Martes, 03 Septiembre 2019

Relatos erróneos: Representaciones y estereotipos

En este artículo abordo las representaciones sociales que hacen los medios de comunicación tradicionales (radio, televisión y prensa) en Colombia de la población afrodescendiente, enfocándome en los medios privados, que gozan de mayor audiencia y por ende tienen una “mayor posibilidad de permear a la masas”.

Por: Maily Yiseth González*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

 

Considero que existe un esfuerzo de los medios independientes, comunitarios y regionales, por narrar la historia, la cultura y el empoderamiento afro, con un enfoque educativo y positivo, lo que no se percibe en la agenda de los medios de comunicación privados

 

La naturaleza de los medios privados a diferencia de los medios alternativos no está basada en construir tejido social, por el contrario se señala su función “persuasiva en función del control de las masas”. Lo cual, por fortuna, cada vez más pierde relevancia, dada la multiplicidad de medios de información y el nivel educativo en algunos contextos sociales. 

 

 

 

Es un hecho que a los medios privados los mueve el raiting, la inversión publicitaria y su relación con las élites políticas y económicas. No es una tesis propia, así lo afirman reconocidos teóricos de la comunicación y la política, como Horkheimer y Adorno en Dialéctica de la Ilustración, también Chomsky. 

 

Por otra parte, según Moscovici, las representaciones sociales son construcciones simbólicas que se crean y se reproducen en las relaciones con otros; es la manera específica de entender y comunicar la realidad. Es decir, que las representaciones sociales se relacionan con las percepciones, creencias, y pensamientos de los seres humanos y determinan su actuación. Las representaciones se crean a partir de distintas fuentes, una de ellas es la “influencia” que ejercen los medios de comunicación, la cual en algunas personas no es directa o no existe, valga la aclaración. 

 

De otro lado, como mujer negra siento que la presencia de temas relacionados con la población afrocolombiana (personajes, historias, realidad social) en los medios de comunicación es escasa y las narraciones que se hacen carecen de profundidad. Porque siguen ancladas, en los mejores casos, en visibilizar nuestras manifestaciones artísticas, que innegablemente hacen parte de nuestra historia; más, no es el único relato con el que queremos ser relacionados. 

 

Además, dentro de la agenda de los medios privados se muestra con frecuencia la violencia, corrupción, pobreza, bajo nivel de escolaridad y otros problemas sociales que padecen los territorios con mayor presencia de afrodescendientes. Y con esto no estimulo a que no se cuenten las problemáticas; por el contrario, motivo a que sí se haga. Pero, de una forma que transcienda del qué al por qué de esta condición social. 

 

Otro relato sobresaliente es hiperbolizar las características físicas de las personas afro, así como los acentos característicos de las regiones en donde están asentados, lo que contribuye a crear estereotipos negativos que no dicen la verdad de lo que somos y que sí determinan la forma cómo otros nos perciben y se relacionan con nosotros. A propósito de lo anterior, Mabel Lara, una de las pocas presentadoras negras que tiene un alto reconocimiento en Colombia, afirmó en una entrevista a la revista digital Kien&Ke, que cuando ella comenzó como presentadora en Caracol Televisión innegablemente eso representó una novedad para sus colegas, por la casi nula presencia de mujeres negras en este rol. 

 

Lo anterior, hizo que Mabel se convirtiera en un foco de atención para algunos medios de comunicación, que se mostraron interesados en entrevistarla y contar su historia. El relato de estas narraciones que resaltaban su empoderamiento y superación era opacado por el uso de titulares que enfatizaban en estereotipos étnicos como: llegó el color de la noticia o el sabor de la información, una frase que es inofensiva, para algunos; pero, que fortalece sesgos mentales, que han creados prejuicios no favorecedores para los afrocolombianos

 

Yo creo que podría escribir una gran cantidad de párrafos describiendo las representaciones sociales que comúnmente se ven en los medios de comunicación de la comunidad afrocolombiana; sin embargo, también me parece importante reflexionar sobre la co-responsabilidad que nosotros tenemos en que esos relatos sigan perpetuándose. Creo que es responsabilidad de artistas, periodistas, actores, presentadores y otras personas que están bajo el lente de los medios de comunicación transmitir mensajes aterrizados a nuestra realidad

 

Algunas personalidades afrocolombianas visibles en los medios optan por asumir como ciertos los estereotipos que se comunican de ellos, otros los ignoran, quizás porque sienten que ese es el camino más fácil; sin embargo, ¿dónde está la responsabilidad social y moral de estas personalidades? En colectivo se construyen los grandes cambios

 

Por último, aplaudo las iniciativas de profesionales en comunicación que se desempeñan en distintos campos (audiovisual, periodístico, organizacional, social, lingüistas) por visibilizar la riqueza cultural y social, capacidades y talentos, también la biodiversidad que existe en los territorios con mayor población afro en Colombia, solo por mencionar algunos. 

 

*Maily Yiseth González: comunicadora de la Universidad de Antioquia, emprendedora y estudiante de la maestría en Gerencia de Mercadeo de la Universidad EAFIT. Es apasionada por el mercadeo de la moda, el marketing de contenidos y la organización de eventos. Actualmente, trabaja como consultora en investigación de mercados en Inmark. 

  

Ver otras columnas de Maily

 

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

 *Fotografía: Cortesía. 

Lea También

  • ¡Negra, pero bonita!

    "Durante mucho tiempo me he preguntado qué tipo de belleza es la que busca una sociedad que me invisibiliza por ser negra, además porque han creado patrones de belleza que nada tienen que ver con mi realidad".

  • La figura de la mujer afro (nuestra historia)

    Nuestra figura: la marca nuestra historia. 

  • Amor propio, no egoísmo

    "Quererse a uno mismo es considerarse digno de lo mejor, fortalecer el autorrespeto y darse la oportunidad de ser feliz por el solo hecho y sin más razón que la de estar vivo".

  • Todos comen negro y sí, también negro come negro

    Nadie va a hablar por nosotros, sintámonos orgullosos de lo que somos y de donde provenimos; no puedo pedir que nos comportemos como un país porque son más los aspectos que nos separan que los que nos unen, pero si puedo pedir que seamos conscientes de nuestros actos y sus consecuencias.

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín