Miércoles, 04 Septiembre 2019

Vida cotidiana en las familias afrocolombiana Guapireñas

Los principios de los saberes culinarios provienen de las mezclas ‘raciales’ o  mestizaje que se dieron en proceso de esclavitud y colonización, el fogón es la unión de las familias Guapireñas y la permanencia de esta tradición.

Por: Yissid Yomali Torres Mina

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Las familias de Guapí, Cauca mantienen la memoria histórica de las prácticas, la vida cotidiana y todo ese proceso cultural heredado de los ancestros; cantos, rituales, alabanzas etc. El centro de estas prácticas ha sido la mujer, siendo ella la encargada del hogar, pero sobre todo de empoderarse de lo que sucede entorno al fogón. Desde pequeñas les enseñan cada paso en la tradición, a preparar estos alimentos (mariscos, crustáceos y moluscos) los cuales son extraídos de manglares y arenales lejos y cerca del río Guapi, transportándose en Canoas o Potrillo acompañado de canalete.

 

 

 

La vida cotidiana de estas familias no solo se une por el fogón sino por sus formas estructurales, que llevan al fortalecimiento de las prácticas y demás tradiciones. Sin embargo, estas enseñanzas van acompañadas del hombre que hace parte de la familia enseñando a sus hijos el valor que tiene la naturaleza para su vida y porvenir, el uso y nombre de las plantas y su tiempo de cultivación al igual que la caza animal.

 

Además, las relaciones que se gestan en torno al fogón por medio de las familias Guapireñas, son esas relaciones las que han generado cada vez más sentido de pertenencia por el territorio, sus orígenes, identidad colectiva y a través de ello estructuran una serie de valores que llevan a identificar a el Guapireño: Solidaridad, tolerancia, amor, respeto, hermandad, fraternidad, familiaridad etc. De esta manera, el fogón es convertido en aquel punto de encuentro diario de saberes, donde se desarrollan las cualidades, habilidades e identidades pero sobre todo de sabores y estilos que le impregnan cada uno de los miembros de esta cultura.

 

Dentro de todas estas tradiciones, “La danza es una de las expresiones más representativas de la cultura afro. A través de ella no solo se celebra la naturaleza y la vida misma, también se recoge la memoria de la comunidad y cuenta historias que reflejan cómo vivían nuestros ancestros”. (“Comunidad educativa de Guapi”, 2017).

 

En la costa Pacífica se tiene como tradición los ritmos instrumentales y corporales de quienes heredan esta tradición ancestral. Los Guapireños suelen tener una variedad de sonidos y movimientos para estos ritmos. Desde muy pequeños les enseñan a tocar instrumentos tales como: la Marimba, Bombo, Cununo y Guasá; y a bailar el currulao, el bambuco viejo, la juga y el bunde. Siendo estos los bailes que representan las fiestas patronales religiosas y las alabanzas a los santos y muertos. También se tienen otros bailes como el Pilón que consiste en una demostración del trabajo en el momento de cultivo de arroz o maíz. Barré Barré, un baile que consiste en la interpretación de la forma como se pesca con Atarraya y por último, el Oriplayando y socavón, los cuales muestran la forma de extracción de Oro con las bateas (“Comunidad Educativa de Guapi”, 2017), como se hacía en tiempos de esclavitud.

 

Por otra parte, estas danzas y ritmos instrumentales son realizados en ocasiones diarias o en fechas específicas y rituales. Es decir, que son constantes sus sonidos en el municipio pero en realidad son más notorias para las fiestas patronales de las instituciones educativas, así como en las jornadas culturales durante el año con el fin de seguir fortaleciendo la tradición Guapireña, en las nuevas generaciones.

 

Estos ritmos son combinados en el momento de preparar las comidas e ir al cultivo; siendo presentados en poesías, versos y coplas. Por tal motivo, Guapi por muchas generaciones ha adoptado todas estas prácticas que en realidad han sido tradiciones que se han mostrado en el territorio colombiano y por fuera de él. De esta manera, los cantos típicos Guapireños son canciones de Cuna, Arrullo, Boga, Bunde, Bambuco viejo, Jugas, Loas, Chigualos y Alabaos.

