Jueves, 15 Febrero 2018

En Medellín se habla de la discriminación y el racismo

´Valoramos nuestras diferencias porque enriquecen nuestra cultura´, es la frase insignia que cobija la campaña contra el racismo y la discriminación.

twitter
facebook

Por: Redacción Vive Afro 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Con un performance musicalizado por la cantante Tanya Makú, se realizó en Medellín el lanzamiento de la campaña para la prevención del Racismo y la Discriminación Racial. La iniciativa hace parte del Plan de Desarrollo de la ciudad y está liderada por la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos y el equipo de la Dirección de Etnias de la Alcaldía.

  

Jonathan Hernández, Director de Etnias, afirma que en Medellín sí hay racismo y xenofobia, que además son prácticas que llevan siglos y que por esa razón se han naturalizado desde el lenguaje con frase populares como ‘me negriaron’ o ‘negro que no la caga a la entrada la caga a la salida’, las cuales llevan una carga de estigmatización muy  fuerte a través  del color de piel “de allí surge la campaña de cómo empezar a mitigar y eliminar estas formas de pensamiento, porque quedan instaladas en la ciudadanía”, afirma.

Por su parte Daniela Maturana, concejal de Medellín, manifestó que en una ciudad donde el 10% de su población es afro (236.000) y 3.500 personas son indígenas es necesario que se empiece a dar una apropiación de la cultura y generar mayores oportunidades desde la educación. “Nosotros tenemos que entender que la familia antioqueña no solo es la paisa de alpargatas, sino la que vive en Mutatá, en el Urabá, que es indígena, que tenemos una familia antioqueña que es negra, tenemos que comprender las tres raíces que habla Diana Uribe (europea, indígena y afro), se trata entonces de levantar esas capas de nuestra identidad”, concluye.

El Secretario de Inclusión Social Luis Bernardo Vélez manifestó que la campaña es de largo aliento y que involucra a toda la población desde la empresa privada hasta las instituciones educativas “nosotros junto la Secretaría de Educación, la OIM, entre otras entidades vamos a realizar un trabajo muy importante desde la escuela. También rescatando la cultura de las poblaciones desde la Escuela de Oficios, diciéndoles a los empresarios y comerciantes que necesitamos muchas oportunidades donde se evalúe por sus estudios y habilidades y no el color de piel o el origen étnico”, finaliza.

 

               Publicidad

 

 

¿Por qué es necesario hablar del racismo en Medellín?

 

 

 

 

                                                                                                                                                                                 Publicidad
                                             

 

*Fotografías: Vanessa Márquez y equipo de Dirección de Etnias.

Lea También

  • El poder de lo invisible

    “La era de la Apartheid ya finiquitó”.

  • El inquilino incómodo de la lucha contra el racismo

    El colorismo es uno de los tantos demonios del activismo pro-negro, que junto al patriarcado, el elitismo y el intelectualismo, atraviesan de forma visceral la lucha contra el racismo; es el ruido sordo y fastidioso que nadie quisiera escuchar mientras descansa cómodo en su zona de confort, la piedra en el zapato que amenaza la "armonía" y la "unidad" dentro de los ideales utópicos antirracistas de la afrodiáspora. 

  • Una lucha en contra de la discriminación laboral

    Jonh Jak Becerra, afrobogotano de raíces chocoanas, a diario interviene por la reivindicación de sus derechos en un espacio que no era tenido en cuenta como un escenario de discriminación: el entorno laboral. 

  • If beale street could talk

    No tan lejos de la realidad. En esta cinta también se llaman culpables a los inocentes.