Martes, 19 Diciembre 2017

El vagabundo triétnico

Una muestra audiovisual en la voz de Manuel Zapata Olivella, nos acercó a sus ideas, sus concepciones de vida y sus aportes en el ámbito intelectual y político. 

twitter
facebook

Por: Laura Oviedo Castrillón

Antropóloga 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

“Comencé a tener una sensación de ave, de sentirme pato, nadando en la ciénaga… De sentirme garza, blanca garza morena… Garcipolo, Urrao, barraquete, pisingo, porque todos ellos eran parte inseparable de este paisaje húmedo. Esa memoria ligada a los árboles, a los cantos, y a la aves, siempre me dio la impresión de ser, lo que sería: un incansable transhumante detrás de las riquezas de la naturaleza”. 

Manuel Zapata Olivella nació en Lorica (Córdoba- Colombia) el 17 de marzo de 1920, signo Piscis. Esto lo resalta porque según le cuenta su madre lo primero que vio al nacer fue el agua que caía de los techos y no la luz. Aprendió a hablar a los 4 años, pues estaba enmudecido, tal vez cultivando su vasta producción académica.

 

 

Médico, antropólogo, etnógrafo, escritor, actor o vagabundo como él mismo se define, recorrió varios lugares de Estados Unidos, Centroamérica y la Costa Caribe. Aprendió mucho sobre  ritmos musicales viajando junto con su hermana Delia Zapata Olivella desde 1959-1975.

Delia ha sido poco reconocida pero trabajó codo a codo con su hermano grabando sonidos y haciendo los registros. Ambos reconocen su trietnicidad: tienen raíces de África, España y de los indígenas arhuacos, chibchas y del Caribe, según explica él mismo en el cortometraje  “Abridor de caminos” (2007, Colombia), de la directora María Adelaida López, exhibido en el ciclo de cine Racismo, subalternidad y Resistencias.

 

 

Durante el ciclo de cine Racismo, subalternidad y resistencias se presentó también el documental “Manuel Zapata Olivella: Pensamiento” (1995, Colombia), de la directora María Victoria Cortés. Ambos trabajos se destacaron por narrar las experiencias de este pensador.

El ciclo de cine Racismo, subalternidad y resistencias permitió a los asistentes  escuchar la voz de líderes afro, particularmente de Manuel Zapata Olivella, personaje poco reconocido  en el país y entre los movimientos sociales, por eso la importancia de destacar su legado intelectual y ubicarlo en la escena cultural. De igual forma conocer su trabajo con la temática afrocolombiana.

Ambos audiovisuales se encuentran en la Maleta del Patrimonio Audiovisual Afrocolombiano. El ciclo de cine Racismo, subalternidad y resistencias permitió disfrutar de una variada muestra audiovisual de realizadores afrocolombianos. 

 

  

*Fotografía: Radio Nacional de Colombia y Redanza.

Lea También

  • Las prendas africanas: otro lenguaje

    Entre líneas y colores se teje la voz de áfrica.

  • “Todo lo negro es malo”

    Una y otra vez escuchamos expresiones asociando lo negro con lo malo, estigmas y estereotipos, pero lo realmente triste es ver como entre nosotros nos tachamos de resentidos, de víctimas y hasta de escandalosos cuando buscamos alzar la voz.

  • El mestizaje, una forma de liberación

    En épocas de esclavitud, ante la ausencia de algo que pudiera rescatarlos del maltrato y el abuso que traía tener un color de piel diferente; algunos de los esclavizados optaron por buscar estrategias que permitieran a sus familias, o a ellos mismos, librarse de aquellos vejámenes a los que estaban destinados justo antes de nacer.

  • Mujeres afro que han hecho historia

    Hoy 25 de julio conmemoramos el día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, Africana y de la diáspora proclamado por la ONU en el marco del Decenio Internacional Afrodescendiente.