Miércoles, 03 May 2017

Las trenzas, un estilo que está de moda

 

twitter
facebook

 Acompañamos a Leida Palacio una chocoana radicada en Medellín a cambiar su look, este fue el resultado.

Leida Palacios es de Tadó, Chocó  tiene 24 años y los últimos cuatro ha vivido en Medellín. Su cabello como buena chocoana es un afro corto, pero ella para variar sus peinados decide utilizar las trenzas, un look que hace parte de su cultura.

A la hora de que peinen su cabello le preocupa no quedar a gusto con sus trenzas ya que afirma ser muy exigente, porque le gusta verse bien. Es importante tener el cabello bien limpio y seco.

El peinado que más prefiere es el de la perris, cebolla o el apartheid como también le llaman. Lo primero que la peinadora  hace es dividir el cabello en cuatro secciones, desenredarlo para dar paso a tejer las trenzas.

Se empieza a tejer la parte de adelante con una lana color rojiza, “así quedan más pulidas y duran más tiempo” cuenta Leida.

Este peinado también duele, se debe tener resistencia para aguantar las dos horas y media que se toma hacer este tipo de trenzas. Para Leida este es “un dolor de vanidad”.

El precio de las trenzas varias según el largo y el diseño, las de leida por ejemplo  costaron $45.000 pesos y le durarán aproximadamente tres meses.

Leida mezcla algunas trenzas de color amarillo con las rojizas, al mejor estilo de Goyo la vocalista de Choquitown quien también las utiliza de esta forma, “la mezcla de colores en la trenzas se lo vi a Goyo y me gustó, por eso las quiero así”.

En este punto Leida se siente ansiosa por ver el resultado, aunque no es la primera vez que se hace este peinado, la idea de cambiar de peinadora es una de las razones que aumentan sus nervios.

“Me gustan mucho las trenzas, en un tiempo me alicé el cabello pero tenía una compañera de estudio que llegaba con unas trenzas hermosas, y desde ahí me ha gustado peinarme así” cuenta Leida, mientras terminan de tejer la lana roja y amarilla.

Para conservar en perfecto estado las trenzas Leida utiliza un turbante o media velada a la hora de dormir.

El resultado final por fin está, para Leida ha valido la pena el tiempo y el dolor. 

 

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín