Viernes, 15 Noviembre 2019

El Pensamiento Alternativo, es Humanismo para la Sociedad. Venezuela y Cuba, no se escapan de esta construcción

El objetivo del humanismo es la autodeterminación y autonomía de los pueblos, la vía es ser independiente ante la dependencia que genera el neoliberalismo y el neocolonialismo como fase escalonada o superior del capitalismo.

twitter
facebook

Por: Jhoannes Rivas Mosquera*

 

Después de los últimos años del siglo XX, cuando los países emergentes o no alineados, artesanos e inspiradores en América Latina y el Caribe del diseño socio-político de un Mundo Multipolar, se idearon poner en marcha todos los esfuerzos de concertación, integración, cooperación, solidaridad, alianzas y estrategias de desarrollo, como el ALBA-TCP, UNASUR, la CELAC, PETROAMÉRICA, PETROCARIBE, la CAN, CARICOM, la OPEP, el FORO DE SAO PAULO, entro otros; con cimentación política, cultural, económica, social y comercial, como contrasentido para reducir la barbarie o agresión humana representadas en intervenciones militares, golpes de estados, dictaduras impuestas y bloqueos económicos, las cuales han sido utilizadas por las instituciones y potencias mundiales que representan el régimen hegemonizado por la ultraderecha y, controlado por el gran capital financiero-transnacional como respuesta a la Doctrina Imperial intervencionista y Neocolonialista (Doctrina Moroe), que es el ADN del Mundo Unipolar, ideología que se cree legitimada o con pasaporte para realizar intervención e injerencia, no sólo en América Latina como había sido su intención inicial, sino que también se cree tener facultades expansionistas para traspasar otras fronteras y espacios aéreos del globo terráqueo. Donde generalmente, cuando revisamos la historiografía mundial de sus intervenciones, única y exclusivamente han servido para pauperizar y profundizar los niveles de pobreza, la comercialización de la fuerza de trabajo de los seres humanos, así como la marginalidad histórica y exclusión social de los países mal llamados tercermundistas.

 

 

Ante estos grandes desafíos, fue que se enfrentaron y lucharon los Comandantes Eternos Hugo Rafael Chávez Frías y Fidel Castro Ruz, con el objetivo de hacer sacudir a los movimientos de masa social consciente de estas naciones, para que subvirtieran el orden impuesto e imperante de una sociedad monolítica y uniforme propia de un Mundo Unipolar, al impulsar de forma ascendente su estrategia geopolítica durante todo lo corrido del siglo XX y parte del siglo XXI, a fin de recuperar los diferentes poderes políticos presidenciales en América Latina, que se encontraban atrapados por la política neoliberal del consenso de Washington, implementando como estrategia para concretar tal desafío, la matriz referente y reproductora de poder popular, de los gobiernos que se ejercen en la República Bolivariana de Venezuela y en la República Cubana. Por esta iniciativa de recuperación de la gobernanza de la gobernabilidad de nuestra América, desde aquellos tiempos la izquierda Latinoamericana o el Socialismo del Siglo XXI, ha experimentado los ataques más horrendos, brutales e impensables de todos sus tiempos, por todos y cada uno de los Secretarios Generales que han pasado por la Organización de los Estados Americanos –OEA-, como por los representantes de la Casa Blanca de los Estados Unidos de Norte América –USA-, los cuales parecen destinados por la providencia a plagar a nuestra América de miseria en nombre de la libertad.

 

 

Esta punta de lanza de empoderamiento político, se convirtió en una amenaza para la Casa Blanca desde el primer quinquenio del siglo XXI, cuando además del gobierno que ejercía tanto Hugo Rafael Chávez Frías en Venezuela, como Fidel Castro Ruz en Cuba, se logró que también accediera al poder en Hondura Manuel Zelaya Rosales, quien tras los ataques reiterados de la derecha internacional y su financiación incondicional a protestantes con fines golpista, lograron correrlo de la silla presidencial abruptamente. Pero pese a todos estos tropiezos que tenían como objetivo convertirse en un palo en la rueda o fracturar el proyecto de conquista del poder de la ideología de izquierda, la organización, unidad y solidaridad internacional proletaria siguieron marcando el derrotero por la lucha del poder político. Fue así, como antes de que finalizara el año 2007, esta estrategia política permitió que secuencialmente se accediera a los poderes presidenciales tanto en la República del Ecuador a través del Movimiento Alianza País, el cual era liderado por el presidente Rafael Correa denominándole a esta lucha del pueblo organizado “Revolución Ciudadana”, así como en Argentina con la presidenta Cristina Fernanda de Kirchner.

 

 

Verdaderamente, fueron estos hechos los que se convirtieron en un aliciente de espiral regional, para que la iniciativa por el poder de la izquierda liderada por Hugo Rafael Chávez Frías y Fidel Castro Ruz, se robusteciera posteriormente con la conquista del poder en Uruguay hacia el año 2010 con el controversial José Alberto Mujica Cordano (Pepe Mujica), así como también abonara los caminos en el año 2011 en Brasil con Luiz Inácio Lula Da Silva.

