Lunes, 12 Junio 2017

Enseñanza del pensamiento raizal, afrodiaspórico e indígena

 

twitter
facebook

 

El pasado 22 de febrero, en el Edificio de Extensión de la Universidad de Antioquia, se llevó a cabo la cátedra abierta “La importancia de la enseñanza del pensamiento raizal, afrodiaspórico e indígena en la universidad”. Esta charla contó con la participación de cinco ponentes que se dieron a la tarea de dar a entender la importancia de conocer nuestras raíces ancestrales, pensamientos, ideologías, concepciones sociales y valoración a la diversidad y el respeto humano.

 

 

Por Diego Alejandro Ruíz Álvarez

Estudiante de Artes Plásticas, UdeA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Bajo la aprobación y el canto ofrecido a Yemayá se dio inicio a la mañana en que negros e indígenas daban a conocer sus razones por las cuales es necesario e importante reconocer nuestros orígenes culturales y sociales. 

 

 

Aún nos encontramos encerrados en lo que la contemporaneidad educativa ha dedicado tanto tiempo para confundirnos y hacernos creer: somos hijos de Europa. Desde nuestros primeros años, en la educación escolar, hemos estado expuestos a la incorporación de pensamientos y sociedades que difícilmente hemos tenido en contacto directo. Abunda la enseñanza de las filosofías griegas, francesas y alemanas; la postulación de lenguas extranjeras como el inglés, son casi una “ley” de aprendizaje para que nuestro crecimiento como humanos sea más reconocido; la mitología griega y romana, que ha sido tan publicada en las artes y la literatura, se convirtió en la raíz de la religión que a finales del siglo XV invadió a América. Así ha sido durante mucho tiempo y realmente no deja de ser importante aprender de ello porque nos invita a pensar, indagar y manifestar de alguna manera, que nuestro origen es una mezcla de variedad social que nos ha trasformado; pero ¿y dónde queda el pensamiento, la ideología y la historia de nuestras tierras ancestrales?, ¿Acaso no nos hace falta reconocer nuestra independencia cultural?

“Hemos sido maleducados desde nuestro círculo escolar”, afirmó Edith Yamile González Patiño, una de las mujeres invitadas a dictar la Cátedra Abierta. Somos africanos e indígenas, hay que sentirlo y reconocerlo, aunque nos sigan negando esa posibilidad. Actualmente se hacen grandes  esfuerzos para establecer la enseñanza y el aprendizaje de las lenguas autóctonas de nuestra Colombia, que por tanto tiempo hemos desconocido; la elaboración de programas educativos, que contribuyen a dicho beneficio, es la propuesta que hoy en día desarrolla la Universidad de Antioquia.

 

http://www.elcolombiano.com/colombia/educacion/estudiar-lenguas-ancestrales-en-u-de-a-AE5600031 

 

Es realmente importante darnos a la tarea de exigir y declarar, como derecho de nuestro territorio, el conocimiento real de lo que cultural y humanamente nos originó. Hay que tratar de eliminar esa manera despectiva en que unos y otros nos relacionamos, como lo dijo Edith Yamile: “Valorémonos, respetémonos y reconozcámonos en nuestras diferencias”. La diversidad étnica, religiosa, cultural, comunicativa, sexual, social y política, no debe ser una barrera que oprima nuestro valor como persona, nuestro derecho a ser respetados y reconocidos como habitantes de un planeta del que dependemos.

El real aprendizaje no se adquiere dentro de aulas de clase; eso lo deja claro Nusman Caisama, (Emberá Dóbida) al decir que “la sabiduría ancestral se aprende desde la vivencia”; es vinculándose a los lugares y a su gente lo que hace que las personas adquiramos la adaptación a las culturas, al conocimiento del pensamiento y el actuar. Sin embargo, hay que dar un gran mérito a las personas vinculadas a la enseñanza de dichos conocimientos dentro de las instituciones de educación superior; ésta es la apertura a un compromiso social que da la oportunidad de retornar a ese conocimiento que desde tiempo atrás hemos ido perdiendo.

 

 

Al final del conversatorio se dio campo abierto para que los asistentes realizaran preguntas y comentarios acerca de lo comentado. Se ha dicho, que sería muy importante y valioso que las universidades replantearan y dieran real prioridad al conocimiento del pensamiento americano; además, se agradece y se invita al buen provecho de la enseñanza de las lenguas nativas, que la Universidad de Antioquia ofrece. Por otra parte, no ajeno a nuestro interés, se tiene en cuenta que hay que crear alternativas que ayuden a la concienciación  por el respeto y el cuidado de nuestra madre tierra.

 

“La integración, para nuestras culturas ancestrales,
es un concepto filosófico que no existe
porque vemos las cosas en un todo,
es decir, una integración:
la complementariedad”.

 

-Rigoberta Menchú (Agosto de 2012)

 

 

 

*Fotografías: Xiomara Tejada Tejada

 

 

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín