas del país es ausente, o ni siquiera eso, ¡nunca ha estado presente!

 

 

Gobierno Nacional, ¡venga que no es para eso, me llamo el departamento del Chocó y pido a gritos que pongan los ojos en mí! Porque soy el Baudó, el Bajo Atrato (Urabá chocoano), el Litoral Pacífico, el Medio Atrato, el  Alto Atrato, Alto, Medio y Bajo San Juan; en resumen, soy el departamento del Chocó, territorio ubicado en el norte del Pacífico. En esta ocasión me dirijo a usted solo para pedirle cosas básicas porque siento que usted favorece a muchos menos a los de mi zona, en esa misma medida me siento oprimido porque usted con algunas de sus políticas me ha marginalizado.

 

Soy consciente de mi riqueza pero también sé que existen cosas en las debo mejorar, pero para ello necesito que usted pongo sus ojos en mí y realice inversiones en mis tierras ademas yo no pido cosas imposibles de alcanzar, hoy solo quiero pedirle lo necesario para que mis pobladores puedan tener una vida en condiciones de dignidad, es por ello que a continuación le diré lo que necesito para que mis habitantes tengan una mejor calidad de vida:

 

1. La salud es un derecho indispensable para la subsistencia del ser humano, a su vez, gracias a todas las providencias que ha emitido nuestra honorable Corte Constitucional en ese tema, hoy podemos hablar de la existencia del derecho a la salud, es por ello que te pido por favor en aras de garantizar la supervivencia de mis pobladores, me construyas hospitales de segundo y tercer nivel que puedan cubrir la demanda de todas de mis subregiones, y con ello impedir que mis hijos sigan muriendo camino a recibir atención hospitalaria en otros lugares del país, porque así como pudiste tener ese tipo de instalaciones bien dotadas en lugares como Medellín, Bogotá, Montería, Cartagena y Barranquilla; mi capital Quibdó ubicada en el Medio Atrato y mis otras subregiones  requieren este tipo de construcciones.

 

El nivel de los hospitales públicos corresponderá según la Ley 100 de 1993 al censo poblacional y las necesidades básicas de la población

 

2. La Constitución Política del 1991 en su artículo 11 establece la existencia del derecho a la vida y que este es inviolable, pero durante mucho tiempo mis pobladores día a día se exponen a perder sus vidas, dado el mal estado de las carreteras de mi territorio, esto es debido a que muchas de estas vías son destapadas y no tienen pavimento; mientras que la autopista Cartagena-Barranquilla y la autopista Girardot - Honda - Puerto Salgar están siendo construidos y serán vías 4g; además recuerda que las vías de acceso garantizan una conexión con otras zonas, lo cual puede ser un gran  activador de la economía y el desarrollo de mi departamento y esto puede ser de mucha ayuda para que el territorio empiece a crecer.

 

Es por ello que te pido que así como existió presupuesto para la construcción de vías en otras zonas del país, en mi departamento se construya para que se acabe la muerte de tantas personas y se active una economía que necesita ser movida.

 

 

 

 

3. "La educación es la mejor arma para cambiar el mundo", así lo dijo Nelson Mandela; hoy nos damos cuenta de cuanta razón tenia porque los grandes cambios en el mundo se han dado gracias a la educación, pero en el departamento del Chocó esta realidad es difícil porque la mayoría de colegios públicos se encuentran en condiciones precarias, algunos están a punto hasta de desplomarse; algunas instituciones no cuentan con laboratorios de química y física o salas de informática bien dotadas, en otras ni siquiera existe una biblioteca.

Es por ello que día a día el estudiante chocoano tiene que luchar para poner la balanza a su favor y poder graduarse del bachillerato con todas las competencias necesarias, pero esto se complica más debido a que por mucho esfuerzo que hagan algunos jóvenes, van a sus instituciones y faltan algunos docentes de áreas fundamentales y así es imposible aprender porque los libros son escasos, sumado a ello en los últimos años del Chocó han surgido muchos estudiantes pilos y algunos de estos salen del departamento a falta de instituciones de educación superior acreditadas en alta calidad, o porque son tomados por instituciones de educación superior de otras zonas del país que ven en estos jóvenes un gran potencial y que pueden generan gran producción en su institución.

