Jueves, 30 Agosto 2018

San Basilio de Palenque es la bandera: ejemplo de liberación

"el sentido de la vida es cruzar fronteras". Ryszard Kapuscinsk.

twitter
facebook

Por: Yadil Leudo*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Hola mis queridos lectores en esta ocasión les contaré una experiencia que me marcó mi vida y me dio fuerzas para continuar adelante y trascender más allá de la raza y la condición social. Espero les guste y les pueda ayudar a comprender que el racismo y la exclusión social son condiciones sociales que se han ido combatiendo a través de las luchas de la población afro. Entonces no sigamos quejándonos amigos afros o no afros, ya que depende de nuestra capacidad y determinación superar estas barreras. 

Hace algunos años cuando cursaba mi último año de bachiller en el ya extinto (lastimosamente) colegio Juvenil Antioqueño. En ese entonces era yo una joven llena de aspiraciones y con muchos deseos de ingresar al mundo laboral, ya que en dicho colegio el último año nos llevaban a una famosa y reconocida cadena de almacenes, todo con el propósito de insertarnos en las dinámicas del mundo laboral.  

Y ahí estábamos, con la expectativa de ser seleccionadas. Cabe agregar que todas debíamos llevar ese día una hoja de vida. 

El proceso finalizó, fue simple, solo llegábamos, hacíamos una fila, le entregábamos la hoja de Vida al encargado, lo normal de todo proceso laboral. Solo que en el momento seleccionaban las personas como decimos aquí de forma coloquial “a ojo “ y ya se imaginarán ustedes que pasó, todas mis compañeras obtuvieron el trabajo excepto Yo.   

Este momento determinó el rumbo de mi vida, pues por primera vez supe que era negra. Ver la felicidad de mis compañeras no me desanimó, al contrario, me dio las fuerzas para no rendirme ante la exclusión y el racismo y decidí hacer de ellos mi bandera ¿por qué?  pues me impulsó a buscar las raíces y los porqués de este fenómeno. Me sumergí en la lectura y en la historia para comprenderme y entendí que está mal contada y saberla me liberó de todos los prejuicios y limitaciones que tenía consigo misma. 

 

 

Me fui del país por dieciocho años, viví y conocí muchas culturas, empapándome de todo un poco, allí descubrí a Ryszard Kapuscinski un escritor y periodista polaco nacionalizado inglés quien contaba la historia del colonialismo desde una óptica europea que no desentonaba para nada en veracidad y realismo, él fue quien dejó un gran legado en mí, ahí les dejo la inquietud y a la vez la invitación a descubrirlo y leer sus liberadoras páginas.

Hace un año regresé a Colombia y encontré un panorama totalmente distinto al que dejé, obvio pasaron 18 años y en tanto tiempo las cosas cambian, pero respecto a la exclusión y al racismo fueron demasiados y lo mejor de todo es que los cambios fueron positivos. 

pisé suelo colombiano y de inmediato los comencé a notar. En el avión que iba la azafata era afro, esto era inusual y hasta impensado hace algunos años, la taquillera de la aerolínea era otra hermosa mujer afro, ¡Vaya sorpresa! 

Ya inmersa en la cotidianidad socio cultural colombiana nuevamente, me di cuenta que hemos traspasado todos los límites y la realidad ya es otra, encontré afros en todas las esferas del ámbito laboral: en los bancos, en los grandes supermercados, en algunos deportes estereotipados de ser de solo para los“mestizos”, ministros, alcaldes, políticos, músicos, actores y ya no con papeles secundarios sino protagónicos, periodistas; nuestra gran Mabel Lara, elegida en varias ocasiones como la mejor periodista en Colombia, además de  espacios culturales en las fiestas tradicionales de cada región, El Petronio Álvarez por ejemplo , el festival más emblemático de nuestra cultura .En síntesis el AFRO está presente en todas las esferas de la sociedad y goza de muchos  espacios de participación, algo que antes era inusitado e impensado para nosotros mismos.

Esto me enorgullece y me llena de satisfacción, ya estamos, ya llegamos, y seguiremos avanzando, eso sí, con una actitud y pensamientos cada vez más positivos lograremos vencer nuestros límites, esos que a veces nos arrastran. 

  

*Personal Branding y consultante de imagen.

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Yadil

 *Fotografía: cortesía.

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín