Martes, 20 Junio 2017

El movimiento que provoca

El boom del Twerking en Medellín, donde la protagonista es la cadera.

twitter
facebook

Por: Yuliana Mina Carmona

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Los bailes africanos que llegaron hasta América por la época de la esclavitud están cargados de rabia, cortejo, burla, exageración, ritmo, pero sin lugar a dudas de sensualidad. Las caderas son las más utilizadas en los bailes, con su vaivén, pareciera que no existiera el resto del cuerpo, pareciera que las caderas tuvieran un único fin; provocar.
Las danzas afro como el Mapouka y otras que con el paso de los años se fueron modificando y adaptando, llegan hoy a ser reconocidas y una de ellas es el Hip Hop, propio de los Estados Unidos y de la cultura Afroamericana. Otra de ellas es el twerk, que hasta 1900 empieza a ser reconocida; un baile que explora los movimientos de las caderas y además rescata esas danzas Afro, con los ritmos contemporáneos. Pero se empieza a popularizar a nivel mundial en el siglo 21 con grandes artistas estadounidenses y símbolos sexuales como: Beyonce, Nicki Minaj y Rihanna.
El diccionario inglés de Oxford describe el «twerk» como un baile de música popular realizado de «una forma sexualmente provocativa, que utiliza movimientos de empuje de caderas y de la parte inferior, en una posición en cuclillas baja».


Baile africano.

Beyonce y Nicki Minaj



Laura Cristina Mosquera, mejor conocida en el medio artístico como Lauryn Queens, baila Twerking para mantener un cuerpo torneado y además porque envuelve sensualidad “Cuando bailo, me siento en el cielo, bailando con los ángeles, me siento feliz. Y las caderas son la parte más sensual de mi cuerpo”.
El Parque Bicentenario entre graffiti e historia, fue el escenario perfecto para mostrar el baile en el que las mujeres quieren seguir explorando su cuerpo y que sin duda llama la atención. Laura Cristina hoy tiene el Twerking como un método de entrenamiento, seducción y cadencia.

La Lambada, la Champeta, el Reggaeton, el Hip Hop, el Reggae y el Dancehall, han sido los que más se han popularizado y los que más se han señalado como bailes provocadores y vulgares, en el que la sensualidad y sexualidad son explorados de principio a fin.
Todos tienen una característica especial y es la provocación que se da a través de los tambores, la flauta, la marimba, la clave, el Bongó y otros instrumentos Afro, que despiertan de forma instintiva a su descendencia el movimiento y que llega a generar tanta atracción, que hoy en día es practicado por mujeres ávidas de reencontrar o encontrar su sensualidad sin importar su raza.

Twerking hecho por mujeres blancas.
{youtube}Rba9Z0CcWwQ{7youtube}

{youtube}UtlDdZLPkJo{/youtube}

banner vertical derecha
Suscríbete a nuestro boletín