 

4. Contar con servicios públicos como el acueducto, alcantarillado, energía eléctrica e internet en algunas partes del departamento del Chocó es un sueño o en algunos casos un lujo, es por ello que dentro del territorio las personas deben valerse de diversas estrategias para poder vivir en condiciones de dignidad como lo son la compra de moto bombas para llenar agua desde el río hasta sus casas o recoger agua de la lluvia y luego purificarla o en su efecto comprar agua purificada. En cuanto a la energía eléctrica esta realidad es mucho más difícil, porque existen partes del departamento que no conocen lo que es la energía eléctrica o en otras llega por horas y no es un servicio constante y de calidad.

 

Señorxs del Estado teniendo en cuenta nuestra Constitución Política y su obligación de cumplir sus fines, les solicito que intervengan esta situación y garanticen a mi territorio este derecho; todo esto amparado en el Artículo 365 que establece que que los servicios públicos son inherentes a la finalidad social del Estado. Es deber del Estado asegurar su prestación eficiente a todos los habitantes del territorio nacional.

 

 

Gobierno nacional no dejes que todas las necesidades de mi pueblo se solucionen por medio de paros o vías de hecho, de donde surgen acuerdos ineficaces que no se cumple y envías representantes tuyos a negociar, pero no llegas tú directamente. Recuerda como dijo Dino Manuel para los tiempos de la protesta en el 2016 “el pueblo no se rinde carajo, el choco se respeta carajo.

 

Al final de la columna me di cuenta que no solo es necesario que el Gobierno Nacional ponga sus ojos en el departamento del Chocó y realice inversiones, también necesarios que el Estado en general intervenga por ejemplo la rama judicial dentro de ella los juzgados y la fiscalía investiguen y juzguen a quienes se tomen los recursos públicos como propios y entorpezcan la realización de obras que generen desarrollo de igual manera los organismos autónomos e independientes entre ellos la Contraloría y Procuraduría hagan a cabalidad su trabajo y ejerzan sus controles como lo es el control fiscal y el control disciplinario y con esto se puedan materializar las construcciones de dichas obras que fueron pedidas al Gobierno Nacional, así mismo es necesario que los habitantes realicen veeduría y control ciudadano para cuando lleguen esas obras los recursos no desvíen a las cuentas de algunos dirigentes porque generalmente pareciera que los recursos públicos en el Chocó se desaparecen por obra y gracia del Espíritu Santo. 

  

Para finalizar esta columna un mensaje para mi pueblo inspirado en la canción majestuosa atrato de la cual hice una adaptación en el contexto del departamento: 

“Departamento del Chocó que tus afluentes diste vida y sabiduría a tantos pueblos negros indígenas y mestizos, fuiste alegría, hoy dolor y tristeza, pero este no puede ser tu final nosotros tus hijos somos la esperanza con la ganas de vivir, por el honor, por nuestra raza, por nuestra resistencia pacifica y por nuestra casta nosotros mismo somos la esperanzan chocó querido chocó del alma lo vamos lograr no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista todo lo que te mereces algún día llegara pero mientras llega nosotros tus hijos tenemos que luchar para que esto se haga realidad”.

 

 

Ver más columnas de Fredinson

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

 *Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Llega “Live Session”, el nuevo EP de Cynthia Montaño

    Cynthia Montaño: Fuerza y Voz del Pacífico, Lanza su Nuevo EP, una producción que mezcla sonidos y ritmos urbanos como el Rap, el Dance Hall y el Rock, con sonidos afrocaribeños e instrumentos de la música del Pacífico Colombiano.

  • Belén de Bajirá es Chocó, Belén de Bajirá es Colombia y el insaciable criollismo colombiano

    El fenómeno de los asesinatos contra defensoras de derechos humanos, territoriales, medioambientales, étnicos, civiles, políticos, etc. ha hecho parte de las historias del conflicto colombiano en las que no solo se involucran los actores ilegales, sino también sectores político-militares del Estado. 

  • Suicidio: ¿cuestión de valentía o de cobardía?

    Soy mujer, soy negra y soy fuerte, pero mi fortaleza está dotada de humanidad, sensibilidad y emocionalidad.

  • El apego territorial, una historia más por contar…

    Un gran porcentaje de los chocoanos que reside por fuera del territorio se niega a conocer algo diferente a lo que siempre han conocido, a salir de su zona de confort con la falsa creencia de que ser chocoanos es seguir un estereotipo que hace referencia al consumo excesivo de alcohol y la música ruidosa.