Martes, 07 May 2019

“¿Vos vas a salir así? - ¿Así cómo? - Con ese pelo así”

Quiero expresar en serio mi profunda indignación con una sociedad basada en la hipocresía.

 

Por: María José Lerma

Est.artes plásticas IV

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.  

 

Crecí escuchando esta frase a menudo, de mi círculo familiar, de amigas y amigos que cuando me desbarataba las trenzas y debía salir de urgencia a hacer mandados que decía mi mamá, entonces me miraba al espejo y me sentía fea, y decía aish, porque teníamos que nacer así con este pelo tan malo, ¡Nooooo!.. Mi mamá porque no se casó con un blanco, hasta ese entonces no entendía cuál era mi belleza, mi historia, ya que a diario se fortalecía una identidad falsa que provenía de afuera, de los medios de comunicación, de la escuela, de los libros, de artículos de belleza que solo se vendían para cabellos lisos y de mensajes que  cotidianamente como si fueran nuestro pan de cada día continuaban haciendo fuerte una identidad falsa, no conocía mi historia,  denigraba de ella, pues  películas como RAICES, 12 años de esclavitud, y Novelas donde solo me veía como empleada servil y vulgar, mostrando mis atributos corporales que solo alimentaban  el morbo de otros.

 

 

 

“las diferencias pugnan por salir de un sistema que no las acepta, ni siquiera reconoce su existencia”.

 

Cuando iniciamos a ser visible lo invisible fuimos nosotras mismas, las mujeres negras que nos enfrentamos por no querer ser lo que éramos, el  proceso de aculturización nos empujó a la búsqueda de una identidad falsa, una belleza liderada por el pelo sintético, las extensiones, las cremas blanqueadoras, la negación del dialecto cultural, los chistes, la negación de empleos solo por el color de la piel y el cabello, fueron haciendo que nuestras niñas negras no quisieran ser negras, que nuestras mujeres negras quisieran casarse con hombres blancos que dizque para "mejorar la raza", que renegáramos de nuestra manera de hablar, de comer, de reírnos  etc.

Pues obedecíamos a un reconocimiento de un origen africano que nos fue ocultado sistemáticamente, negando la otra verdadera historia, en este sentido, mi preocupación por resignificarme culturalmente hizo que empezara a reconocerme como “Mujer Negra” en una comunidad y un entorno lleno de historia esclavista; y creando a través del arte Relatos de Mujeres que a pesar del yugo social y cultural decidieron hacerse visibles.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

Fotografía: Cortesía

Lea También

  • GTA San Andreas y la exaltación de la individualidad

    “San Andreas es considerado uno de los mejores juegos de la historia, un nuevo entorno para el video juego, una experiencia que bebía de películas como Boyz in the Hood y Menace II Society, eso en su historia, hay nuevas mecánicas tecnológicas y temas que poco comprendo si soy sincero pero ¿y si hacemos un análisis cultural de GTA San Andreas?”

  • El narcotráfico, consecuencia y no causa en el Pacífico nariñense

    El narcotráfico es consecuencia y no causa, señor Duque y señor Trujillo, señores del gobierno, y sobre ustedes y sobre la indiferencia de muchos colombianos pesa esa carga heredada de sus ancestros que han posibilitado ese abandono y esta guerra.

  • “Desaparilombia”

    Justamente hoy, al igual que ayer, una nueva familia se suma a la cifra de las 80.000 personas que han sido víctimas de desaparición forzada en nuestro país (Colombia) y como siempre el llamado es a repensarnos como sociedad y desde nuestra individualidad solidarizarnos con los otros. No es fácil luchar contra el frio del olvido ni contra la impunidad que genera la indiferencia.

  • ¿Es Colombia dirigida por un gobierno fascista?

    “En estos tiempos de pandemia, donde el miedo, la crisis y la inseguridad han vuelto a ser nuestro diario vivir como lo fueron los años 30 con la gran depresión, son el escenario perfecto para sumir naciones en esta falsa ilusión de prosperidad, esta falsa unión para enfrentar a un enemigo ficticio y esa creencia errada de supremacía a la que se llama fascismo”.

Suscríbete a nuestro boletín