 

La cultura Guapireña está constituida por múltiples prácticas sociales, políticas y económicas que se convierten en costumbres, hábitos, comportamientos y tradiciones, las cuales son trasmitidas de una generación a otra. Presentando características y significados de acuerdo a la sociedad donde se generan. 

 

Los juegos tradicionales por ejemplo, cuentan de una u otra forma esa vida cotidiana e historia de las familias afroguapireñas, que luchan en un esquema de mantenerse unidas saliendo adelante con el legado y herencia que les trasmitieron y transmiten, una herencia de sabores y conocimientos que los hijos podrán trasmitir a sus nietos. Una generación que por más que intente innovar su cultura, siempre va a quedar algo de lo que en realidad han sido, porque con la cultura se nace, se aprende, se enseña y se trasmite.

 

 

Por otra parte, dentro de la cotidianidad de las familias afroguapireñas las posiciones y asuntos políticos, económicos y sociales, se generan desde la familia, abuelos y padres como autoridades mayores y hermanos como ejemplos a seguir. Por esta razón, a lo largo de la historia la estructura familiar de los Guapireños, por herencia ancestral ha sido en gran medida por papá, mamá e hijos, hermanos y hermanas, abuelos y nietos, tíos y sobrinos. De esta manera, la crianza siendo el resultado de las uniones libres o como lo he llamado: “relaciones compartidas”. La iglesia también hace parte de la construcción política y social de este lugar al igual que las relaciones que se generan entre sus habitantes en su vida diaria.

 

Guapi siendo un municipio Católico y fiel creyente en los Santos, abre a las familias las puertas de un templo para así mantener unidos a sus miembros. Pues, desde pequeños les enseñan a seguir la voluntad de sus padres: ir a misa todos los domingos y estar presente en todas las novenas y el día correspondiente al festejo de un santo: San Antonio, San Francisco, San José, Virgen Inmaculada, Virgen del Carmen, El Señor de las buenas esperanzas entre otros. 

 

De este modo, las familias suelen “casar” a sus hijos con un santo con el cual logran establecer una serie de creencias católicas, siendo devotos o fiesteros de alguna deidad. Es decir, para los nueve días de novena antes de su fecha de celebración debe de estar en plena plegaria a través de las oraciones con el santo haciendo su fe más grande hacía él. Esto también es notorio en las fechas de nacimientos, un ejemplo es que si el 16 de Julio nace algún miembro en la familia es llamado Carmela o Carmelo por ser el día de la Virgen del Carmen

 

Otra tradición con los nombres ha sido observar el almanaque de ese año y según el mes, ver que nombres trae, para así nombrar al nuevo integrante de la familia, pero también repetir sus nombres con los de los abuelos o padres (junior).

 

Por esta razón, la iglesia es un actor central en la construcción histórica del municipio de Guapi y uno de los hechos sociales que más han incidido en la dialéctica de inclusión o/y exclusión de las poblaciones negras, es la educación en el municipio como mecanismo de movilidad social y política. Estos dos factores han intervenido de manera activa y protagonista en las dinámicas ambivalentes de la construcción social y política de este lugar y sus pobladores.

 

Por lo tanto, las fiestas populares han desempeñado un papel fundamental para la conservación de las tradiciones del municipio de Guapi, las cuales han tenido orígenes antiguos en ritos religiosos que han permanecido de cierta manera en estas fiestas como aquel culto religioso. De acuerdo con Meléndez y Cañez de la fuente (2010): “las fiestas son y reflejan el sistema social y cultural de una comunidad tanto de las celebraciones religiosas católicas traídas por los españoles a América Latina, como las de origen en arcaicos ritos pre-cristianos del viejo mundo y con el paso de los tiempos se mezclaron con ceremonias aborígenes prehispánicos y ritos seculares africanos” (p.20).

 

 

 

De esta manera, las fiestas son decisiones exteriores a la iglesia y a la religión, como lo son expresadas en las fiestas patronales de los asentamientos negros del Pacífico donde el nombre “Nuestra Señora” es apenas una disculpa para realizar una fiesta que tiene más rasgos decarnaval pagano que de fiesta cristiana. Esto se refleja en los rasgos generales de las fiestas patronales en el municipio de Guapi, trajes utilizados en las danzas, cantos y ritmos. Siendo las fiestas populares y comidas tradicionales el reflejo cultural que se promueve a través de las fiestas religiosas y herencias ancestrales, que de una u otra forma se han conformado e implementado con herramientas al paso de los años, es decir, son prácticas culturales que buscan la manera de sobrevivir en medio de lo prohibido.