 

Entonces, estos guarismos de poder político de la izquierda que se fueron conquistando y robusteciendo al calor de la combustión y el ascenso del movimiento de masas, se convirtieron en una amenaza y preocupación imperial, porque probablemente su poder de dominación expansionista, injerencista en los asuntos internos de los país, la visión unipolar del mundo y del desarrollo, la instalación de bases militares en los países de la región de América Latina y el Caribe, el bloqueo económico a los país que son autosostenibles, el encarecimiento de la deuda interna de los países como forma de sumisión, podría haber sido un asunto del pasado, si hubiese cuajado de forma consistente este tsunami de la izquierda a escala planetaria, buscando que los países que han servido de peones en las construcciones de las riquezas imperiales, alcanzaran su independencia, libertad, soberanía, igualdad, justicia y dignidad para todos su coasociados.

 

 

Correlación de fuerza de la estructura y la superestructura

Con lo expresado anteriormente, hemos sido muy pedagógicos al señalar que no existirá riqueza constitutiva de imperios, sin que existan los obreros que la construyan con su fuerza de trabajo, donde siempre terminan explotados por unidades productivas o maquilas1. Entonces, la peor maldad efectuada por la República Bolivariana de Venezuela y la República Cubana, es tratar de motivar a los diferentes países para que recobren su autonomía y autodeterminación, a fin de no dejarse esquilmar, ni explotar sus riquezas representadas en los recursos naturales que se encuentran en su biomasa física y natural por los imperios; debido a que, lo único que les queda después de esta explotación visceral, es la miseria y la desesperanza.

 

Humanizar lo humano, es dignidad para los pueblos 

Esta dimensión de construcción social, se inscribe en una visión antropocéntrica donde ante todo lo que existe, debe primar el ser humano, con el goce efectivo de sus derechos fundamentales y humanos, antes que el individualismo característico del sistema capitalista- neoliberal-burgués. Así las cosas, queremos dejar de presente que el objetivo del humanismo, es la autodeterminación y autonomía de los pueblos, la vía es ser independiente ante la dependencia que genera el neoliberalismo y el neocolonialismo como fase escalonada o superior del capitalismo y, su bandera será el goce y disfrute de los derechos de los coasociados de una nación.

 

Por ello, la República Bolivariana de Venezuela y la República Cubana, han sido incomprendidas cuando se niegan a los proyectos de vida individual como el capitalismo y el neoliberalismo y, más bien le abren vía a las iniciativas politológicas, económicas, culturales y sociales, tales como el ALBA-TCP, UNASUR, la CELAC, PETROAMÉRICA, PETROCARIBE, la CAN, CARICOM, la OPEP, el FORO DE SAO PAULO, entro otros; los cuales tienen como función un bienestar colectivo, porque propenden:

 

A) Consolidar plataformas políticas, territoriales, geopolíticas, de poder económico.

B) Eliminar tasas de analfabetismos

C) Combatir la inseguridad alimentaria

D) Buscar asistencia médica y social a más de 1.300.000 personas de los países miembros de las iniciativas antes señaladas.

E) Instalar plantas generadoras de electricidad, que puedan por lo menos garantizar la electrificación aproximada del 60% de la población de Haití. Las cuales contendrían los apagones promovido por las grandes potencias, para propiciar descontentos sociales, a fin de inducir los Golpes de Estados. 

F) Reducir la pobreza extrema de los países, conforme a los estándares consignados tanto en los objetivos del desarrollo del milenio, como en los objetivos de desarrollo sostenible.

  


1Mano de obra barata, para producir en grandes cantidades.  

 

*Abogado Humanista y Cimarrón Epistemológico, Master en Ciencia Política y Liderazgo Democrático, Activista del Movimiento Social Afrocolombiano, Miembro de la Articulación Regional Afrodescendiente de América Latina y del Caribe-ARAAC-, Miembro Activo del Observatorio Latino Americano y Caribeño de Políticas Públicas, Sociales y Ambientales para la Población Afrodescendiente. Miembro del Centro de Estudios e Investigaciones Sociales y Afrocolombianas-CEISAFROCOL- José Martí “sin los gusanos que fabrican la tierra, no podrían hacerse palacios suntuosos”.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación. 

 

 *Fotografía: cortesía.

Lea También

  • ¿Qué entendió la blanquitud por inclusión?

    En un mundo epistemológicamente blanco, cualquier cosa que les beneficie, en transformar por ejemplo, lo que para unos es la vida misma, en bienes de consumo monopolizables. ¡Ohh! Esperen, eso la economía naranja ya lo hace...

  • El país que soñamos

    El país que soñamos es una crítica constructiva con la cual pretendo poner en tela de juicio comportamientos que como sociedad nos desvían del objetivo.  

  • ¡Búscate un amante!

    Solo le aconsejo que haga lo que le apasiona y esto suele tener muchos nombres para llamarlo, le mencionaré algunos, ya cada quien revisará y se dará cuenta que otras cosas lo apasionan.

  • Mujeres: mucho más que un género

    ¡Seamos mujeres que brillan, mujeres que aprenden a prescindir de la valoración externa como alimento para sentirse grandes!