 

Las relaciones que se gestan entre sí entorno al fogón en la vida cotidiana de las familias afrocolombianas Guapireñas, con el tiempo han tenido diversas transformaciones con las prácticas, saberes, forma de cultivar, de producir y de enseñar las tradiciones. Debido, a la llegada del mercado, nuevas técnicas de comunicación, llegada de extranjeros, nuevas formas comerciales; las comidas, la producción y las formas de vida han llevado a cambios drásticos en la cultura de los miembros de esta comunidad.

 

“El cambio que hay ahora es mucho, por eso es que estamos, con tantas dolencias, por estar comiendo tantos químicos porque ya no se come nada tradicional, ahora todo se trae de la ciudad, aquí en este Guapi, nadie compraba huevos de ciudad todos eran huevos de aquí, huevos costeños. Ni las mujeres ya quieren criar gallina. Vea ese huevo costeño servía hasta para hacer caminar a los niños, porque la gente cogía un huevo caliente apenas la gallina lo ponía y se le ponía al niño en la rodilla y al otro día el niño ya estaba era parándose” (Marcelina Playonero, 2018).

 

Las tradiciones Guapireñas desde las familias han conservado la forma de integración entre sí, por medio de las integraciones las cuales son de manera colectiva pero a la vez creativa y didáctica pero sobre todo muy tradicionales. Consiste en lo que por tradición han llamado “Uramba” siendo un término africano que significa unión o trabajo en equipo donde se mezclan los ritmos musicales e instrumentales, poesía, coplas, versos, chistes, adivinanzas, cuentos, leyendas, mitos etc., entre amigos, vecinos y familiares donde cada uno se encarga de llevar un ingrediente para la preparación de una comida y es la relación más perdurable que tiene el municipio de Guapi.

 

Es en la familia donde se observan las relaciones sociales entorno al fogón, las cuales son resistencia y re-existencia de las transformaciones y el sufrimiento de los cambios globales que por años ha generado el país de Colombia acomodándose al clima y a la geografía; siendo la familia el centro de desarrollo de las relaciones sociales entorno al fogón mediante las recetas, poesías, coplas, compadrazgo, bautizos, fiestas, cultivo o producción, la cual genera una diversidad básica que constituían los recursos alimentarios de la población Guapireñas.

 

Bibliografía:

Comunidad Educativa de Guapi-Cauca. (2017).Danzas Guapireñas. Bogotá, Colombia: Leer es mi cuento.

Giménez, G. (2017). Estudios sobre la cultura y las identidades sociales. México: ICOCULT.

Meléndez, J. M. y Cañez De la Fuente, G. M. (2010). “La cocina tradicional regional como un elemento de identidad y desarrollo local. El caso de San Pedro El Saucito”, Sonora, México Estudios Sociales, núm. 1 Esp.182-204, Coordinación de Desarrollo Regional.

 

 

 *Fotografías: Cortesía

Lea También

  • La tradición de los peinados afro en las manos de Shelly

    Ella es Shelly, la mujer que hace arte con sus manos en el cabello de sus clientes en la ciudad de Medellín.

  • Así nos ven y así nos muestran

    En este artículo se analizan las formas de nombrar y la representación de la comunidad afrodescendiente en la serie "Así nos ven" y en el personaje "Soldado Micolta".

  • No nos Representa

    Rara vez se encuentran afrodescendientes representando roles de personajes con “altos recursos económicos, profesionales o protagonistas” en la televisión colombiana, pero, si es cotidiano ver personajes como: "la sirvienta, bruja, amante, mujer cabeza de familia de bajos recursos económicos o el hombre criminal".

  • Lo que hoy nos representa

    ¿Cuáles son las maneras de nombrar y los estereotipos que se evidencian desde los medios de comunicación en Colombia sobre la población afrodescendiente?

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín